Orsanic: “Este final debió ser diferente, me hubiese gustado que fuera dentro de una cancha de tenis”
Tenis

Orsanic: “Este final debió ser diferente, me hubiese gustado que fuera dentro de una cancha de tenis”

Qué pasó. Daniel Orsanic difundió una carta de despedida como capitán del equipo argentino de Copa Davis luego de que la Asociación Argentina de Tenis (AAT) lo destituyera el viernes último y nombrara como sucesores a un tridente compuesto por Gastón Gaudio, Guillermo Coria y Guillermo Cañas.

Por qué es importante. Bajo la conducción de Orsanic, Argentina ganó en 2016 la Copa Davis por primera vez en su historia, con un equipo que a lo largo de ese año conformaron Juan Martín Del Potro, Leonardo Mayer, Federico Delbonis, Guido Pella, Juan Mónaco, Carlos Berlocq y Renzo Olivo.

Las frases más importantes

“Coincidimos en que el ascenso podría ser el cierre de un proyecto que nos comprometió durante cuatro años. Pero el equipo estaba primero. Y naturalmente, tampoco lo habíamos hablado con la dirigencia, que hace menos de tres meses me había ofrecido continuar en ese cargo de una manera indefinida. Me recibieron Mariano Zabaleta y José Acasuso. La ausencia del presidente (N.d.R: Agustín Calleri) hizo aún más remota la idea de que esa reunión fuera el fin de un ciclo”.

“Nos propusimos que la Copa Davis fuera un medio para transmitir un mensaje que potenciara a los más chicos. Estábamos convencidos de que depender exclusivamente de los resultados para generar identidad en los juniors era limitante. Debíamos ir más allá. La identificación debía estar en el trabajo; en el proceso y no en los resultados. Nos propusimos que este fuera un deporte de valores, de trabajo en equipo, de compromiso y de respeto. Basado en el diálogo. ¿Trabajo en equipo y respeto? ¿Diálogo? ¿En el tenis? Sí, en el tenis”.

“Pero sí pienso que este final debió ser diferente. Cuando me tocó agarrar el micrófono después de levantar la Ensaladera, quise transmitir equilibrio. Las pocas palabras que pude decir en medio de tanta emoción salieron de mi corazón, pero como capitán, en ese momento de tremenda exposición, debía ser un ejemplo de mesura. Y también debo serlo ahora en este cierre de ciclo, que me hubiese gustado que sea dentro de una cancha de tenis, trabajando, con la ilusión de completar el regreso al Grupo Mundial”.