Las tres compañías ponen en marcha una asociación para desarrollar tecnologías de conducción eléctrica, de hidrógeno, autónoma y conectada

Toyota se asocia con Hino e Isuzu

Combinarán las tecnologías CASE (Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica) de Toyota con los vehículos comerciales Isuzu e Hino
26 de mar de 2021 - 16:25
Toyota

Toyota, HIno e Isuzu ponen en marcha una asociación para  desarrollar tecnologías de conducción eléctrica, de hidrógeno, autónoma y conectada.

Las tres compañías combinarán las tecnologías CASE —Connected, Autonomous, Shared y Electric (Conectados, Conducción Autónoma, Compartida y Eléctrica) — de Toyota con los fundamentos de los vehículos comerciales desarrollados por Isuzu e Hino.

A través de esta colaboración, pretenden acelerar la implantación y difusión en la sociedad de las tecnologías y servicios CASE, y ayudar a resolver diversas dificultades a las que se enfrenta la industria del transporte, así como contribuir a lograr una sociedad neutra en carbono.

A través de esta alianza, las tres empresas tienen previsto trabajar conjuntamente en el desarrollo de vehículos eléctricos de batería (BEV) y vehículos eléctricos de pila de combustible (FCEV), así como en tecnologías de conducción autónoma y plataformas electrónicas centradas en el ámbito de los pequeños camiones de uso comercial.

Asimismo, Toyota, Hino e Isuzu tienen previsto vincular sus plataformas tecnológicas conectadas para construir una plataforma para vehículos comerciales que pueda ofrecer diversas soluciones logísticas que no solo ayuden a mejorar la eficiencia del transporte de vehículos comerciales, sino que también contribuyan a reducir las emisiones de CO2.

Para promover su alianza, Toyota, Hino e Isuzu están estableciendo conjuntamente `Commercial Japan Partnership Technologies Corporation´, una empresa enfocada en la planificación de tecnologías y servicios CASE para vehículos comerciales basada en el dialogo entre sus tres empresas matrices. Además, han anunciado que tienen la intención de profundizar en su colaboración a futuro, al tiempo que estudian abiertamente la posibilidad de cooperar con otros socios afines.

Asociación de capital entre Toyota e Isuzu

Para construir y avanzar sin problemas en la colaboración, Isuzu y Toyota han acordado una asociación de capital.

Mediante la cancelación de las acciones propias de Isuzu a través de una adjudicación por parte de terceros, Toyota tiene previsto adquirir 39 millones de acciones ordinarias de Isuzu por un valor total de 42.800 millones de yenes —algo menos de 332,2 millones de euros al cambio actual— con lo que Toyota tendrá el 4,6% de la propiedad de Isuzu en términos de acciones totales emitidas a finales de septiembre de 2020 y una proporción de derechos de voto en Isuzu posterior a la adjudicación del 5,02%.

Además, Isuzu tiene previsto adquirir acciones de Toyota por el mismo valor mediante una compra en el mercado.

Antecedentes de la asociación

Con la revolución CASE, a medida que la industria del automóvil entra en un período de profunda transformación, Isuzu e Hino han estado trabajando en respuestas a CASE que se ajustan a las características únicas de los vehículos comerciales, con un enfoque en la electrificación, y las tecnologías y servicios conectados.

Toyota ha estado acelerando la inversión inicial en tecnología CASE y estableciendo socios con el objetivo de transformarse en una empresa de movilidad.

En el ámbito de la electrificación de vehículos, se ha dedicado al desarrollo tecnológico integral y al avance de la electrificación de vehículos mediante la difusión de los vehículos eléctricos híbridos y la comercialización temprana de los FCEV, entre otras iniciativas.

Para promover la reducción de las emisiones de CO2 hacia el objetivo fijado el año pasado por el gobierno japonés de lograr una sociedad neutra en carbono para 2050, la importancia de electrificar tanto los vehículos de pasajeros como los comerciales de una manera que responda a la situación energética de cada región será más importante que nunca, al igual que la importancia de las tecnologías de ahorro de energía.

Además, con el progreso de la digitalización, aumentan las expectativas de nuevos servicios que hagan la vida de las personas más segura y feliz al vincular los datos de los vehículos y diversos tipos de información.

En la industria del transporte, donde los vehículos comerciales se utilizan para apoyar el movimiento de personas y mercancías, se espera que la tecnología CASE, centrada en servicios conectados, ofrezca mejoras para abordar las ineficiencias del transporte, la escasez de conductores, las largas horas de trabajo y otros problemas a los que se enfrenta el sector.

Resolver este tipo de problemas sociales no es algo que una empresa pueda lograr sola.

Es necesario buscar un amplio abanico de homólogos con ideas afines, aplicar sus diferentes puntos fuertes y trabajar juntos por los que apoyan el transporte y por la sociedad.

Conscientes de ello, las tres empresas han decidido emprender una nueva asociación en el negocio de los vehículos comerciales.