icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLIDEPORTIVO

Todo sobre los ejercicios de Kegel para mujeres

Todo sobre los ejercicios de Kegel para mujeres
Ejercicios de Kegel para mujeres

Los ejercicios de Kegel para mujeres no sólo son muy fáciles de realizar sino que, además, resultan sumamente positivos para el bienestar del cuerpo humano en general y del suelo pélvico en particular.

El presente artículo ofrece toda la información referida a los ejercicios de Kegel para mujeres, desde la explicación de qué son y qué zonas del cuerpo abarcan hasta los beneficios que conlleva su puesta en práctica.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Ante todo, es preciso conocer que los ejercicios de Kegel tienen una finalidad específica, la cual consiste en el fortalecimiento de lo que se conoce como “suelo pélvico”.

El suelo pélvico abarca el conjunto de numerosos músculos y ligamentos que se ubican en la parte inferior de la cavidad abdominal y, al mismo tiempo, tiene como función el cuidado y el sostén de los órganos que se encuentran en la misma zona, es decir, la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto, siempre hablando en el caso del cuerpo femenino.

En resumen, los ejercicios de Kegel son aquellos que permiten entrenar el suelo pélvico a través del trabajo de una serie de puntos vinculados a los músculos y a los ligamentos recién mencionados.

¿Cómo se localiza la zona del suelo pélvico?

Antes que nada, es importante que aquellas mujeres que quieran poner en práctica una rutina de ejercicios de Kegel puedan localizar la zona en la que se encuentra la musculatura en cuestión.

En términos generales, la misma se halla en la parte inferior de la pelvis. No obstante, lo más recomendable es que se pueda experimentar un conocimiento más concreto, más tangible de la zona.

Explicándolo de otra manera, el suelo pélvico se encuentra comprendido por aquella zona cuyos límites imaginarios se podrían trazar entre la sínfisis púbica, el coxis y los isquiones, que son los huesos sobre los que cada persona se sienta.

Una de las formas más utilizadas para reconocer en el propio cuerpo la ubicación de estos músculos y ligamentos y la sensación que genera el hecho de trabajarlos mediante diversos ejercicios radica en la práctica de intentar contener el flujo de orina.

¿Cómo realizar los ejercicios de Kegel?

Al hablar de los ejercicios de Kegel para mujeres es importante considerar que al realizarlos no sólo se ven afectados los músculos y los ligamentos del suelo pélvico sino que también intervienen otras partes del cuerpo.

Por esto mismo, este tipo de ejercicios también involucra al core, músculo transverso del abdomen que, por la zona en la que se encuentra, se relaciona de manera directa con el suelo pélvico y que, a la vez, funciona como centro de gravedad del cuerpo humano. Para lograr que el core se relaje es preciso exhalar cuidando de que el ombligo se mueva hacia adentro y hacia arriba.

Otro de los aspectos fundamentales a la hora de realizar los ejercicios de Kegel es el de la comodidad. En otras palabras, es sumamente importante que al ejercitarse el cuerpo esté cómodo y relajado.

Puede que algunas personas consigan esto estando acostadas y otras estando sentadas. Lo importante es la relajación y la comodidad, por lo que ambas posturas son correctas.

Asimismo, una vez elegida la posición, es necesario cuidar de la postura general del cuerpo para que ésta sea correcta a lo largo de todo el tiempo durante el cual se lleven a cabo los ejercicios de Kegel.

Una vez que se tiene en cuenta todo esto, ya se pueden comenzar a desarrollar los ejercicios de Kegel, los cuales consisten en la contracción y elevación de los músculos y los ligamentos ya mencionados.

En simultáneo, la respiración debe fluir de manera dinámica, inhalando y exhalando de forma continua, y evitando contener la misma. Un aspecto importante a considerar es que las contracciones propias de los ejercicios de Kegel deben darse de manera paralela a las exhalaciones.

Finalizada la contracción, el paso siguiente consiste en la relajación de dicha zona, la cual debe darse de manera paulatina, es decir, de a poco, no de forma abrupta. Lo mismo se debe aplicar al lapso de tiempo que se presenta entre cada una de las contracciones que se decidan efectuar.

¿Cuál es la cantidad recomendada de ejercicios de Kegel?

Si bien la esencia de los ejercicios de Kegel es la misma, éstos pueden variar en la intensidad de las contracciones y en la cantidad de las repeticiones. Por este motivo, existen varias series de ejercicios para llevar a cabo.

Por ejemplo, una de las series más básicas implica la realización de diez contracciones, tres veces al día, durante ocho semanas. Al mismo tiempo, existen otras de índole más compleja, dado que se deben ir intercalando contracciones de distinta intensidad y midiendo los segundos de cada una.

No obstante, lo fundamental es que cada persona vaya conociendo el potencial de su cuerpo y realice las series de ejercicios en función del mismo, siempre prestando especial atención a la relajación entre cada tanda de repeticiones.

¿Cuáles son los beneficios de los ejercicios de Kegel para mujeres?

Uno de los primeros beneficios que se desprende de la práctica de los ejercicios de Kegel radica en la prevención y el control de la incontinencia urinaria. Es más, este tipo de ejercicios recibe su nombre en homenaje al doctor Arnold Kegel, quien en la década de 1940 se encargó de desarrollarlos pensando en sus pacientes que padecían de esta afección.

Por otra parte, en el caso de las mujeres con menopausia, los ejercicios de Kegel ayudan a mitigar los síntomas de la misma.

En esta nota:
SUBIR

Show

NWS

Poder