icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Alberto, Cristina, Massa y los gobernadores: el todos contra todos del Frente de Todos

Alberto, Cristina, Massa y los gobernadores: el todos contra todos del Frente de Todos
El lanzamiento del Frente de Todos en 2019 (Foto de Archivo).

Aunque muchos esperan que Alberto Fernández dé señales de moderación y se despegue de Cristina Kirchner, eso no va a pasar. Así lo demostró el propio Presidente esta semana.

La alianza de Gobierno entre el peronismo tradicional, el kirchnerismo y el massismo sigue firme y se mostrará otra vez unida el próximo 17 de octubre, cuando los gobernadores del PJ y la CGT le pidan a Alberto Fernández que asuma la conducción del Partido Justicialista.

Es parte de una estrategia para fortalecer al jefe de Estado frente a las críticas casi generalizadas a la gestión, que derivaron en discusiones internas y rumores de cambios de Gabinete.

Esta semana, Alberto Fernández ensayó una “peronización” del discurso en la mayoría de los actos oficiales que presidió.

“Nos dicen que criticamos al macrismo, pero a mí no me da vergüenza que me acusen de ser peronista, kirchnerista. No me da vergüenza ser eso”, dijo, y se definió como la continuidad de los gobiernos de Néstor y Cristina.

La relación con Cristina

Cuando le preguntan si Cristina lo deja hacer lo que quiere o si en realidad es ella la que manda, Alberto se ríe. Después, vuelve a ratificar la alianza con quien lo llevó a ser Presidente.

“Debo ser el primer presidente que tiene la suerte de tener como vice a una mujer que dos veces fue presidenta y que tiene una inteligencia singular. ¡Cómo no voy a hablar con Cristina! Voy a hablar todo lo que tenga que hablar con ella”, insistió, por si a alguien le quedaba alguna duda.

Alberto negó haber discutido esta semana con la vice. Algunas versiones indicaban que ella había pedido cambios en el Gabinete. Según pudo saber A24.com, Fernández le dijo que Santiago Cafiero es uno de sus “intocables”; el jefe de los ministros recibe críticas de casi todos los sectores internos.

La crisis de Gabinete y las internas en la gestión

Cerca del Presidente desmintieron a A24.com cualquier cambio entre los ministros, al menos por ahora, y relativizaron las discusiones con Cristina.

En el ala más cristinista del Gobierno desligaron a la vicepresidenta de esos rumores, y aclararon que si bien ella le pidió a Alberto "más agilidad en la gestión", las decisiones son tomadas en consulta tanto con Cristina como con Massa, los tres sectores principales del Frente de Todos.

Sin embargo, algunas voces en Casa Rosada atribuyeron al tercer socio de la alianza del Gobierno, Sergio Massa, los rumores sobre un reclamo para quedarse con la jefatura de Gabinete.

Entre los “intocables” para Alberto en el Gabinete, además de Cafiero, mencionan a:

  • La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca.
  • El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.
  • La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont,
  • El ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis.

El que no es mencionado en este grupo es el titular del Banco Central y amigo personal de Alberto, Miguel Pesce. En los pasillos de la Rosada advierten que “tiene varios boletos cortados”. La crisis por la la venta de dólares online lo terminó de poner en el centro de las críticas.

“Fue peor que el error de marzo, cuando en medio de la cuarentena estricta los jubilados terminaron agolpados en los bancos", dicen sus detractores. Algunos no descartan a Todesca como una funcionaria que podría ocupar dos fichas importantes como eventual recambio: el ministerio de Economía y el BCRA, donde ya había sido segunda de Mercedes Marcó del Pont.

Guzmán es, sin embargo, el tercer “intocable” para las tres patas del Gobierno: Alberto, Cristina y Massa apoyan al ministro de Economía y el plan económico plasmado en el presupuesto 2021. De todos modos, reconocen los problemas que tiene el discípulo del Nobel de Economía Joseph Stiglitz para comunicar.

Justamente, por ser intocable, le perdonaron a Guzmán el desliz que generó un escándalo en la peor semana por la crisis del dólar: la "sarasa".

“Cristina no pidió cambios de Gabinete, pidió más movimiento”, contaron fuentes de la Casa Rosada, que admitieron que Alberto y Cafiero terminaron retando a varios ministros a salir a la cancha a difundir medidas que se están tomando para combatir la crisis.

"Mostrar acción", es la consigna mientras esperan que en diciembre baje la ola de la pandemia y se manifiesten las primeras señales de rebote económico.

El Gobierno prorrogó todos los subsidios y la prohibición de despidos, de desalojos de inquilinos y medidas para sostener a la clase media, y espera en el último mes del año empezar a dejar los subsidios para reconvertirlos en créditos para fomento de la producción en la próxima etapa.

El rol de los gobernadores y la CGT

La asunción de Alberto como jefe del PJ -primero tiene que renunciar a ese cargo el ex gobernador de San Juan, José Luis Gioja-, es bien visto por Cristina.

La vicepresidenta nunca quiso -ni cuando fue presidenta- tomar ese cargo. Y su principal representante en la Rosada, el ministro Wado De Pedro, es uno de los impulsores de la entronización de Alberto como nexo de la Nación con los gobernadores.

Sin embargo, fuentes cercanas a Alberto aclararon que es una decisión que aún no tomó -asumir la presidencia partidaria- ya que, dicen, primero quiere reordenar el Gabinete hacia adentro después de las duras críticas recibidas no solo por la manera en que se tomaron las medidas del super cepo cambiario, sino también por cómo fueron informadas.

De cualquier modo, el PJ y los gobernadores podrían ser un eje de apoyo político para que Alberto comience a generar poder propio de conducción, algo que Cristina va a seguir de cerca a través de sus delfines de La Cámpora.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show