Qué pasó. El kirchnerismo copó hoy la cumbre que organizó Alberto Rodríguez Saá en San Luis. Si bien la movida había sido armada con la consigna de avanzar hacia la unidad, nadie logró llevar a referentes de otros sectores como Sergio Massa y Florencio Randazzo. Tampoco gobernadores. Se agruparon los propios, ahora con Hugo Moyano y Amado Boudou. Pero los rencores siguen. Mañana, el resto del PJ Bonaerense se va a reunir en Hurlingham.

Quiénes estuvieron. En el complejo La Pedrera, de Villa Mercedes, se pasearon delgados cristinistas como Agustín Rossi, Jorge Capitanich, Daniel Filmus, Jorge Taiana, Axel Kicillof y Martín Sabbatella, entre otros. También el presidente del PJ Bonaerense, Gustavo Menéndez. Fue, además, Leandro Santoro, en representación del radicalismo popular. Y mandó su adhesión Pino Solanas.

Socios. Fueron todos los aliados de izquierda. La Juventud Peronista, La Cámpora, Nuevo Encuentro, el Partido Comunista, el socialismo y la Tendencia Piquetera Revolucionaria estuvieron presentes. “Si bien no vinieron las cabezas de otros espacios, la masividad de lo que ocurrió es innegable”, avisaron desde La Cámpora.

Cómo es la interna. "Todos van a tener que delegar un poco. Hay ciertos personajes que van a tener que aceptar que tampoco tienen tanto peso especifico como para decir que van por afuera y ganan. La única que puede darse ese lujo es Cristina", dicen en el PJ del Conurbano.

Cómo sigue. Mañana, el PJ Bonaerense hará un congreso en Villa Tesei, en Hurlingham. En el peronismo reconocen que la reunión de Sergio Massa y Florencio Randazzo alteró el proceso. “Esto se va a definir entre los que se juntan solos y los que están tratando de ver cómo hacen para reunir a todos en un espacio común”, desafían desde el kirchnerismo. Pero también reconocen que, en este contexto, “una foto con Aníbal y Boudou no ayuda mucho”.