icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Bielsa, con menos poder: qué impacto tiene que Arroyo pase a controlar la urbanización de villas

Bielsa, con menos poder: qué impacto tiene que Arroyo pase a controlar la urbanización de villas
La toma de las tierras alcanza a unas 15 hectáreas ubicadas en el fondo del barrio San Martín, en Guernica (Foto: Télam)

Después de la reunión de Alberto Fernández el fin de semana en Olivos en la que se analizaron anuncios para tratar de atraer dólares de las exportaciones, el gabinete económico fue ratificado, pero la primera en sufrir pérdidas fue la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, una de las más cuestionadas por la falta de avances en la gestión y las dificultades para contener la crisis social por la toma de tierras, en medio de la pandemia.

Con la publicación este lunes en el Boletín Oficial del decreto 777/2020 el presidente modificó el organigrama inicial del Gabinete nacional, y traspasó la Secretaría de Integración Socio Urbana que desde el inicio funcionaba bajo la órbita de Bielsa, al ámbito del Ministerio de Desarrollo Social, que conduce Daniel Arroyo.

De esa manera, Fernanda Miño, una referente del Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MTE) que lidera el piquetero Juan Grabois continuará a cargo de la Secretaria de Integración Socio Urbana pero que dejará de funcionar bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, y pasó al de Desarrollo Social, bajo las órdenes de Arroyo.

El cambio se produce una semana después de los cruces internos en la alianza gobernante que, según trascendió, provocaron discusiones entre el presidente Alberto Fernández y Cristina Kirchner y diversos rumores de pedidos de cambios de gabinete.

Alberto y Cristina acordaron "dinamizar" la gestión por eso varios ministros recibieron el reto del presidente pero fueron ratificados por ser consideraros "intocables".

Entre ellos están el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la vicejefa Cecilia Todesca, los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas y de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, entre otros.

Sin embargo, tanto María Eugenia Bielsa (Ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat) como el titular del Banco Central, Miguel Pesce, son de los más cuestionados internamente.

Pesce, por los errores de comunicación al tomar las medidas restrictivas sobre el dólar, y Bielsa porque según admiten en la Casa Rosada: "nunca despegó en la gestión, y eso quedó reflejado en el conflicto por la toma de tierras".

El domingo, la vicepresidenta se refirió al problema de la toma de tierras en su cuenta oficial en Twitter, como acostumbra a comunicar sus posiciones políticas, con una ironía sobre el problema de las 104 nuevas tomas de tierras" irresuelto en el país.

Y señaló que "no es un problema del populismo", al comparar la situación con lo que pasa en Chile, gobernado por Sebastián Piñera.

La interna de los movimientos sociales por la toma de tierras en varios distritos del conurbano, como el caso de Guernica, puso al rojo vivo la interna en el mismo Gobierno que debate cómo contener la profundización de la crisis social en medio de la pandemia. En esas tomas se encuentran jefes y jefas de familias que quedaron sin trabajo y ya no pueden pagar ni el alquiler.

Grabois es un dirigente cercano a Cristina Kirchner y al Papa Francisco, pero venía siendo muy crítico de la gestión de varios ministros de Alberto Fernández, no solo por el cambio de postura del Gobierno sobre los desalojos de las familias que tomaron terrenos fiscales.

Bielsa era de las primeras funcionarias en considerar la toma de tierras como un delito, en coincidencia con el ministro de Seguridad bonaerense, Jorge Berni.

Mientras otros ministros nacionales como la de Seguridad, Sabina Frederic o Fernando Chino Navarro, secretario de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, y hasta el propio presidente, salieron a repudiar los desalojos por la fuerza policial.

Arroyo será el encargado de "urbanizar 400 barrios populares por año"

"Se hizo un traspaso y la nueva tarea del Ministerio de Desarrollo Social va a ser urbanizar 400 barrios por año y encargarnos de la mejora habitacional, además del lote con los servicios de agua y demás", dijeron a A24.com fuentes de la cartera que conduce Arroyo, quien se enteró de la novedad mientras cumple aislamiento social obligatorio en su casa tras haber dado positivo de COVID-19.

Ahora, intentan junto al gobierno de Axel Kicillof, controlar el territorio con asistencia social, y para eso, Arroyo obtendrá un aumento del presupuesto de asistencia social que ya manejaba, se le agrega la Secretaria de Integración Socio Urbana que hasta ayer manejaba Bielsa.

Según explicaron las fuentes, la secretaría que ocupa el movimiento de Grabois "estaba en el área de Vivienda y tiene un componente social claro pero no se trata de la construcción de viviendas".

"Urbanizar es que haya sala de primeros auxilios, primarias, servicios básicos, que no haya hacinamiento. La ministra Bielsa está trabajando muy fuerte en el tema de viviendas, que en 4 años no se pusieron en marcha", señalaron en Casa Rosada.

Al explicar el cambio en la Casa Rosada bajan el tono a las críticas internas y señalaron que "el plan es que Argentina tiene que urbanizar 4 mil barrios en los próximos años. Tiene que ser política de Estado".

por Stella Gárnica
En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show