Robos

Inseguridad sin límites: una iglesia debió cerrar sus puertas en Ramallo por los reiterados robos

La decisión se dio tras el robo del reloj de la campana del templo. Según informaron, abrirán solo para celebrar la misa "hasta que puedan reparar el daño".
La iglesia San Francisco Javier

La iglesia San Francisco Javier, en Ramallo. 

Debido a reiterados casos de inseguridad, la iglesia San Francisco Javier, en Ramallo, provincia de Buenos Aires, cerró sus puertas al público para abrirlas "únicamente cuando se celebre la misa". La decisión se tomó días atrás luego del robo del reloj que estaba ubicado en la campana del templo religioso.

"Ya dejó de funcionar la histórica campana automática que a cada hora sonaba para la comunidad de Ramallo. Lamentable", expresaron desde la iglesia debido a la falta de seguridad. Según explicaron, solo abrirán para las celebraciones que se vienen realizando.

"También robaron reliquias que fueron encontradas por la policía que, con mucho esfuerzo, hizo lo que pudo ya que las cámaras de monitoreo municipal de la esquina no funcionan con claridad, y debido al costo y sabiendo que la Parroquia sólo se sostiene con la ayuda de los fieles, no podemos contar con un sistema interno de seguridad", informaron desde el templo.

iglesia ramallo 2.jpg

Según consignó el medio La Noticia 1, los malhechores también se llevaron elementos de uso litúrgico de invaluable valor histórico como la cruz procesional y ciriales.

"Triste, pero lamentamos que tengamos que tomar la decisión de cerrar el templo hasta que se pueda reparar el daño y ver la manera de poner cámaras seguridad dentro del Templo", finalizaron. La denuncia fue realizada y allanaron el domicilio de un sospechoso donde finalmente fueron encontrados sólo los elementos sagrados destruidos.

Se habló de
s