Opinión

Recordatorio a la dirigencia política: las elecciones se ganan con votos

Los principales dirigentes se desconectan de la gestión diaria y se enfocan en cómo llegar a la Presidencia. Los riesgos de una estrategia que puede ser perjudicial a largo plazo.
Gabriel Slavinsky
por Gabriel Slavinsky |
Las urnas de la próxima elección

Las urnas de la próxima elección

Los cálculos electorales son constantes, los aspirantes parecen sentir que ya no hay espacio para mucho más relato y gestión. Para decirlo simple, no se emprenden grandes proyectos que no puedan ser capitalizados en las elecciones de 2023. Esto confirmaría una visión de corto plazo constante que dificulta y atenta contra los buenos resultados a todo nivel.

Adicionalmente cada paso hacia adelante es concebido con preocupación del fuego amigo, rival y hasta de algunos no tenidos en cuenta. Es como si en la batalla salir de la trinchera para ganar terreno suponga el riesgo de disparos de frente pero también por la espalda. Esto implica una complicación por lo que se vislumbra quietud y como consecuencia la necesidad imperiosa de ordenamiento del escenario con la esperanza de que sean las elecciones las que propongan la solución en base a los votos. Una ilusión que puede tornarse en espejismo.

Por eso y aunque falten casi 16 meses para las PASO: Para la política, ya estamos en 2023.

Análisis de escenarios para 2023

PRO

Horacio Rodríguez Larreta necesita que se aplaque el escenario y que las PASO sean un trámite. Supone una interna con Bullrich y con el que triunfe del radicalismo entre Manes y Morales.

Macri intenta que se polarice el escenario y en ese sentido, se acerca a Bullrich por adentro y Milei por afuera. Ante el caos para muchos mejora la ponderación de su gobierno… Comprende que su oportunidad estará si existen opciones radicalizados en ambos bandos.

Bullrich intentará capitalizar una compleja mezcla de representar a los halcones de hoy, sin ser precisamente una renovación aunque sí representar la nueva cara de Macri. El espíritu PRO con una base de distanciados o enojados con el ex presidente por no haber cumplido con sus promesas cuando estuvo en el sillón de Rivadavia.

UCR

La decisión de participar de Facundo Manes vigorizó el espacio, no hay dudas que ya no pretenden ser un partido que apoye al candidato del PRO. Ya no son la base Federal simplemente. Pusieron en el tablero su valor, incrementaron su precio y subieron sus acciones societarias.

Manes es el outsider, sintoniza con el hartazgo social, explicando que es la opción del conocimiento y un plan de crecimiento. Sus chances de triunfo dependerán mucho de un escenario menos crispado y combativo como así también del rival que surja del PRO. Un halcón del otro lado y dentro de su partido le ayudaría mucho para rememorar el voto radical.

Morales como gobernador se muestra crítico (¿autocrítico sería?) con Macri y Cambiemos, puede ser una alternativa desarrollando una campaña federal y con sus habilidades de persuasión para instalarse como una opción de experiencia, gestión y liderazgo.

LA LIBERTAD AVANZA

Muchas opciones posee Javier Milei, el nuevo fenómeno de la política nacional. Si va solo construye. Por adentro de JxC complica las aspiraciones de HRL. Por afuera y con alianza con los halcones del PRO puede hacer una gran elección pero dividir el espacio opositor haciéndole el juego perfecto a Cristina y su Frente.

FRENTE DE TODOS

Necesita la Unidad. Punto. Pero no sabe, no quiere o no puede lograrla a este ritmo.

En un escenario de muchos candidatos ganan los más radicalizados, eso le busca el “operativo clamor” hacia CFK

Massa pretende la continuidad del lema “Es con Todos y Todas” pero con él de candidato a presidente.

Alberto quiere que las cosas decanten en lo mismo de 2019 y se especializa en plancha.

Manzur, convocado para articular, se mueve por las sobras buscando ser la “maniobra de Cristina”

Conclusión

El escenario electoral hacia 2023 aún tiene demasiada incertidumbre como para trazar tácticas electorales rígidas. La capacidad de adaptación y flexibilidad son claves para este momento, pero lo que no debieran olvidar los futuros candidatos es que se gana con votos y mientras sigan con semejante desconexión con la agenda pública, triunfará el hartazgo y allí solo a uno le conviene.

(*) Psicólogo, consultor y analista político

Se habló de
s