icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Cómo armar un cubo rubik?

¿Cómo armar un cubo rubik?
¿Cómo armar un Cubo Rubik?

A muchas personas siempre les pareció muy complicado el cubo rubik, a tal punto de tenerlo dando vueltas por la casa sin querer ni siquiera intentarlo. Pero para suerte de quienes aún lo tengan como un desafío pendiente, existe una forma muy sencilla de cómo armar un cubo rubik.

Existen más de 43 trillones de combinaciones para saber cómo armar un cubo rubik, pero se puede comenzar a intentarlo por uno de los métodos más sencillos. Es posible que al principio resulte un poco complicado, pero no hay que preocuparse, porque una vez que se comience a practicar, termina resultando muy sencillo.

Con este método básico, se puede resolver el cubo por capas y en primer lugar, se irá completando la capa superior, luego la central y para finalizar, la última. Siempre, la última, es la que suele ser más complicada, pero no hay que preocuparse, porque finalmente se logra armar.

Antes de comenzar, se recomienda hacerlo con un cubo rubik de calidad, ya que si se ha gastado en alguno de sus lados, comúnmente se complica en sus giros y puede que genere desesperación al intentar resolverlo, quedando siempre atascado.

Dos recomendaciones a tener en cuenta: Una es para los que solo quieren aprender a resolverlo y otra, es para los que tienen pensado practicar luego Speedcubing.

Es importante conocer la notación que se usa en los diferentes algoritmos, aunque no es estrictamente necesario, pero sí recomendable, porque ayuda a comprender todo mejor.

Como ya se comentó desde el principio, este es uno de los métodos más prácticos y sencillos para resolver el cubo rubik para principiantes, haciendo una resolución por capas. La composición de las tres capas son: La cara superior, la central y la inferior. Se tiene que conocer brevemente lo que se va a hacer con cada una de ellas.

¿Cómo armar un cubo rubik?

En la capa superior, que es con la que normalmente se comienza, por la cara blanca, (aunque se puede comenzar por cualquier otra) se tiene que hacer primero la cruz y después meter las esquinas en la posición correcta.

En la capa central, se tendrá que buscar las aristas que van en esa capa y mediante un sencillo algoritmo, se deberá colocarlas en la posición correcta.

En la última capa del cubo de rubik, se tendrá que repetir el proceso que se realizó en la primera capa, pero, se aquí se deberá ejecutar una serie de algoritmos para no desmontar la parte que ya se tiene hecha.

Una vez que ya se conoció de forma breve lo que se debe hacer para resolver el cubo de rubik, se va a tener que ver detalladamente los pasos que se harán en cada una de las capas. Este método consiste en poder resolver el cubo de rubik por capas.

Primero será la superior, luego la central y por último, la inferior. Hay que estar tranquilos, porque con un poco de práctica, el cubo de rubik se puede llegar a armar en menos de 2 minutos y según expertos, dicen que con mucha práctica, incluso se puede llegar a lograr en 30 segundos.

El paso a paso para armar un cubo rubik

El primer paso es el más sencillo, donde solo se tiene que crear una cruz en la cara superior del cubo de Rubik, de forma tal que los colores también coincidan en las capas anexas. Se tiene que observar que el color de cada cara, lo va a fijar el mismo centro de esta y se recomienda intentarlo solo sin ayuda.

El siguiente paso es completar la capa superior y para terminar la primera capa del cubo de Rubik, bastará solo con colocar los cuatro vértices superiores en su sitio. Es un paso sencillo.

El tercer paso es completar la segunda capa y aquí solo se tiene que colocar en su sitio las 4 aristas (que son piezas con 2 pegatinas) de esta. Este paso quizás es un poco más difícil de deducir.

El cuarto paso es de cruz en la última cara y para atacar mejor la última capa, se gira todo el cubo. Lo que se debe conseguir, es que en la última cara quede dibujada una cruz y a diferencia del primer paso, ahora solo hay que centrarse en lo que es la cara, dando igual las caras anexas.

El quinto paso es extender la cruz a la última capa y acá sí hay que preocuparse por las caras anexas. Para ello, se tiene que lograr que la cruz que forman en el paso anterior, tenga todos sus colores laterales coincidiendo con las caras anexas.

El sexto paso es colocar los últimos vértices de la última capa en su sitio, aunque es muy posible que queden giradas (donde cada esquina está en su sitio, aunque 3 de ellas necesiten un giro para que estén correctamente situadas).

El último paso es terminar el cubo y es realmente el más complicado. Aquí se tiene que girar las esquinas para completar el cubo Rubik, con mucho cuidado ya que un fallo puede terminar fastidiando todo el cubo y se tendrá que empezar de nuevo.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show