TRAGEDIA EN EL DELTA

Condenan a 9 años de prisión al conductor de la lancha que mató al hijo de Storani

El trágico accidente ocurrió en marzo de 2016. También murió la madre del hijo de Storani, Angeles Bruzzone.
Condenan a 9 años de prisión al conductor de la lancha que mató al hijo de Storani

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) Nº 1 de San Isidro condenó esta tarde a 9 años de prisión a Pablo Torres Lacal por la muerte de Manuel Storani, hijo del dirigente radical Federico Storani, y otras dos personas más en un choque de lanchas ocurrido hace siete años en el delta del partido bonaerense de Tigre.

Según informaron los magistrados en su veredicto condenatorio, el acusado fue hallado responsable de "homicidio simple" pero no quedará detenido hoy sino que permanecerá en libertad hasta que quede firme el fallo.

Embed

La decisión del Tribunal se sustentó a partir de que las pruebas recogidas mostraron que "la conducta asumida por Torres Lacal traspasara el ámbito de la imprudencia, para convertirse en un hecho doloso", sostuvo el fallo.

Los magistrados tomaron en consideración que el imputado conducía una lancha deportiva en horas de la noche y en un río que por sus características topográficas y geográficas presentaba escasa o casi nula visibilidad, a la vez que lo hacía a excesiva velocidad y sin respetar la debida vigilancia y la velocidad de seguridad que exige el Reglamento Internacional para Prevenir Abordajes.

En la colisión con la embarcación MAD II se produjo la muerte de María de los Ángeles Bruzzone, Manuel Storani y Francisco Javier Gotti.

Desde el mediodía, amigos y familiares de Manuel empapelaron la entrada del tribunal a la espera de la sentencia con fotos de las víctimas y carteles que decían "Más de 7 años esperando Justicia x Ángeles y Manu".

Los jueces concluyeron que Torres Lacal, de 55 años,"administró un riesgo sumamente amplio con su accionar, en plena conciencia y conocimiento de sus actos, y habiendo sido advertido, momentos antes, de un posible desenlace como el que finalmente ocurrió, por un empleado de la estación de servicio donde previamente el acusado había concurrido a cargar combustible a altísima velocidad".

Para finalizar su fallo, los magistrados trajeron a colación la cita del prestigioso doctrinario Rolf Herzberg para justificar su decisión: "Respecto del dolo, no se trata de que el autor haya tomado en serio un peligro que ha reconocido, sino de que haya reconocido un peligro que debe ser tomado en serio", explicaron los jueces Alberto Ortolani, Sebastián Hipólito Urquijo y Gonzalo Aquino en la resolución.

El proceso de juicio oral comenzó el 2 de octubre pasado, siete años y medio después del hecho