Opinión

Pronostican subas en la hacienda de un 20% hacia fin de año ¿Habrá impacto en las carnicerías?

El autor sostiene que la crisis económica frena la suba de la carne al público, pero el productor necesita un aumento del ganado para que los negocios sean viables.
Francisco Ravetti Escudero
por Francisco Ravetti Escudero |
La hacienda vuelve a subir tras un año de estabilidad. 

La hacienda vuelve a subir tras un año de estabilidad. 

En un contexto de incertidumbre en el mercado de ganados y carnes signado principalmente por la crisis económica, el escenario electoral y la intervención del gobierno, llegamos al mes de noviembre con un panorama de precios particular.

La hacienda de consumo o hacienda liviana que son novillitos y vaquillonas, han transcurrido los últimos meses un período de amesetamiento en sus cotizaciones. Si miramos los números con más detenimiento, por ejemplo, los novillitos en el Mercado de Liniers, términos corrientes, en la última semana promediaron 202 $/kg y recuperaron recién luego de 22 semanas el precio a la semana posterior al cese de comercialización que realizó el sector en protesta por las restricciones del gobierno nacional a la exportación.

Distintos factores influyen para que esto suceda y para que la hacienda liviana pierda terreno frente a la inflación, uno de ellos es el freno que puso la demanda que no está dispuesta a convalidar mayores subas. El consumo interno está golpeado, los salarios están atrasados y la capacidad de compra de la gente es menor, además el precio de la carne vacuna tuvo subas que superaron ampliamente a la inflación, ya que dicho producto creció un 80% interanual y la inflación fue del 50%.

Para lo que queda del año que son los meses de noviembre y diciembre, se espera una recuperación de precios originada principalmente por una demanda que por una cuestión estacional de primavera-verano, fiestas de fin de año, entre otros, absorberán mayores volúmenes de carne.

La magnitud de este salto esperado de noviembre-diciembre de precios divide posturas ya que, si nos guiamos por el año pasado, debería ser de casi 40 %. Las visiones más optimistas desde las empresas que trabajan con AZ Group esperan un salto del gordo de no más del 20% para lo que queda del año.

Noviembre arrancó firme, la primera semana de una menor oferta dada por las lluvias que hubo en la semana, novillitos y vaquillonas promediaron una suba del 8%. Habrá que esperar para ver si es suficiente para empezar una senda positiva de ahora en adelante.

Es necesario que esta suba suceda para que los negocios puedan ser viables ya que la invernada se encuentra en valores cada vez más firmes, el ternero de 170 kg alcanzó los 300$/kg y colocó a la relación ternero/novillo en niveles elevados de 1,5.

El autor es analista del mercado ganadero de AZ Group

Se habló de
s