Rechazo oficial

Fusión en suspenso: el Gobierno objetó la unión entre Syngenta y Nidera

La Secretaría de Comercio y Defensa de la Competencia objetaron la fusión de las dos principales empresas en el mercado del girasol. Buscan evitar la concentración.
Syngenta y Nidera apostaron a una fusión que

Syngenta y Nidera apostaron a una fusión que, por ahora, deberá esperar.

¿Habrá cambio de planes? Syngenta y Nidera esperaban por la resolución de la Secretaría de Comercio Interior y la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), acerca de la fusión de ambas compañías. El informe finalmente llegó y el veredicto fue el menos deseado para las dos firmas: el Estado objetó formalmente dicha fusión comercial. Se trata de dos firmas líderes en el mercado de las semillas de girasol, y los en los argumentos del sector público se sostuvo que el hecho conllevaría a una mayor concentración económica.

“Tras la adquisición a nivel internacional de la empresa de semillas de Cofco International Protection AG por parte de Syngenta Crop Protection AG, en el mercado local Syngenta pasó a controlar Nidera Seeds Argentina S.A.U. Según el análisis realizado por la CNDC, y refrendado por la Secretaría de Comercio Interior, de aprobarse la operación, las fusionadas Syngenta y Nidera llegarían a tener alrededor del 60% del mercado. Esta concentración eliminaría un competidor relevante en el mercado de semillas de girasol y aumentaría el poder de las empresas fusionadas”, comunicaron desde el Ministerio de Desarrollo Productivo comandado por Matías Kulfas, cartera en la cual se encuentra la Secretaría de Comercio de la Nación que dirige Paula Español.

Lo que sigue para ambas compañías es un nuevo encuentro con los funcionarios. Nidera y Syngenta fueron convocadas a una audiencia pública destinada a “analizar las posibles medidas que mitiguen el efecto negativo de la operación de concentración sobre la competencia”, según anticiparon desde el ministerio.

Matías Kulfas y Paula Español
La cartera de Producción

La cartera de Producción "vetó" la operación comercial entre Syngenta y Nidera.

“El espíritu de la medida es evitar la concentración en el mercado de semillas en Argentina para que los productores locales tengan un acceso equitativo a ese insumo y cuenten con mayor variedad de oferentes”, fue la base del argumento para el rechazo a la operación.

Nidera y Syngenta no solo operan en el girasol: además lo hacen en soja, trigo, maíz. En todos los cultivos desarrollan actividades vinculadas a la investigación y el desarrollo de variedades e híbridos, pero también en la producción y su la comercialización.

Las autoridades basaron su resolución en datos que afirman que Syngenta es la empresa que lidera el mercado argentino en la pre y post comercialización de semillas, y que detenta el 40% y 45% de las operaciones. Y que Nidera, por su parte, es la segunda operadora del mercado: tiene entre el 15% y el 20%, para el primer y segundo tramo.

“Alcanzan de manera conjunta el 60% de las operaciones de pre comercialización y 65% de post comercialización en nuestro país”, indicaron desde el sector público.

Aproximadamente unas 170.000 toneladas de las semillas de girasol que se producen en Argentina, que es el 5% de la producción total, tiene como destino la exportación. Otro 5% se destina balanceados y otros, mientras que el 90%, unas 3 millones de toneladas, se utiliza en el crushing de girasol para la elaboración de aceites y harinas.

“La CNDC realiza un informe de objeción cuando considera que la operación notificada tiene la capacidad de restringir o distorsionar la competencia entre los participantes del mercado”, concluyeron desde la CNDC.

Se habló de