Robo fatal

De promesa del fútbol a robar para "pagar el vicio": quién era el ladrón que cayó en una trampa mortal

El joven de 24 años había aprovechado la ausencia de una vecina de 87 que estaba hospitalizada para irrumpir en su vivienda. Ocurrió en Corrientes.

Rodrigo Barrios tenía 24 años y  en su momento fue una gran promesa futbolística en el Club Atlético Mandiyú.

Rodrigo Barrios tenía 24 años y en su momento fue una gran promesa futbolística en el Club Atlético Mandiyú.

De acuerdo con la prensa local, la víctima fue identificada como Rodrigo Barrios, quien tenía 24 años y en su momento fue una gran promesa futbolística en el Club Atlético Mandiyú. En rigor, su nombre aparece en innumerables publicaciones periodísticas que dan cuenta de los partidos en los que jugaba.

Sin embargo, la droga entró a su vida y su futuro quedó truncado. "Robaba para pagar sus vicios", indicaron quienes lo conocían del barrio. Se supo, además, que ya había irrumpido en reiteradas oportunidades dentro de la vivienda donde finalmente halló la muerte.

Una "trampa mortal" que acabó con la vida de un ladrón

El incidente ocurrió el lunes durante una fuerte lluvia, cuando Rodrigo Barrios (24), con el rostro oculto tras una remera, intentaba ingresar a la casa de sus vecinos ancianos.

Barrios había aprovechado la ausencia de la mujer de 87 años, quien estaba hospitalizada, y de su esposo, que permanecía en la vivienda.

Sin embargo, al intentar abrir la única puerta que daba al fondo de la casa, Barrios no se percató de que estaba electrificada. Al tocar el metal con su brazo izquierdo, recibió una descarga letal.

ladrón electrificado.jpg
El cuerpo de Barrios permaneció en contacto con la corriente durante varias horas, hasta que logró ser retirado.

El cuerpo de Barrios permaneció en contacto con la corriente durante varias horas, hasta que logró ser retirado.

La pareja de ancianos, previamente víctima de varios robos, había implementado un sistema de seguridad extremo antes de dirigirse al sanatorio. Electrificaron las aberturas laterales y traseras para disuadir a los intrusos.

El cuerpo de Barrios permaneció en contacto con la corriente durante varias horas, hasta que un equipo de la Policía de Corrientes logró trasladarlo para una autopsia. La empresa eléctrica provincial tuvo que cortar el suministro de energía en la vivienda para evitar más tragedias similares.

Hasta el momento, el fiscal del caso no ha avanzado en una imputación contra los dueños de la propiedad.

Se habló de