Covid y crisis

Nuevo golpe a la gastronomía: cerró el histórico restaurante Fame, del barrio de Belgrano

"Nos vamos con un nudo en la garganta. Nos enterró el peso de la mochila de la cuarentena", aseguraron sus dueños en referencia a la caída de ventas y posterior cierre del local.
Cerró el histórico restaurante Famenovo

Cerró el histórico restaurante Famenovo, "Nos vamos con un nudo en la garganta", aseguraron sus dueños.

El histórico restaurante “Fame Fast Food”, ubicado en el barrio porteño de Belgrano, en la intersección de las avenidas Cabildo y Congreso, cerró sus puertas definitivamente como consecuencia de una pronunciada caída en las ventas, que comenzó el año pasado con el inicio de la cuarentena y los confinamientos obligatorios.

“Nos vamos con un nudo en la garganta. Es una tristeza muy grande porque Famenovo ha sido parte de nuestra vida, de nuestro crecimiento. Compartimos buenos momentos, risas, esfuerzos. Lo hemos intentado todo junto a nuestros trabajadores. Estaremos eternamente agradecidos con nuestros clientes y amigos por las palabras de aliento y cariño; especialmente con nuestros empleados, que lucharon codo a codo para evitar este final”, se despidieron desde Fame con posteo en sus redes sociales.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Famenovo (@fame_novo)

El restaurante, con una larga trayectoria, abrió sus puertas en 1994 en el microcentro y luego se mudó al barrio de Belgrano. Recientemente había cambiado su nombre a “Famenovo” y empleaba a 20 familias.

"Nos enterró el peso de la mochila de la cuarentena", explicaron sus dueños.

Mas cierres en pandemia

Sin embargo, no es el único caso. Durante el mes de mayo, la tradicional parrilla Los Platitos 57 bajó sus persianas de forma definitiva. Se le venció la concesión y el Gobierno de la Ciudad desalojó el parador.

"Hemos culminado una etapa que duró más de 40 años. Se pasó de la clausura a un cierre definitivo. Los intereses políticos se impusieron por delante de 77 familias. Atrás van a quedar esos recuerdos rutinarios del día a día. Es una tristeza muy grande porque para mucha gente este restaurante es parte de su vida, de su crecimiento", publicó el restó en su página de Facebook.

También El Obrero, en La Boca, y Oviedo, en Palermo fueron dos bodegones que producto de la crisis económica bajaron sus persianas. Dentro de este marco, el rubro gastronómico remarca que "se necesita de manera urgente una Ley de Emergencia Gastronómica".

s