Preocupación

El CONICET sufrió un ciberataque de un programa que encripta información a cambio de dinero

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas denunció que se trató de ransomware, un programa malicioso que encripta información y pide dinero a cambio de devolverla.
El CONICET advirtió que sufrió un ciberataque (Foto: archivo).

El CONICET advirtió que sufrió un ciberataque (Foto: archivo).

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) difundió un comunicado interno en el que informó un haber sido víctima de un ciberataque. Según indicaron, se trata de ransomware, un programa malicioso que encripta información y pide dinero a cambio de devolverla.

“Resulta importante aclarar que el sistema no ha afectado los servicios críticos. Las distintas plataformas de uso diario, así como los sistemas que utiliza nuestra comunidad científica, continúan activas y en funcionamiento”, aclararon desde el organismo, que depende del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, en las notificaciones a becarios, docentes y el resto del personal.

conicet-ciberataque.png

Estamos trabajando en la contención y mitigación del ataque, ya se lograron contener los nuevos intentos de ataques asociados a este primero, restablecer parte de la información, aislar el equipamiento sensible y seguimos trabajando para lo antes posible para recuperar el normal funcionamiento de toda la Sede Central del Consejo”, concluyó el comunicado en el que se admitieron “demoras” en procedimientos habituales de la intranet.

Ransomware: qué es y cómo funciona el programa que atacó al CONICET

commvault-ransomware.jpg

Ransomware es un tipo de programa que encripta información de terceros. Su nombre es un acrónimo de “programa de rescate de datos”: ransom en inglés significa rescate, y ware es un acortamiento de la conocida palabra software (programa).

Los hackers se valen del ransomware para aplicar la técnica “criptoviral”, en la que se encriptan los archivos de la víctima logrando que se vuelvan completamente inaccesibles. Luego, se pide dinero a cambio de la devolución de la información.

No es la primera vez que se ataca a una dependencia estatal con este programa. El año pasado, un acceso no autorizado logró extraer datos del Renaper (Registro Nacional de las Personas) y los vendió en un foro de compra y venta de datos personales. En 2020, la Dirección Nacional de Migraciones también sufrió un ciberataque que publicó miles de datos personales de ciudadanos argentinos.

Se habló de
s