Tragedia en Ramos Mejía

"Pasan cosas en todo el mundo, pero acá pasan más seguido": el hijo del kiosquero asesinado le respondió a Aníbal Fernández

El hijo de Roberto Sabo habló con A24 y aseguró que tiene miedo, pero tiene que volver a trabajar en el kiosko de la familia. Conocé qué más dijo
Nicolás Sabo

Nicolás Sabo, hijo de Roberto Sabo, víctima de inseguridad en Ramos Mejía

El asesinato de Roberto Sabo conmocionó a Ramos Mejía, familiares y amigos han marchado estos días por justicia. Sabo tenía 45 años, trabajaba en su kiosco de Avenida de Mayo al 800, a tres cuadras de la Comisaría 2° de Ramos Mejía. Además, era padre de dos jóvenes, uno de 18 y otro de 25 años.

El asesinato de Roberto Sabo ocurrió este domingo cerca de las 14 cuando un joven ingresó al kiosco en La Matanza y lo asesinó tiros. El kiosquero murió en el acto, según informes periciales afirman que su cuerpo presentaba alrededor de seis orificios de balas.

El ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, se refirió este martes a las manifestaciones y reclamos por mayor seguridad tras el crimen del kiosquero en Ramos Mejía. El funcionario sostuvo que los casos de inseguridad suceden "en todos los lugares del mundo" y aseguró que el Gobierno no tiene "ni mano dura ni mano blanda".

Nicolás Sabo, hijo de Roberto, conversó con Marcela Pagona en A24 sobre lo sucedido con su padre. "Dicen que bajan los índices de inseguridad, será porque no denuncian, porque acá cada vez hay más muertos", aseguró refiriéndose a los dichos de Aníbal Fernández. Además, agregó que "pasan cosas en todo el mundo, pero acá pasan más seguido".

"Acá en Ramos, zona oeste, zona norte, zona sur, siempre hay un reclamo. Hoy es mi papá, pero la próxima semana será otro, pongan el nombre que quieran", manifestó Nicolás sobre la inseguridad en el barrio.

"La gente puede insultar a Macri, a Crisitna, a quien quiera, pero la gente mal que mal elige a un político y el político tiene que trabajar para nosotros, no esconderse de nosotros y tiene que empezar a cambiar las cosas. Las cosas se cambian desde arriba y los que sufrimos somos nosotros", concluyó Nicolás.

Se habló de
s