icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

"Era morir o escapar", dijo el empresario que huyó de Japón y apareció en El Líbano

Carlos Ghosn, el empresario que protagonizó la comentada fuga.

Después de varios días en silencio, desde que se fugó del Japón a fines del año pasado, el empresario Carlos Ghosn dio hoy una conferencia de prensa en su nuevo "hogar": Beirut, la capital de El Líbano. Y desde allí fue terminante al explicar los motivos de su decisión: "Era morir o escapar".

Ghosn contó cómo dejó Japón, en donde cumplía con un arresto domiciliario en Tokio. Estaba a la espera de un juicio por el presunto manejo irregular de fondos cuando era presidente de Nissan. El juicio tenía fecha de inicio fijada para el próximo mes de abril.

"Los cargos contra mí no tienen ninguna base", aseguró ante los periodistas en Beirut. Allí relató que en Japón se "había invertido la carga de la prueba". Gohsn relató que de base "era culpable, me decían que no jugara con los oficiales y que confesara".

Luego dio una serie de precisiones sobre las condiciones de su detención en la cárcel antes de ser pasado al régimen de arresto domiciliario. Para el empresario prófugo, esas condiciones era violatorias de los derechos humanos. Así, por ejemplo, Ghosn dijo que estuvo períodos de 6 días sin ver a ninguna persona, ni siquiera guardias, ya que le daban la comida por una rendija.

"Las duchas eran dos veces por semana", explicó, "y cuando pedí una mayor frecuencia, me lo negaron".

Además, reveló que debía soportar interrogatorios aleatorios, de día o de noche y casi siempre sin traductor. Partiendo de la base de su culpabilidad por la defraudación a la empresa automotriz japonesa.

Durante nueve meses, no le permitieron ver a su mujer. A propósito de Carole, aclaró: "Mi mujer no tuvo nada que ver con la fuga".

Así, el empresario brasileño que llegó a la cima de la empresa Nissan desligó a su esposa de las versiones que la dan como la "inspiradora" del plan de fuga de Tokio.

Sobre ese momento, en la conferencia de prensa, Ghosn contó que se fue con un vuelo privado desde una ciudad menor cercana a Tokio.

En varios momentos de su alocución vinculó la acción de la fiscalía como coordinada con los intereses de la empresa automotriz. Ahora en Beirut, espera una oportunidad para probar "su inocencia".

"En Japón me advirtieron que podría pasar 5 años detenido sin tener sentencia", explicó Ghosn. "Por eso, sólo tenía la alternativa de escaparme o morir", concluyó.

SUBIR

Poder

Ovación

Show