Entrevista

La mamá de Chano Moreno Charpentier: "Hay que cambiar la ley, un adicto tiene tomada su voluntad, no puede decidir"

El 26 de julio de 2021 Chano terminó con un disparo de un policía en el abdomen luego de un brote por consumo. Desde entonces, Marina Charpentier lucha por cambiar parte de la Ley de Salud Mental para poder ayudar a su hijo. ¿Cómo está Chano hoy?
Luciana Arias
por Luciana Arias |
Se cumplió un año desde aquel 26 de julio de 2021 cuando

Se cumplió un año desde aquel 26 de julio de 2021 cuando, en medio de un brote psicótico, el músico Chano Charpentier recibió un disparo en el abdomen por parte de un policía bonaerense.

Desde el instante en que supe que mi hijo se fumó el primer cigarrillo de marihuana al día siguiente pedí ayuda

"Desde el instante en que supe que mi hijo se fumó el primer cigarrillo de marihuana al día siguiente pedí ayuda, hicimos tratamiento estos 20 años en forma individual y familiar", cuenta Marina, la madre de Chano Charpentier (Foto: Gentileza U.B.)

La mamá de Chano Moreno Charpentier: Hay que cambiar la ley, un adicto tiene tomada su voluntad, no puede decidir

Como ella esas mujeres acompañaban a sus hijos. Quienes contaban con recursos habían pasado por tratamientos, internaciones, terapeutas. Muchos de ellos habían tenido problemas con la ley. Casi un año después, a fines de junio de 2022, decenas de familiares se reunieron en la Plaza de los Dos Congresos. Marina había armado la convocatoria. Le escribieron familias de todo el país. Buscaba que, entre todos, pudieran acompañarse en el dolor.

"La ley actual es idílica y de imposible aplicación", dispara la mujer sentada en las butacas dispuestas en un hall del edificio de la Universidad de Belgrano, donde minutos más tarde la oirán los estudiantes y autoridades para quienes dará una charla. En esa misma facultad su primer marido y padre de Chano y Bambi, el segundo hijo de la pareja, se recibió de abogado.

Marina llegó temprano. Una cruz dorada comparte el espacio sobre su pecho con otros colgantes que contrastan una polera negra. Se deja puesto el sobretodo color tostado. "Las Madres del Paco y otras agrupaciones piden una ley específica de adicciones, pero yo no creo que se pueda lograr. Lo siento muy ambicioso. Creo que se puede modificar la ley actual", dice a A24.com. Y pide que se empiece a hablar de las adicciones, algo que, considera, está estigmatizado.

Chano Marina Charpentier mamá retrato.png

"Desde el instante en que supe que mi hijo se fumó el primer cigarrillo de marihuana al día siguiente pedí ayuda, hicimos tratamiento estos 20 años en forma individual y familiar", cuenta Marina, la madre de Chano Charpentier (Foto: Gentileza U.B.)

Chano Moreno Charpentier: ¿Qué pide su mamá Marina?

El 30 de mayo la mujer expuso una jornada de reflexión y debate en el Senado Nacional, cuando se cumplían 11 años de que se sancionó la Ley de Salud Mental y Adicciones. Aquella vez la polera negra destacaba el crucifijo dorado. Mientras contaba parte de su historia y la de su hijo, Marina, la madre del cantante Chano Charpentier, pasaba de un tono pausado a la vehemencia.

"No quiero estar en el velorio de mi hijo”, sentenció Charpentier ante los legisladores, especialistas y familiares de personas con adicción. Y siguió: "Hace 20 años que sabemos que es adicto y hace 20 años no tengo un sábado a la noche de paz porque no sé qué va a pasar con mi hijo al día siguiente. Porque no sé si cuando amanece va a estar vivo". Minutos después interpeló al grupo de senadores: "Yo vengo acá a preguntarles cómo nos van a ayudar porque la ley que tenemos hoy no nos ayuda".

Desde hace 14 años Marina forma parte de la comunidad Nar Anon, que incluye a las organizaciones Narcóticos Anónimos, Familiares de Narcóticos y Alcohólicos Anónimos (AA) y Al Anon, para familias de personas con adicción al alcohol. "Socialmente genera vergüenza. Parece que fuera un pecado, algo inmoral el ser adicto. Y es una enfermedad que le puede pasar a cualquiera", señala.

A cualquiera incluye a los profesionales de las adicciones, como es ella. Charpentier conoció el Programa Andrés, uno de los primeros centros de adicciones del país, cuando Chano tenía unos 4 o 5 años. Por ese entonces su familia tenía una casa quinta muy cerca de esa comunidad. Marina se interesó en lo que hacían, empezó a colaborar y se recibió de trabajadora social. Su tesis fue sobre alcoholismo adolescente.

Cómo fue la infancia de Chano

"Mi hijo era diferente desde que nació. Él quería tener otras normas, sus horarios, sus formas. Tuvo novia desde los 9 años. Después, con las matinées de los boliches él quería ir a bailar". Y recuerda que Chano le hacía comprar ropa en tiendas de chicas porque buscaba usar prendas de colores. "Pantalones rojos, buzos fucsias. En esa época no había para varones. También cortaba su ropa, le hacía agujeros".

chano 3.jpg

Según Marina, Chano instrumentaba sus propias reglas. Y ella se debatía entre dejarlo y no hacerlo. Recuerda que, muchas veces, no llevaba útiles al colegio. "Cuando le preguntaba dónde iba a escribir él me respondía: 'en el boleto del colectivo'. Las maestras me decían que no se quedaba quieto. Pero siempre le iba bien, aprobaba porque era muy inteligente. Lo llevaba a médicos, al neurólogo pero no tenía nada".

