icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLIDEPORTIVO

Se mudó a Japón hace un año: cómo sigue la vida del periodista argentino que trabaja como CM de Tokio 2020 tras la postergación de los Juegos Olímpicos

Se mudó a Japón hace un año: cómo sigue la vida del periodista argentino que trabaja como CM de Tokio 2020 tras la postergación de los Juegos Olímpicos
Polo

Julián Polo vive en Japón desde el 1º de mayo del año pasado, cuando se mudó para trabajar como miembro del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Desde entonces, seteó cuerpo, mente y espíritu para quedarse un año y cuatro meses en oriente, pero desde el 24 de marzo, fecha en que finalmente se anunció la postergación del evento, todo cambió. Esos 16 meses podrían ser ahora 28. Podrían, en condicional, porque este joven de 25 años que se desempeña como Digital Media Manager todavía no sabe qué ocurrirá con su futuro.

-¿Qué va a pasar ahora con tu trabajo?

-Es una etapa de completa incertidumbre para todo el mundo. Mi contrato termina en septiembre, pero después no se sabe. Antes de que se desate todo, el 9 de marzo viajé a Grecia para el encendido de la llama olímpica y a la vuelta ya no volví a la oficina. El Comité Organizador está reestructurando todo y nadie sabe bien porque esto es inédito.

-¿Cómo te afectó a vos?

-A cada uno le pega de un modo diferente y para mí fue duro porque estaba por empezar el tour de la antorcha y a empezar a viajar por todo el país. A esta altura empezás a manejar una adrenalina muy especial, no importa qué tan cansado estés. Estaba mentalizado que esto terminaba en unos meses. Me chipeé un año y medio acá y ahora se prolonga un año más. Igualmente, también hay que entender que soy mega afortunado. Yo estoy en un departamento, no tengo problemas de dinero.

-¿Cambiaron tus funciones con este escenario?

-Los roles siguen siendo los mismos. Lo que cambió es el cómo y la manera de comunicar. Primero informar cómo se está manejando todo y cuáles son las novedades. Después, todo lo relacionado al día a día: entrenamientos de los atletas de todo el mundo en cuarentena y el mensaje de esperanza con la llama olímpica en Japón. Eso es muy importante para el país y para el mundo del olimpismo.

Un día después del anuncio de la postergación, Thomas Bach, presidente del Comité Olímpico Internacional, le envió al mundo un mensaje de esperanza. “La llama olímpica puede convertirse en la luz al final de este oscuro túnel”, expresó el dirigente alemán. Al día, siguiente, el Comité Organizador creó la Comisión de Coordinación, un grupo de emergencia que supervisará todos los desafíos surgidos a partir de la postergación de los Juegos. Apenas seis días después del anuncio, el 30 de marzo, Tokio 2020 ya anunció la nueva fecha: serán desde el 23 de julio al 8 de agosto de 2021. Repentización como muestra de calma.

Tokio 2020 puntualizó los aspectos más atendibles desde el presente hasta la celebración de los Juegos. Desde el bienestar de los deportistas, pasando por los calendarios deportivos, el calendario olímpico, la Villa Olímpica, los patrocinadores, la retransmisión y los medios de comunicación, hasta los espectadores. Y como si fuera poco con las contingencias organizativas, también hay que ocuparse de las deportivas.

-¿Cómo afecta a nivel deportivo la postergación?

-Es toda una complicación aparte. Lo primero que hay que decir es que todos los atletas que ya estaban clasificados a los Juegos, es decir el 57 por ciento del total, tienen asegurada su plaza. El resto de los clasificatorios por ahora están suspendidos y ya hubo novedades con deportes que tienen reglamentaciones particulares respecto a le edad: el fútbol será ahora Sub 24, la gimnasia artística mantiene su edad mínima de 16 años y habrá que ver qué pasa con los boxeadores, cuyo límite para participar es de 40 años.

-¿Qué valor simbólico podrían tener ahora los Juegos?

-En condiciones normales, Tokio 2020 iba a representar los Juegos del legado, por aquella primera experiencia de 1964 luego de la Segunda Guerra Mundial, y de la innovación y sustentabilidad, por todos los avances tecnológicos que tiene preparados. Pero ahora con lo del coronavirus, el valor simbólico de estos Juegos pasa a ser mucho más grande porque en caso de poder celebrarse significará que el mundo está listo para celebrar que esta pandemia fue superada. Si hay un país que sabe recuperarse de crisis es Japón. Un pueblo que se distingue por su resiliencia, que sufrió guerras mundiales, bombas atómicas, desastres naturales y así y todo continuó siendo potencia. No tengo dudas de que los Juegos serán un éxito.

Antes de que se desate la pandemia, durante el último verano, Julián tuvo la chance de venir de visita a Buenos Aires y combatir la extrañitis, ese virus del que a la distancia nadie es inmune. “Viajé por vacaciones. Estuve desde el 29 de diciembre hasta el 24 de enero. Fue hermoso reencontrarse con los afectos y haber podido ir, sobre todo con lo que se vendría después”, cuenta desde el otro lado del teléfono.

-¿Cuál es la situación de Japón respecto a la cuarentena?

-Acá hay una cuarentena no obligatoria. Estamos en un Estado de emergencia que recomienda a algunas prefecturas que los ciudadanos permanezcan en sus casas.

-¿Y la gente se apega a la sugerencia de quedarse en casa?

-La verdad que sí. Las zonas turísticas están vacías. El cruce de Shibuya, por ejemplo, famoso por la cantidad de personas que pasan por día, está vacío. Lo mismo pasa con todos los puntos turísticos. En las zonas residenciales hay más movimiento. Los nenes van a las plazas. En mi caso, sólo salgo para comprar y los fines de semana aprovecho para andar un poco en bici.

-El año pasado eran cuatro los argentinos trabajando para el Comité Organizador. ¿Se sumó alguno más?

-Sí, ahora somos siete. Hay cuatro en un sector llamado NCS (National Committee Services), estamos Agustín Ceñal y yo en comunicación y hay uno más en Acreditaciones. Tenemos un grupo de WhatsApp y estamos en contacto permanente. Es una manera también de sentirse un poco más cerca de Argentina.

Camino a Tokio 2020

Mientras tanto, Polo lleva adelante "Camino a Tokio 2020", un podcast que lanzó hace poco junto al periodista Juan José Ciceri, creador de La licuadora deportiva. Uno desde Japón y el otro desde Argentina, analizan distintas aristas del desafío que será Tokio 2020 y comparten datos e información sobre el olimpismo y el polideportivo a nacional e internacional.

por Carlos Arasaki
SUBIR

Show

Más Noticias

NWS

Poder