Entrevista con A24.com

La historia de Daniel, el hombre que hace 50 años entró por primera vez a una heladería y hoy su firma tiene 70 franquicias

Empezó su proyecto en 1978 en Victoria y se convirtió en una de las cadenas más reconocidas. Creó el "súper dulce de Leche". Cuáles son los números y sueños de "Heladerías Daniel".
Darío D'Amore
por Darío D'Amore |
Daniel Paradiso abrió la primera sucursal de la cadena en 1978 en Victoria.

Daniel Paradiso abrió la primera sucursal de la cadena en 1978 en Victoria.

Es conocido como el creador del super dulce de leche. Su apellido es Paradiso, aunque la popularidad le llegó por su nombre, Daniel, la marca de helados que este año llegó a 70 franquicias.

Daniel Paradiso tiene 62 años y sangre de emprendedor. "A los 12, con edad de secundaria, entré por primera vez a una heladería. Fue en el verano. Era la heladería del barrio, Roberto, trabajé allí 6 años, siempre en los veranos", cuenta Daniel en diálogo con A24.com.

"Tenía claro que quería ser independiente, trabajar por mi cuenta. A los 19 años, me dedicaba a la electricidad, soy técnico electricista y es allí cuando cruzo a Roberto y me dice: ¿Por qué no te pones una heladería? Vos sabés, yo te doy una mano, buscate un local, comprá unas máquinas usadas y empezá", agrega el dueño de una pirámide que no para de crecer.

-¿Dónde pusieron el primer local?

-Alquilé un garage cerca de casa, en Victoria, en 1978. Era lo más barato. Empezamos fabricando 13 gustos. Mi ex mujer y yo. Las ollas me las dio mi abuela, con las que preparaba los fideos para todos y con un motor de lavarropas hicimos un exprimidor de limones. No teníamos antecedentes de comerciantes. Mi papá era carpintero y mi mamá ama de casa. Igual, ellos ayudaban.

-¿Por qué el nombre de Daniel?

-Muchos podrán decir que ego alto tenés...La verdad que mucho tuvo que ver mi formador. Dije si él le puso Roberto a la heladería, yo le pongo Daniel. Y hoy, tantos años después, es usual poner nombres de pila a los emprendimientos. Lo nuestro fue muy casual.

Heladerías Daniel Franquicia.jpg
Heladerías Daniel empezó con fuerza en la zona norte del Gran Buenos Aires y hoy también tiene peso en CABA.

Heladerías Daniel empezó con fuerza en la zona norte del Gran Buenos Aires y hoy también tiene peso en CABA.

-¿Cómo fue el crecimiento hasta llegar a 70 locales?

-Muy lento. La primera heladería la pusimos algunos meses después del Mundial 78. Abrimos en octubre. La primera sucursal la puso mi hermana, en La Horqueta, en 1985, la tercera en 1987, en una Avenida, a 5 cuadras de la cancha de Tigre, la próxima llegó en 1996, en San Isidro, luego una en Martínez, en 1999.

Fíjate, pasaron más de 20 años y teníamos 5 heladerías y todo de manera muy informal. Eran de familiares o empleados que querían independizarse. Así fueron las primeras décadas. En 2012 llegamos a 12 locales. Los últimos años se produjo la explosión.

-¿Cuáles fueron los elementos que llevaron a esa explosión?

-Nos profesionalizarnos. Hoy el marketing es tan importante como la producción. Mis hijas empezaron a pesar en el día a día. María Sol (35 años) se encarga del marketing estratégico y la comercialización y Florencia (38) es intuitiva y muy efectiva.

Además, mi yerno, Javier, es el encargado de la planta. Yo estoy desarrollando la habilidad para delegar. Estoy como coach, como asesor, una especie de líbero del fútbol: cubro huecos. Me considero un bicho de producción. Hasta hace 3 años teníamos 35 franquicias. Desde 2018 hasta hoy duplicamos los locales. La pandemia no nos detuvo, al contrario.

-¿Dónde fabrican el helado, el garage les habrá quedado chico...?

-Jajaja. En 2006 compramos un terreno de 6000 metros de tierra, en Garín. Allí montamos una planta de 2400 metros cuadrados. Planificamos duplicar la capacidad de las cámaras y cuadriplicar el depósito para la materia prima. Uno de mis orgullos es que Roberto, mi mentor, que hoy tiene 92 años, pudo conocer la planta.

Daniel y su fábrica.jpeg

"Hoy el marketing es tan importante como la producción", le dice a A24.com Daniel Paradiso, fundador de Heladerías Daniel.

-¿Cuánto helado venden por día o por semana?

-Tomando como referencia un vasito grande (de los que ofrecen en los locales) se distribuyen 130 porciones por semana, es decir dos canchas de River completas. Por año tenemos la capacidad de producir un millón y medio de kilos de helado.

-¿Cuánto cuesta poner una sucursal de Helados Daniel?

-20.000 dólares promedio. La inversión se recupera en 18, 20 meses. Nosotros nos encargamos del branding. La idea es no estar en centros comerciales, tampoco en lugares turísticos, queremos nos conozcan por ser la heladería que tenés cerca de tu casa.

Todo se hace con low cost, no tiramos manteca al techo en la estructura. Queremos ser los líderes de las segundas marcas. Apoyamos a las franquicias con las promociones. Empatizamos con ellos, evaluamos la zona, el lugar, queremos que les vaya bien, terminan siendo nuestros socios.

La gran mayoría tiene varias franquicias, 3, 4, algunos 6 locales. En un punto son autoempleos, cuando conocen el negocio y les gusta, generan un encargado y abren otra sucursal.

-¿Qué perfil de empleados busca Daniel?

-Valoramos la actitud. Gente que busque su primer o segundo trabajo. Que se pongan la camiseta. Hoy tenemos 55 empleados de manera directa. De las franquicias, estimamos unas 280 personas trabajando.

-¿Hay un día en el año que regalan helados?

-Sí, el primer miércoles de octubre de cada año, regalamos un vasito de helado, como símbolo de nuestro aniversario. Empezamos hace 5, 6 años. Llegamos a regalar 2500 kilos de helado en un día.

-¿Cómo está la venta en los locales?

-Son dos realidades distintas. Por un lado está el crecimiento de la empresa, con franquicias, por el otro, la venta en los locales, afectada por la crisis económica. Hoy vendemos un 10 % menos que el año anterior.

Daniel es abuelo de tres nietos y medio: "uno está por llegar, es hermoso verlos caminando por la planta", dice. Sus hobbies son la meditación y los encuentros con amigos.

-¿Miran al interior o al exterior, para ampliar la firma?

-Al interior no lo tenemos planificado a corto plazo. Estamos viendo como manejamos esta nueva estructura. Sí, estamos empezando a mirar el exterior. La idea está muy verde, pero no descartamos poner sucursales en Florida, en Miami.

Se habló de
-

Últimas Noticias

s