Alemania recibió a 325.370 refugiados durante 2017, un 60% de los 538 mil que llegaron a la Unión Europea (UE), según informó EuroStat, la agencia de estadística de esa comunidad. Los otros países europeos que más asilos brindaron fueron Francia (40.600), Italia (35.100), Austria (34.000) y Austria (31.200).

Los refugiados, según acuerdos internacionales, son aquellas personas que escapan de su país por miedo a una persecución de causas raciales, políticas, religiosas o nacionales.

Los que llegaron a Europa, salieron en su mayoría de Siria: 175.800 personas, un 33% del total. Los otros países con mayor cantidad de emigrantes en calidad de refugiados fueron Afganistán (100.700 personas) e Iraq (64.300).