Qué pasó.  El Jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, presentó una propuesta de reforma del Código Penal para aumentar las penas a las personas que utilizan motos para delinquir. Además, sumó a la proposición que se prevea la pena de prisión para quienes agredan a personal policial en manifestaciones.

De qué se trata. Incorpora como agravante "la utilización de motovehículos en los delitos de hurto o robo". Larreta considera que con la moto se incrementa la capacidad ofensiva y la utilización de los cascos reglamentarios impide el reconocimiento de los delincuentes; además de proporcionarles agilidad en la huida, muchas veces de contramano o utilizando las veredas.

Manifestaciones. Como segunda propuesta, el Jefe de Gobierno porteño contempló  que se prevea la pena de prisión para todos los individuos que durante cualquier concentración de personas, arrojen elementos contundentes o inflamables que puedan provocar la muerte, menoscabar la integridad física de otro individuo (aun cuando estén dotadas de instrumentos de protección) o que afecte el normal desenvolvimiento de la misma.

Contexto. La presentación, en conjunto con otros dirigentes, se hizo en la reunión de consultas que la Comisión de Reforma del Código Penal, que preside el ministro de Seguridad Germán Garavano, y es algo que viene realizando con gobernadores, legisladores y otros actores de la vida pública.