Exclusivo: el hombre que más midió pobreza reconoce “una caída real” aunque aclara que será difícil bajar la “pobreza estructural” | A24
DatosDePobreza

Exclusivo: el hombre que más midió pobreza reconoce “una caída real” aunque aclara que será difícil bajar la “pobreza estructural”

El Indec anunció que la pobreza en el segundo semestre de 2017 fue del 25,7%. Si bien serían buenas noticias -gente que sale de la informalidad- Agustín Salvia, Director del Observatorio Social de la UCA, advierte sobre los números y se muestra cauto con festejar los resultados antes de tiempo.

"Representan la espuma de la pobreza. Aquellos que salieron recientemente son los que estaban más cerca de la línea", explicó en una charla con A24.com

Salvia fue el hombre que midió la pobreza cuando nadie más lo hacía por lo que durante años su estadística fue la única confiable. Hoy dice que el Indec es serio pero que sus datos sólo son comparables con los producidos en 2016 y 2017. Las mediciones a largo plazo están lejos aún.

"Tomando en cuenta las limitaciones de la información, lo que el dato actual muestra es una caída real de la pobreza y esto se explica porque la situación en 2016 fue complicada en materia inflacionaria y de empleo. El año pasado se retrajo la inflación, creció el empleo y el PBI y se aumentaron los planes sociales, por lo que no podía ocurrir otra cosa que una caída importante", explicó en relación a los números que se anunciarán esta tarde.

Más allá de esta caída, Salvia pone en duda que la tendencia se vaya a profundizar.  "Los segmentos más profundamente pobres están muy lejos de salir. Buena parte de sus ingresos dependen del consumo interno, viven de changas, de empleos eventuales y de planes sociales. Todavía el mercado de consumo interno está muy aplacado y no hay mayor demanda de empleo. Quienes crecen son los sectores intermedios", dijo.

Salvia considera que si no se ataca el problema de la pobreza estructural, con políticas que justamente generen oferta de empleo para el segmento más bajo, se correrá el riesgo de no poder bajar nunca del 25 o 24%, que son las cifras que manejaba el kirchnerismo en 2011 y 2012, un "buen" momento social. "Se tiene que generar empleo para la pequeña y mediana empresa y también actividad de la economía popular", aseguró el experto.