Impacto estimado del proyecto de ley

Cannabis: cuánto dinero puede generar el sector que busca impulsar el Gobierno

En la actualidad, el desarrollo de la industria en la Argentina es incipiente. Cuáles son las proyecciones locales, regionales y globales. Datos y jugadores del mercado.
por Carlos Toppazzini |
Cannabis: cuánto dinero puede generar el sector que busca impulsar el Gobierno

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, tiene todo listo para presentar e impulsar el proyecto de ley que regulará la producción de derivados del cannabis en el país, lo que disparó las expectativas de una industria con grandes perspectivas de crecimiento local y regional.

“Es un cambio de paradigma total con objetivos muy ambiciosos”, señaló en diálogo con A24.com Pablo Fazio, emprendedor y presidente de la Cámara Argentina del Cannabis (ArgenCann). El proyecto “es para poner en marcha una industria de base nacional de la mano de emprendedores, pequeñas y medianas empresas de nuestro país”, agregó.

Para el dirigente, se abriría una agenda de inversión, producción, innovación y generación de empleo con amplio impacto territorial, lo que representa “una apuesta a que la actividad funcione como dinamizadora y un vector de diversificación productiva para muchas de nuestras economías regionales”.

En la actualidad, el desarrollo de la industria de cannabis en Argentina es incipiente, con apenas un puñado de iniciativas provinciales (Cannava, Misiofarma, Agrogenética Riojana, Canme, entre las principales), alguna ONG (como Ciencia Sativa, en convenio con INTA Patagonia Norte) y una empresa privada ( Pampa Hemp, en acuerdo con el INTA Pergamino). Es decir, como señalan desde el sector, está todo por hacerse.

Según números que manejan en ArgenCann para los últimos 8 años, el mercado legal del cannabis a nivel global se expandió de cero a US$ 9.100 millones en la actualidad; y se espera que crezca hasta los US$ 84.000 millones para el año 2028.

“Si bien es difícil dar estimaciones concretas porque se trata de una industria en estado embrionario, con la sanción de este marco normativo y algunas habilitaciones relacionadas con el comercio exterior, Argentina puede generar ingresos por US$ 1.000 millones en los próximos 10 años, explica Fazio.

Expansión de la industria del cannabis en la Argentina

Hay que aclarar que las oportunidades de crecimiento para el sector no se limitan al mercado medicinal. “El cannabis también puede ser utilizado con fines industriales y en horticultura para fabricar diversos derivados como fibras, cosméticos, papel o materiales para la construcción, así como alimentos, bebidas o infusiones”, destaca en comunicación con A24.com Andrés López, economista y director del Instituto Interdisciplinario de Economía Política (IIEP).

El año pasado, desde este organismo, López realizó un estudio a pedido del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, donde analizó el mercado internacional del cannabis y su explotación en diferentes usos.

En el documento del IIEP (“Cadena de valor del cannabis: situación, tendencias y oportunidades para la Argentina”), se presentan cifras de países que ya desarrollaron la industria, como Canadá, donde por ejemplo algunos datos oficiales de empleo indican que el sector de cannabis canadiense habría generado cerca de 9200 puestos de trabajo en 2019 frente a los 2600 de 2018.

Para el economista, si se trasladan y adaptan otras cifras canadienses a la Argentina podríamos pensar en un mercado local de cannabis que rondaría “los US$ 450 o US$ 500 millones anuales en el mediano plazo.

El negocio global de cannabis

En su último reporte sectorial antes de la pandemia (2019), la consultora New Frontier Data, reconocida por sus análisis de la industria global del cannabis, estimaba para Latinoamérica un mercado total de US$ 9.800 millones, liderado por 5 países: Brasil (US$ 2.400 millones), México (US$ 1.900 millones), Chile (US$ 1.500 millones), Argentina (US$ 1.100 millones) y Colombia (US$ 700 millones).

“El excelente clima, sectores agrícolas consolidados y menores costos de producción atraen a productores que tratan de competir por la demanda global”, comenta Giadha Aguirre de Carcer, directora Ejecutiva de New Frontier Data.

Sin embargo, aclara, “será necesario que los legisladores establezcan procedimientos efectivos para supervisar adecuadamente la producción nacional y resistir nuevas presiones competitivas que puedan surgir”.

Por último, según el informe de la consultora, algunos puntos clave a considerar para el desarrollo de la industria incluyen:

  • Habrá múltiples formas en las que se establecerán las operaciones comerciales del cannabis en América Latina, incluidas la integración vertical y las cooperativas de cultivo.
  • Una inversión significativa por parte de compañías canadienses bien capitalizadas acelerará el escalamiento y la profesionalización de los operadores latinoamericanos.
  • Debido a un precio promedio más bajo del cannabis en América Latina en comparación con Estados Unidos y Canadá, los ingresos minoristas del cannabis serán significativamente más bajos en la región que en los mercados equivalentes de América del Norte o Europa.
  • Las regulaciones, que varían ampliamente en la región, requerirán que las compañías extranjeras inviertan fuertemente para comprender las dinámicas únicas en cada país.

Cannabis: el proyecto que presenta el Gobierno

En el marco del Consejo Económico y Social, este miércoles 2 de junio desde las 17, el ministro Kulfas presentará el proyecto de ley “Marco regulatorio para el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y el cáñamo industrial” ante legisladores, gobernadores, consejeros y referentes del sector.

El proyecto, que brinda un espacio importante a cooperativas y PyMEs, buscará ofrecer un marco regulatorio que fomente el desarrollo de la industria del cannabis medicinal y del cáñamo industrial. Luego de la presentación, la iniciativa será enviada al Congreso para su debate legislativo.

Entre otros participantes, se espera la presencia del secretario de Asuntos Estratégicos de la Nación y presidente del Consejo Económico y Social, Gustavo Beliz; la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti; el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación, Roberto Salvarezza; y el de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra.