Los besos en política son gestos que siempre dan que hablar. En el día internacional del beso, revisamos los besos políticos que más dieron que hablar y que en muchos casos hasta cambiaron la historia.

1. El beso Macri-Awada en el debate.

Se discutieron temas muy profundos para que “el ciudadano decida mejor su voto”, pero en el fondo de lo único que se habló al día siguiente fue de este beso.

Se escribieron páginas enteras acerca de la espontaneidad de este beso vs. La frialdad con la que se miraban Scioli y Karina Rabolini. No sabemos si cambió la elección, pero seguramente ayudó a consolidar la imagen de un Macri más descontracturado.

2. Néstor y Cristina

3. El piquito Menem Bolocco

También en elecciones presidenciales. Menem había anunciado un romance con la modelo y conductora chilena Cecilia Bolocco y en 2001 se casaron. El quería volver a ser presidente, ella soñaba con ser primera dama. Pero todos sospechaban que era un matrimonio por interés. Este beso lo demuestra…

4. La lengüita de Boudou

En la época de máximo esplendor, antes de las denuncias de corrupción, Boudou hacía exhibiciones públicas como un rock star: andaba en moto, tocaba la guitarra y se daba apasionados besos de lengua con su flamante novia, Agustina Kämpfer.

5. ¿Hubo beso?

Se especuló mucho al respecto. A poco de conocerse la separación de su marido, apareció esta foto entre Vidal y Ritondo. El telebeam no detectó si fue o no jugada peligrosa…

Bonus track: amores que matan

No es exactamente un beso, pero es otra forma de mostrar cariño. Esta imagen, digna de Arnaldo André, también quedó en la memoria colectiva. Pasiones son pasiones.