editorial

La inflación, una enfermedad que seguimos padeciendo

La especialista previsional de A24, Clara Salguero, se refirió a la inflación y sus consecuencias en los sectores más vulnerables.
La inflación, una enfermedad que seguimos padeciendo

La especialista previsional de A24, Clara Salguero, se refirió este sábado en su editorial del programa “Lo Justo y Necesario” a la inflación y las consecuencias que trae aparejada en los sectores más vulnerables del país.

La inflación es una enfermedad que seguimos padeciendo, de la cual nos cuesta curarnos y que provoca deterioro. Duele porque cada uno va zafando como puede y están los que no pueden zafar. Esos son los que terminan con los bolsillos deteriorados porque en cada crisis económica toda esa gente de sectores vulnerables no se recupera”, expresó.

“Estamos hablando de un país con 52 por ciento de pobreza, donde el 11 por ciento es indigente y a más de la mitad no le alcanza para llegar a fin de mes. Entonces, a esa gente se le da una ayuda económica porque no queda otra”, agregó por la pantalla de A24.

Según argumentó, “hay que ayudar a esta gente, que a su vez le sigue sin alcanzar porque esto un alivio y no una solución. Y, a veces, quedan dependiendo de una bandera política porque si no es de esa bandera o no marca asistencia en una marcha se le suspende el plan”.

Embed

En este marco, Salguero afirmó que el Estado "paga esa ayuda desde hace años con plata que no hay emitiendo billetes. Esto, sigue agravando la situación de la inflación porque significa inflación a futuro”.

Y recalcó: “Mientras todo esto ocurre, parece que la única dinámica que hay en la Argentina es la de la confrontación. Se pelea, se compara con el pasado, se hacen promesas a futuro. Parece que no se ve que hay un presente con una Argentina que duele. Por eso, a los señores y señoras de la política en campaña les digo que no piensen al 14 de noviembre. Tienen que pensar cómo transcurrimos este presente con el menor dolor posible y construir un futuro distinto a este”.

En otro fragmento, la especialista resaltó que “la sociedad está en vulnerabilidad y que hay gente que no tiene para comer". Sobre este punto, sostuvo: “La sensación que me da en lugares de gestión es que no lo ven. No está pasando nada y la situación es grave. El problema de la pobreza y la desocupación viene de años en la Argentina y se van agravando porque no se solucionan. Se da ayuda que sigue siendo un alivio y no una solución”.

Además, subrayó: “La pobreza no está en otro país, en la frontera o lejos de Capital Federal. El que es pobre todavía va zafando. La gente que está en el 11 por de indigencia no tiene para comer. 5.900.000 de chicos de menos de 14 años no tienen una buena calidad de vida. La gente se alimenta de lo que puede: polenta, fideos, arroz o lo que puede comprar porque le llena el estómago. No se alimentan con proteínas sino con hidratos de carbono y por eso tenemos tantos casos de chicos con obesidad o personas con exceso de peso”.

Y por último, cerró: “La inflación trae carencias, pobreza y malnutrición. Estos chicos ¿Qué futuro tienen? Uno muy complicado, sin acceso a educación, alimentación, a atención de salud. Esta es la realidad de una Argentina que confronta, una Argentina que vive del pasado y está lejos de un país de bienestar”.

Se habló de
s