Emocionante

Detienen a funcionarios bonaerenses por una millonaria estafa: les secuestraron dinero, vehículos y embarcaciones deportivas

Detienen a funcionarios bonaerenses por una millonaria estafa: les secuestraron dinero, vehículos y embarcaciones deportivas

Qué pasó. Dos funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) bonaerense fueron detenidos este jueves, en el marco de una causa que investiga una millonaria malversación de fondos públicos con tarjetas de débito de ese organismo que se utilizaban para cargar combustible en vehículos oficiales, informó una fuente judicial.

 Embed      

Qué encontraron. El vocero explicó que las detenciones ocurrieron tras una serie de allanamientos que se hicieron en La Plata y Berisso, en los que se secuestró dinero en efectivo, varios vehículos y embarcaciones deportivas, en la causa que instruye el fiscal penal de La Plata, Juan Cruz Condomí Alcorta.

De quiénes se trata. La fuente precisó que los detenidos son Gustavo Chiamberro y Diego Burgos, jefes del Departamento Combustible y Automotores de la cartera educativa, acusados de los delitos de asociación ilícita y malversación de caudales públicos, y que en la causa hay otros dos funcionarios con pedidos de eximición de prisión.

Cuando comenzó la investigación. La causa se inició el 26 de abril, luego de que la policía detuviera en un control policial a un hombre identificado como Walter Cejas, que trabajaba en una estación de servicio situada en la calle 44 y 31 de La Plata. Cuando se le requirió la documentación de la camioneta Grand Cherokee que conducía, se le cayeron 15 tarjetas de débito y 50.000 pesos en efectivo. Los efectivos policiales comprobaron que Cejas tenía tarjetas de débito Bapro Copres, que utilizan los organismos públicos para cargar combustible en vehículos oficiales.

En qué consistía la estafa. Según pudo comprobarse durante la pesquisa, funcionarios y empleados de la DGCyE bonaerense desviaban de forma periódica fondos públicos a partir de falsas compras de combustibles para vehículos oficiales. De acuerdo a los voceros, además se constató que varias de las tarjetas correspondían a autos en desuso.

De cuánto dinero se habla. Las fuentes indicaron que los montos destinados del erario provincial a las tarjetas ascendían de forma semanal desde 250.000 a un millón de pesos.

s