icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Fuerte giro del Gobierno ante la toma de tierras: ahora hay preocupación y admiten que es un "delito"

Fuerte giro del Gobierno ante la toma de tierras: ahora hay preocupación y admiten que es un
Berni, Frederic y Kicillof (Foto: archivo)

El presidente Alberto Fernández y medio gabinete nacional intenta hacer equilibrio ante la proliferación de las tomas de tierras en el país. Primero dijeron que eran una consecuencia del agravamiento de la crisis social. Pero ahora la Casa Rosada cambió la posición y advierte que "tomar tierras es un delito" y pide la intervención de la Justicia para resolver eventuales desalojos.

El cambio definido por el propio Alberto Fernández en una entrevista televisiva el miércoles, se produce ante el reclamo de intendentes del PJ del conurbano bonaerense que salieron a repudiar en un duro documento, a los que "negocian con la usurpación de tierras" y las calificaron como "un delito". Pero reclaman a los gobiernos nacional y bonaerense "políticas de Estado para urbanización de las villas".

En el medio se desató una nueva polémica entre los gobiernos nacional y bonaerense, después de un duro cruce en vivo en A24 entre el secretario de Relaciones Parlamentarias del gabinete nacional, Fernando Chino Navarro, que advertía sobre el agravamiento de la crisis social; y el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni que pidió los desalojos.

Además Berni lo acusó de fogonear las tomas. Navarro se presentará el viernes ante la Justicia para pedir que se investiguen los dichos de Berni, según anticipó A24.com.

El cambio de discurso

Finalmente, Frederic terminó alineándose a la postura del Gobierno bonaerense. "Creemos que en este tipo de acciones que por supuesto son ilegales, la ley las prohíbe", dijo contradiciéndose respecto a su postura de la semana anterior.

"La Justicia es la primera que interviene y toma la decisión de que las fuerzas federales, en caso de que el predio sea de propiedad nacional o provincial, realice el desalojo", dijo este jueves Frederic en conferencia de prensa.

El ministro del Interior, Wado De Pedro, mantuvo silencio, pero ordenó a sus colaboradores a avalar la decisión que tome Kicillof, respecto a los pedidos de desalojos de los intendentes.

El cambio de postura del Gobierno nacional sobre las tomas de tierras se produce luego de conocerse un duro documento de intendentes del PJ bonaerense que se reunieron este jueves con Kicillof para pedirle que frene las tomas de tierras, que en el último mes de agosto comenzaron a proliferar en distintos puntos del conurbano: La Plata, Guernica, San Isidro, entre otros municipos.

Los dos conflictos: Río Negro y El Conurbano

En Casa Rosada diferencian dos tipos de conflictos ante la proliferación de tomas de tierras:

  • 1. Las tomas de tierras fiscales por mapuches en Río Negro como una cuestión de derechos de los pueblos originarios.
  • 2. La proliferación de tomas de tierras de parte de familias organizadas en distintos distritos del conurbano bonaerense en un marco de extrema pobreza, que perdieron ingresos en la pandemia y ya no pueden pagar un alquiler.

El primero es el conflicto en Río Negro por las tierras fiscales que los mapuches tomaron en el Parque Nacional El Bolsón, y vecinos que protestaron y llamaron a resistir armados las tomas en Villa Marcardi.

Tras la denuncia penal contra manifestantes de Villa Mascardi presentada por Frederic, el Ministerio del Interior intervino para mediar en el conflicto desatado con la gobernadora Arabela Carreras, que tuvo raudas reuniones esta semana en Casa Rosada.

Ahora la ministra de Hábitat, María Eugenia Bielsa busca una solución a largo plazo para descomprimir el conflcito.

Según pudo saber A24.com, en una reunión este jueves con Frederic, Bielsa analiza la posibilidad de entregar las tierras del parque nacional reclamadas por los mapuches como propias, por tratarse de un reclamo histórico de la comunidad originaria.

De esa manera, el Gobierno nacional buscará "descomprimir" el conflicto de larga data que terminó con varias muertes en años anteriores, como Santiago Maldonado o un líder mapuche en el marco de represión de las fuerzas de seguridad federales y provinciales.

Pero tras los incidentes en Río Negro de la semana pasada, ahora se multiplicaron las tomas de tierras en distritos del conurbano bonaerense, que en principio fue interpretado por la Casa Rosada como un agravamiento de la crisis social de familias que quedaron en la calle porque ya no pueden pagar un alquiler.

Qué dicen los intendentes del PJ

El documento que plantearon los líderes de la tercera sección electoral del conurbano plantea:

  • "Expresamos nuestra preocupación y repudio".
  • "No podemos tener una mirada contemplativa con aquellos que utilizan la necesidad de la gente para llevar adelante sus negocios inescrupulosos".
  • "El Estado debe ser firme para poner un límite a quienes hacen de las desigualdades un negocio".
  • "Condenamos rotundamente la ocupación ilegal de tierras y viviendas. Es un delito y como tal la Justicia debe intervenir para hacer cumplir la Ley".
  • "La urbanización debe ser una política de Estado y que es necesario trabajar en coordinación entre Nación, provincia y los municipios para facilitar el acceso al hábitat con viviendas dignas para el conjunto de la sociedad".
  • Desde el Estado Nacional y el Estado provincial se tiene que establecer una política clara para el desarrollo urbano, el hábitat y la construcción de viviendas para las familias que aún no cuentan con un lugar digno donde vivir".
  • "La urbanización de los barrios populares no puede quedar en una consigna, tenemos que discutir seriamente cómo se va a financiar la politica de vivienda".

Ante este documento, y el respaldo del Presidente a la postura de los intendentes, la ministra tuvo que recapitular. "Estamos a disposición de lo que la justicia ordena en cada una de las situaciones", dijo. La semana pasada había dicho que el tema de las tomas no es un problema de seguridad, sino una cuestión social.

Pese al giro discursivo, Frederic se limitó a señalar que el Gobierno solo intervendrá en los casos en que "la Justicia defina qué hacer en cada caso".

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show