icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

Retraso en el crecimiento y sobrepeso infantil: un informe revela el "mapa" de la malnutrición en América Latina

Retraso en el crecimiento y sobrepeso infantil: un informe revela el
La FAO recomienda estimular en los niños la buena alimentación para prevenir el sobrepeso y la obesidad (Foto: Fernando Reyes/FAO para IPS).

La malnutrición que afecta a casi la mitad de la población de América Latina y el Caribe, marcada por el retraso en el crecimiento y el sobrepeso infantil, se distribuye de manera desigual en el interior de cada país, indicó un estudio de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Julio Berdegué, representante regional de la FAO, expuso que “los promedios nacionales esconden las desigualdades territoriales. En cada país tenemos lugares que han alcanzado muy buenos estándares, y otros donde las condiciones son muy graves”, por sus rezagos en crecimiento o sobrepeso.

En 2019, según la FAO, de los 645 millones de habitantes de América Latina, 7,4 por ciento, 47,7 millones de personas, vivía con hambre, un aumento de más de 13 millones en los últimos cinco años.

Más de 190 millones de personas vivían en inseguridad alimentaria moderada o grave, lo que implica que uno de cada tres habitantes de América Latina no tuvo acceso a alimentos nutritivos y suficientes en 2019.

La subalimentación es marcada en Haití (48 por ciento de la población), Venezuela (31), Nicaragua (17), Guatemala (16), Bolivia (15) y Honduras (14 por ciento).

Y ya en 2016, casi la mitad de la población, 315 millones de personas, sufría sobrepeso y obesidad, en comparación con 239 millones en 2006, lo que se considera grave con el arribo de la pandemia Covid-19, pues el peso excesivo está asociado a mayores riesgos en caso de infección por el nuevo coronavirus.

El estudio mostró que en 23 países existen 142 territorios (regiones, provincias) en los cuales el retraso en el crecimiento infantil es significativamente mayor que el promedio nacional, afectando sobre todo a zonas rurales, con altos niveles de pobreza, escasez de servicios y bajos niveles de escolaridad.

La diferencia entre los territorios altamente rezagados y no rezagados en cuanto a crecimiento alcanza 48 puntos porcentuales en Panamá, donde se afectan las zonas de Chiriquí y Sierra de San Blas, y 34 en Guatemala, con sus provincias de Quiché, Totonicapán y Huehuetenango muy rezagadas.

También hay fuertes rezagos en el sur de México y de Belice; en los departamentos colombianos de Guainía, Vaupés, Amazonas y Guajira; en las provincias hondureñas de Lempira, Intibucá y La Paz; y en el territorio Esequibo, occidente de Guyana reclamado por Venezuela.

Igualmente hay marcadas diferencias entre regiones del norte y del sur de Argentina, de Brasil y de Chile, y el rezago afecta zonas de la cordillera andina peruana, el oriente de Ecuador y las provincias de Potosí y Chuquisaca en Bolivia. No se colectaron datos sobre Cuba y Venezuela.

Al mismo tiempo, el sobrepeso en menores de cinco años afectó en 2019 a 7,5 por ciento de la población infantil de la región, por encima del promedio mundial, que es de 5,6 por ciento.

El panorama de la FAO identificó 141 territorios rezagados respecto al sobrepeso infantil en 22 países de la región, y destacó que ese fenómeno afecta más a las grandes ciudades y las capitales de cada país, a diferencia de lo que sucede con el retraso en el crecimiento, que ocurre en mayor medida en las zonas rurales.

Los países con las mayores diferencias promedio entre sus territorios con alto rezago y sin rezago en sobrepeso infantil son Jamaica (17,5 puntos porcentuales), Guyana (14,7), Panamá (14), Bolivia (12,7) y Perú (10 puntos porcentuales).

En Jamaica ese sobrepeso afecta a Kingston, su capital; en Guyana, el área del río Mazaruni (oeste); en Panamá, la provincia de Ngabe-Buglé; Tarija (sur) en Bolivia; y Lima, Ica, Tacna y Moquegua en Perú.

En los países más grandes y poblados, el sobrepeso infantil es marcado en el sur de Brasil, la Patagonia argentina y el norte y oriente de México.

Se prevé que el Covid-19 aumente todas las formas de malnutrición infantil, incluidos el retraso del crecimiento, las deficiencias de micronutrientes y el sobrepeso y la obesidad”, afirmó Anselm Hennis, responsable de Enfermedades no Transmisibles y Salud Mental de la Organización Panamericana de la Salud.

Sostuvo que “es necesario reformar los sistemas alimentarios y de nutrición, y proporcionar a las poblaciones una nutrición óptima”, pues “la distribución desigual de recursos y oportunidades está dejando atrás a muchas personas”.

Esta publicación se reproduce con autorización de IPS Noticias. Para ver la versión original hacé click aquí.

por Corresponsal IPS
SUBIR

Poder

Ovación

Show