icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

El Gobierno, envuelto en la interna peronista por la toma de tierras: diferencias entre ministros, intendentes y movimientos sociales

El Gobierno, envuelto en la interna peronista por la toma de tierras: diferencias entre ministros, intendentes y movimientos sociales
Ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo con elintendente de La Matanza (PJ), Fernando Espinoza y dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico (Foto: Archivo)

El Gobierno busca una salida diplomática a los conflictos por las tomas de tierras en territorio bonaerense, envuelto en una dura interna entre funcionarios, intendentes y dirigentes de los movimientos sociales por la proliferación de tomas de tierras en territorio bonaerense, en medio de la pandemia.

De eso hablarán esta tarde las ministras de Hábitat, María Eugenia Bielsa, de Seguridad, Sabina Frederic con el ministro bonaerense de Desarrollo Social, Andrés "Cuervo" Larroque, uno de los máximos referentes de La Cámpora, en un intento por mediar en un conflicto histórico entre intendentes y referentes de movimientos sociales alineados al peronismo, por el control territorial.

Entre el "derecho a la propiedad" y a la "dignidad"

Este lunes siguieron los cruces entre funcionarios, intendentes, y dirigentes sociales que expresan dos posturas contrapuestas dentro mismo del oficialismo, luego de que el fin de semana el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero saliera a responsabilizar al anterior gobierno de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal por la gravedad de la crisis habitacional que quedó a la intemperie con la pandemia.

Mientras el secretario de Seguridad bonaerense, Sergio Berni insiste en sobreponer "el derecho a la propiedad privada" y en calificar la toma de tierras como "un delito", apuesta a que la Justicia ordene a la policía los desalojos.

Desde la Casa Rosada el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, salió a bajar el tono a esa postura a encontrar una salida con un programa de entrega de tierras fiscales y planificación para la urbanización de barrios populares.

Arroyo advirtió que "las tomas son hechos ilícitos", pero pidió encontrar "una solución estructural a mediano plazo para millones de familias que tienen problemas de viviendas".

En un mensaje a ciertos dirigentes sociales, varios ministros de la Casa Rosada salieron a exponer esa postura. Primero fue la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, quien cambió su postura y admitió la ilegalidad de las tomas.

Arroyo se mostró días atrás en La Matanza con el intendente del PJ, Fernando Espinoza y el secretario de Economía Social y dirigente del Movimiento Evita, Emilio Pérsico, que mantiene un fuerte enfrentamiento con otros dirigentes sociales más duros, como Juan Grabois.

Este lunes se sumó a la polémica Arroyo que advirtió sobre los que "lucran con las tomas de tierras" y los planes sociales, y pidió una solución habitacional a mediano plano integral.

En tanto, el secretario de Articulación Federal del ministerio de Seguridad, Gabriel Fuks, dirigente porteño cercano a Alberto Fernández, coincidió en que "la preocupación constante es la situación de hábitat de miles y miles de compatriotas, que no han podido resolverla en las últimas décadas y que en los últimos años se ha complejizado".

"Puede estar sucediendo que ahora se observe un incremento, porque durante la primera etapa de la pandemia todos los temas entraron de alguna forma en un freezer y ahora se están descongelando", dijo Fucks.

"La toma de Guernica es del año pasado. En algunos casos la Justicia tiene planteos sobre no judicializar, o sobre que no hay comisión de delitos y en otros casos es más dura: hay un debate, que tiene varias aristas", indicó Fucks en otro mensaje hacia las organizaciones sociales que meten presión al peronismo bonaerense para resolver el problema de esas familias que viven hacinadas.

La preocupación que los intendentes expresaron a Kicillof la semana pasada y en una carta pública al Presidente, radica en que ven perder el control que están acostumrbados en los barrios populares del conurbano, y que ante la crisis, parecen estar tomando fuerza las organizaciones piqueteras.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic insistió hoy en que "el rol de la justicia es central, es en la que en los últimos meses ha resuelto en la inmensa mayoría de los casos".

Y agregó que en estas resoluciones judiciales, hasta el momento se determinó "la custodia" de estas tierras y "en ningún caso el desalojo".

Frederic dejó claro no obstante que estas tomas son "ilegales", pero también que los usurpadores "no son considerados delincuentes" debido a que se reconoce "el enorme déficit habitacional que existe de unas 4 millones de personas".

Desalojan intento de toma en Lanús

En Lanús, un municipio históricamente peronista, gobernado desde hace dos períodos por el macrista Néstor Grindetti, este lunes el comando de patrullas de la policía bonaerense desalojó un intento de usurpación en terrenos ubicados en la intersección de La Habana y las vías, en el Barrio Pampa, de Valentín Alsina, en el que fueron detenidos seis hombres y una mujer y se incautaron chapas, maderas, puertas de chapa, pallets y lonas.

Días atrás, el intendente, Grindetti (PRO) junto a otros jefes comunales del peronismo coincidieron en un documento en el que expresaron su preocupación ante las autoridades provinciales y nacionales porque las tomas se multiplicaron en el conurbano en las últimas semanas.

El reclamo de los movimientos sociales:

Daniel Menendez de Barrios de Pie sostuvo:

  • "El déficit habitacional y la crisis del acceso a la tierra que se vive en el país y que en estos días se expresó no se resuelve de un día para el otro; no se resuelve con las tomas de tierra, pero no deja de ser un llamado de atención respecto a que hay que acelerar las políticas públicas en relación al acceso a la tierra y que hay que sostenerlas".
  • "Está claro que hoy la situación que se vive hay que resolver con diálogo y con articulación entre referentes comunitarios, intendentes y el Gobierno Nacional; la solución va a llevar tiempo, como en cualquier problema estructural que se encare seriamente".

La advertencia de Menéndez coincide con las denuncias de Grabois, que mantiene duras críticas contra Arroyo por la distribución de los planes sociales.

En una nota de opinión publicada este lunes en el diario Página 12, Grabois volvió a marcar diferencias con la postura del Gobierno:

  • "Odio las tomas", dijo Grabois para despegarse de las acusaciones que lo sindican como uno de los organizadores de las usurpaciones ilegales.
  • Pero contraatacó responsabilizando de la problemática a "todo el sistema político, incluidos varios dirigentes del espacio político al que todavía pertenezco, se han apresurado a decir que las ocupaciones de tierra son delito".
  • "Puedo tolerar a los que siempre tuvieron la misma posición; me indigna hasta las tripas ver hombres y mujeres comprometidos con la justicia social ceder tan fácil en una cuestión ética crucial del pensamiento humanista y popular", dijo Grabois.

"Nuestra posición es clara y la decimos a cara descubierta: toda familia que se mete en un terreno lo hace por necesidad. Esas familias son víctimas, no culpables. Llamarlos delincuentes es una bajeza moral y una claudicación ideológica. La acción de estas familias no es delito sino denuncia. Es el grito de los excluidos", concluyó.

por Stella Gárnica
En esta nota:
SUBIR

NWS

Ovación

Show