Un bombardeo israelí en Gaza hiere de gravedad a dos periodistas

(Agrega comunicado de Al Jazeera)

Dos periodistas de la cadena de noticias Al Jazeera resultaron heridos de gravedad hoy en un bombardeo israelí en la ciudad de Rafah, en el sur de los territorios palestinos de la Franja de Gaza, informó el propio canal, que dijo que el ataque fue deliberado.

En un comunicado, la cadena de noticias de Qatar dijo que su corresponsal Ismail Abu Omar sufrió la amputación de su pierna derecha y que su camarógrafo Ahmad Matar estaba "gravemente herido".

La cadena difundió imágenes del reportero Abu Omar rodeado de médicos en un quirófano.

Más tarde, en un comunicado, denunció un "ataque deliberado contra los equipos de Al Jazeera".

Fue "un crimen en toda regla que se suma a los crímenes de Israel contra periodistas", dijo la cadena.

No hubo comentarios inmediatos del Ejército israelí, que ha estado bombardeando Rafah, en el extremo sur de Gaza, en la frontera con Egipto.

En Rafah se hacinan 1,3 millones de palestinos, la gran mayoría de ellos desplazados por los combates en el resto del territorio.

Gaza, de 2,3 millones de habitantes, atraviesa una severa crisis humanitaria por la ofensiva israelí contra el movimiento islamista Hamas, que gobierna en el enclave.

Más de 28.000 palestinos murieron y más de 67.000 resultaron heridos desde el comienzo de la ofensiva de Israel, el 7 de octubre.

La operación militar comenzó luego de que milicianos de Hamas infiltrados en Israel desde Gaza mataron a unas 1.200 personas, en su mayoría civiles.

Los combatientes de Hamas secuestraron además a unas 240 personas, incluyendo a una veintena de argentinos.

Más de 100 periodistas murieron en bombardeos israelíes en Gaza desde el comienzo de la ofensiva, según distintas ONG.

Israel y Al Jazeera tienen una larga historia de acusaciones cruzadas.

Israel dice que la cadena de Qatar tiene vínculos con Hamas.

El canal lo niega, y dice que Israel lo quiere censurar.

Expertos de la ONU denunciaron recientemente que Israel lleva adelante una estrategia al parece deliberada para silenciar la cobertura crítica de su ofensiva en Gaza.

Ayer, el Parlamento de Israel aprobó en primera lectura un proyecto de ley destinado a habilitar al Ministerio de Comunicaciones a que prohíba la emisión en territorio israelí de televisoras extranjeras cuando crea que eso supone una amenaza a la seguridad nacional.

La iniciativa postula autorizar al Ejecutivo a bloquear el acceso a las páginas de Internet de los medios eventualmente sancionados, así como a confiscar sus equipos.

La aprobación llegó horas después de que el Ejército de Israel publicara imágenes y documentos que supuestamente prueban que uno de los periodistas palestinos que trabajan para Al Jazeera, Mohamed Washa, es comandante de milicias de Hamas.

El ministro de Comunicaciones israelí, Shlomo Karhi, ha dicho que Al Jazeera, que es muy vista en el mundo árabe, “alimenta el sentimiento antiisraelí”.

El ministro dijo en noviembre pasado que Al Jazeera “fotografió y publicó” las posiciones de las tropas israelíes en Gaza, “emitió anuncios militares de Hamas” y “retorció los hechos".

FUENTE: TELAM