La emoción de la hermana de un soldado de Malvinas identificado: “Me arrodillé y le dije: ‘Cabezón, estás acá´”
IdentificaciónDeLosCaídos

La emoción de la hermana de un soldado de Malvinas identificado: “Me arrodillé y le dije: ‘Cabezón, estás acá´”

Qué pasó. Una comitiva de familiares viajó al cementerio de Darwin en Malvinas para colocar placas identificatorias sobre las tumbas de los soldados "sólo conocidos por Dios". Fue la culminación de un año de trabajo en el cual la Cruz Roja exhumó los cuerpos y los cotejó con muestras de ADN de los familiares.

Cómo fue el encuentro. María Fernanda Araujo, titular de la agrupación de familiares de los caídos, habló con A24.com y contó que había mucha excitación en la comitiva y que nadie durmió la noche anterior. "Había alegría y necesidad de llegar. Llevamos estampitas, cartas, fotos y rosarios. Además le entregamos una corona a la Guardia Escocesa para que sea llevada al cementerio de San Carlos a donde descansan los caídos ingleses".

Eduardo Araujo, el hermano de María Fernanda, falleció durante el combate de Monte Longdon. Ella contó que en cuanto bajó en Darwin corrió a su lápida. "Me arrodillé y le dije: Cabezón, estás acá. Lo empecé a besar, besé su lápida y me acosté arriba de su tumba", dijo.

Por qué se logró. El proceso de identificación comenzó el año pasado. Gracias a un acuerdo entre Argentina y el Reino Unido, se organizó un equipo, encabezado por la Cruz Roja, para que extraiga muestras de las tumbas anónimas en el cementerio de Darwin y coteje ese ADN con los familiares de los caídos. El proceso duró varios meses y, a fines del año pasado, pudieron identificarse casi 90 de las 120 que hay actualmente.