Llegó a pesar 220 kilos, buscaba "morirse" y ahora retrata su lucha para adelgazar

Taylor Sowers tenía un sobrepeso peligroso, sufría bullying y no podía estar ni 30 segundos en pie. Con la ayuda de dos amigos, pelea por una nueva vida y muestra su evolución a través de las redes sociales.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Taylor Sowers

Taylor Sowers, el antes y el después del chico que llegó a pesar 220 kilos y está en un programa para reducir su peso hasta condiciones saludables (Foto: Capturas de su cuenta de Instagram)

El caso de Taylor Sowers es tan dramático como aleccionador. Se trata de un chico estadounidense que estaba enfermo: no podía dejar de comer. A tal punto, que siendo un adolescente, llegó al peso tan escalofriante como peligroso de 226 kilos. Su vida se convirtió en un infierno. No pudo asistir más al colegio y solo se refugió en la habitación de su casa. Hasta que encontró de manera inesperada una oportunidad que está haciendo cambiar su vida.

Embed

Taylor Sowers: del bullying en la escuela a la comida y los videojuegos

En sus cuentas de las redes sociales, Taylor relató paso a paso cómo sufrió a medida que su cuerpo crecía por no poder parar de comer. Incluso, tuvo que dejar de ir a la escuela porque era víctima de un bullying permanentemente por su condición física.

Pero quedarse en su hogar fue peor. A la comida solo le agregó pasar horas en su cuarto jugando con las videoconsolas. De ese modo, su vida fue cada vez peor y empezó a tener problemas de todo tipo, pero sobre todo, de movilidad.

Taylor y los videojuegos.jpg
Por sufrir bullying, Taylor dejó de ir a la escuela y se

Por sufrir bullying, Taylor dejó de ir a la escuela y se "refugió" en los videojuegos (Foto: cuenta de Twitter de Taylor Sowers)

Solo 30 segundos parado sobre sus pies

Como no salía de su casa, Taylor solo se limitaba a comer. Mientras, por supuesto, continuaba desbordado con su peso. Hasta que llegó al momento límite. No podía aguantar su cuerpo de 226 kilogramos. Apenas lograba estar de pie por espacios de 30 segundos como máximo. El resto del tiempo, permanecía acostado en su cama o sentado, con los efectos colaterales igualmente dañinos para su salud.

el peor momento de Taylor con sobrepeso.jpg
El peor momento de Taylor. Llegó a pesar 220 kilos y no podía aguantar más de 30 segundos parado (Foto: cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

El peor momento de Taylor. Llegó a pesar 220 kilos y no podía aguantar más de 30 segundos parado (Foto: cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

El momento culminante lo reflejó en Instagram. Sobre un fondo negro, en pequeñas letras blancas, escribió: que ya no quería "vivir más".

chico excedido de peso 2.jpg

Un golpe de suerte, una ayuda inesperada

El padecimiento de Taylor, que relataba en las redes sociales, le dio una tabla de salvación única sin que él lo imaginara. Un día recibió una respuesta a sus terribles mensajes y fotos que asombraban. Dos hermanos, a quienes él no conocía, decidieron ponerse en contacto y ofrecerle una solución.

Jordon Janet le escribió y le propuso un método que conocía su hermano Anthony: un tipo especial de yoga, adaptado a personas con sobrepeso. Jordon le dijo: "Estuve antes en tu mismo camino, conozco la solución".

Además, le recomendó una serie de decisiones a tomar de inmediato:

  • Dejar las comidas fritas.
  • Abandonar las pastas y las pizzas.
  • Nada de gaseosas.
  • El azúcar, prohibido de ahora en adelante.
  • Ponerse metas pequeñas que puedan ir cumpliéndose.

Y una reflexión final: "Mandá las críticas al demonio y usá esos comentarios como combustible para tu motivación".

taylor en el programa de ayuda.jpg
El programa especial de Yoga que Taylor recibió de dos desconocidos y le cambió la vida (Foto: Cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

El programa especial de Yoga que Taylor recibió de dos desconocidos y le cambió la vida (Foto: Cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

Taylor comenzó a asistir regularmente a ese programa de yoga adaptado para gente con gran sobrepeso. "Es increíble cómo cambia tu cuerpo y con eso, tu vida", escribió al poco tiempo.

Necesitó 5 meses de paciente disciplina y la ayuda de los terapeutas. Lo primero que notó es que a medida que bajaba de peso ya no necesitaba un auto de manera imprescindible para desplazarse. Sus piernas comenzaron a sostener su cuerpo mientras caminaba o hacía ejercicio.

Hasta que llegó un momento mágico: la balanza marcó que ya estaba en la franja de los 100 kilos. Una proeza para los 220 desde donde partió. Entonces pudo cumplir una promesa que se hizo al iniciar esta nueva etapa de su vida.

Caminar en público: ir a ver un partido de Baseball

Taylor llevaba años recluido. No salía a ningún lado. Primero, para no ser objeto de miradas de rechazo o de burlas. Finalmente, porque ya sus piernas no lo sostenían.

Pero gracias a que perdió esos kilos todo cambió. Acompañado por sus amigos que lo ayudaron en su hora más difícil, Taylor cumplió su "pequeño objetivo" como los denominaba Jordon. Enfundado en una remera amarilla fue a ver a su equipo favorito de baseball: Los Atlanta Braves.

taylor por la calle.jpg
Taylor, con su nuevo peso de solo 100 kilos, camina hacia un estadio para ver un partido de Baseball (Foto: Cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

Taylor, con su nuevo peso de solo 100 kilos, camina hacia un estadio para ver un partido de Baseball (Foto: Cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

"Un sueño imposible, hecho realidad"

Taylor se sintió tan bien ese día que no solo fue caminando hasta el estadio. Una vez allí decidió subir hasta la segunda bandeja para tener una mejor vista del campo de juego y de los jugadores.

Para él fue una experiencia que creyó que jamás podría cumplir. Pero pudo subir, sentarse y ver a su equipo favorito.

en un estadio de baseball por primera vez.jpg
Taylor, en la parte alta del estadio, ve por primera vez en directo a los Atlanta Braves, su equipo favorito de Baseball (Foto: cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

Taylor, en la parte alta del estadio, ve por primera vez en directo a los Atlanta Braves, su equipo favorito de Baseball (Foto: cuenta de Instagram de Taylor Sowers)

Para testimoniar su enorme emoción, el chico que pesaba 220 kilos, que solo pensaba en morirse y que continúa en la pelea por bajar aún más de peso, se sacó una foto con sus amigos y escribió: "Gracias por uno de los mejores días de mi vida".

uno de los mejores días de su vida dice Taylor Sowers.jpg

Se habló de
s