Cuando pasó los 30 se separó del hombre con quien se había casado, según cuenta, muy enamorada a los 21 años. "Desde entonces el papá de mis hijos fue un padre no presente y costó mucho que ejerciera su rol, su responsabilidad, el poner los límites. Yo ocupé los dos roles mucho tiempo", cuenta.

Al tiempo se volvió a casar con quien sigue siendo su pareja. En su casa vivían seis chicos. A sus dos primeros hijos se sumó una tercera con su segundo marido y tres que ya tenía el hombre. Pero la falta dejó sus marcas. "Es una característica que la adicción aparezca en familias donde hay padre ausente. Es una enfermedad de límites. El límite es la ley, y la ley es el padre", explica.

Chano y su adicción: cómo lo acompaña su madre

"Desde el instante en que supe que mi hijo se fumó el primer cigarrillo de marihuana al día siguiente pedí ayuda, fuimos a una institución e hicimos tratamiento estos 20 años ininterrumpidos en forma individual y familiar", cuenta Charpentier. "Se me vino el mundo abajo, fue tremendo. Lloré y lloré. Me pregunté '¿por qué a mí, que trabajo con eso y sé lo que es?'. Pero, '¿por qué no a mí?"

Ahí empezó a ver "el otro lado del mostrador" en simultáneo con su propio trabajo profesional. "Fue saber cómo es la familia que transita esa vivencia, qué siente quien padece el consumo. Con un hijo adicto vos sos co-dependiente, yo dependo de eso, siempre fui muy sensible", explica.

marina charpentier.jpg

Muchas veces se señala a las familias como a las responsables ¿Qué pensás de eso?

Las adicciones tienen que ver con muchas causas, el barrio en que te criaste, los amigos, cómo transitás la adolescencia. También con la familia, por supuesto. De la parte que pueda haberme cabido como responsabilidad me ocupé y me ocupo. Pero esto es un tema social, de educación, de salud y de Justicia. Hay que ver qué hacemos todos con esto.

Me sentiría mal si hubiera negado, una de las mayores características de la enfermedad a la adicción. Tanto para los pacientes como para la familia. Pero no fue mi caso.

Qué dice la Ley de Salud Mental

Uno de los puntos centrales del debate es el tema de la internación involuntaria, al que refiere el artículo 20 de la norma actual. Y es uno de los que cuestiona Charpentier. El artículo establece que debe considerarse como un "recurso terapéutico excepcional en caso de que no sean posibles los abordajes ambulatorios". Y que debe limitarse a las situaciones en que, a criterio del equipo de salud, haya "alguna situación de riesgo cierto e inminente para sí o para terceros".

“No sé qué van a hacer con esta ley, pero el artículo 20 hay que cambiarlo. Una persona adicta tiene su voluntad tomada por la sustancia y no puede decidir qué es lo bueno y lo malo para ella”, dijo Marina aquella vez ante el Senado.

La ley establece que, transcurridos 60 días de una internación voluntaria, el equipo de salud a cargo debe comunicarlo a un órgano de revisión y al juez de la causa. Entones, el magistrado tiene cinco días para evaluar si la internación sigue siendo de carácter voluntario o si la misma debe pasar a considerarse involuntaria "con los requisitos y garantías establecidos para esta última situación.

Además prohíbe la creación de nuevos manicomios neuropsiquiátricos o instituciones de internación monovalentes, públicos o privados. Y obliga a los ya existentes a adaptarse a la norma.

Cómo está Chano hoy

Marina vuelve sobre eso que se escucha en cada caso: que el trabajo con las adicciones es cotidiano, del día a día. "Estamos bien. Mi hijo está internado, a punto de su ambulatorio. Vive el 'solo por hoy' y todos nos ocupamos de esa enfermedad como una parte de la vida. Es la salud".

Ya hay planes para cuando Chano deje la clínica donde ahora pasa sus días. A fines de abril había vuelto a internarse tras una recaída. "Al inicio irá a mi casa, lo voy a acompañar durante la primera parte en que es igual que estar internado solo que volvés a tu casa a la noche. Luego necesita el contacto con el mundo, su trabajo", cuenta sobre el músico que está a punto de sacar un nuevo disco.

chano-moreno-charpentier y su tío.jpg

La luz de la mañana se cuela en el entrepiso del edificio de Barrancas de Belgrano mientras Marina invita a los alumnos a hacerle preguntas. Habla con chicos que quizás tengan la misma edad que su hijo Chano cuando ella descubrió aquel porro sobre su mesa de luz. Ellos la oyen atentos. Con su tono amable comparte momentos crudos. Quién sabe cómo les resonarán a ellos sus palabras.

"Las madres estamos más pendientes de nuestros hijos, más que los padres, históricamente en la sociedad". Desde aquel episodio del que acaba de cumplirse un año también busca estar disponible para otras madres y otros hijos. "No creo en las casualidades. Todo pasa por algo. Cuando uno estudia trabajo social piensa cómo ayudar al otro, cómo hacer algo por el bien común. Tal vez esto era mi propósito en la vida, mi misión".

Chano Marina Charpentier mamá .png

s