Toyota bZ4x: El primer eléctrico de la marca japonesa

Toyota creó el auto híbrido en 1997. 24 años después prepara su ofensiva de autos completamente eléctricos presentando el Toyota bZ4x,
Sebastián Diego Ramos
por Sebastián Diego Ramos |
Toyota fue muy revolucionaria en 1997 al presentar el Prius

Toyota fue muy revolucionaria en 1997 al presentar el Prius, el primer auto híbrido de serie. Sin embargo, ha demorado muchísimo tiempo en presentar su primer auto eléctrico, teniendo en cuenta que el primer automóvil eléctrico de serie fue el NIssan Leaf en 2010. El nuevo Toyota bZ4x es el primer vehículo eléctrico de batería (Battery Electric Vehicle, BEV) de diseño y desarrollo de Toyota y primer modelo de la nueva submarca bZ ( beyond Zero) . El bZ4X se presentará en Europa el próximo 2 de diciembre, para posteriormente abrirse un proceso de reserva online. Por el momento, no anunciaron su fecha de comercialización en la Argentina.

El volante tradicional se sustituye en el Toyota bZ4x por el control One Motion Grip

El volante tradicional se sustituye en el Toyota bZ4x por el control One Motion Grip, cuyo funcionamiento resulta mucho más fácil y fluido, sin necesidad de cruzar los brazos al girar. Así, se puede llegar de tope a tope con solo girar 150 grados. 

Como el sistema no tiene conexiones físicas, se suprimen las posibles vibraciones de los neumáticos en la dirección, pero el conductor sigue pudiendo notar sensaciones como las irregularidades de la superficie por la que se transita.

Toyota fue muy revolucionaria en 1997 al presentar el Prius, el primer auto híbrido de serie. Sin embargo, ha demorado muchísimo tiempo en presentar su primer auto eléctrico, teniendo en cuenta que el primer automóvil eléctrico de serie fue el NIssan Leaf en 2010.

Antes del Leaf, Tesla ya hacia de las suyas con el modelo Roadster, aunque en una cantidad muy limitada.

El Tesla Roadster se dio a conocer oficialmente al público el 19 de julio de 2006 en Santa Mónica (California), en un acontecimiento al que únicamente fueron invitadas 350 personas, en un evento celebrado en el Hangar Baker del Aeropuerto de Santa Mónica. En el Salón del Automóvil de San Francisco, del 18-26 de noviembre de 2006, tuvo lugar la primera exhibición del Tesla Roadster.

El Roadster fue diseñado con la ayuda de Lotus Cars. Lotus suministró la base tecnológica desarrollada para el Lotus Elise.

La primera entrega del vehículo en producción se había previsto inicialmente para octubre de 2007 y luego se retrasó, en septiembre de 2007, hasta el primer trimestre de 2008. Hasta el 2012 se vendieron 2.450 vehículos; mientras que en marzo de 2019 el Nissan LEAF se convirtió en el primer coche eléctrico en llegar a las 400 000 unidades vendidas.

Ahora, 24 años después de su primer híbrido, Toyota se ha decidido a dar uno de los paso más importantes de su historia al aceptar que el vehículo eléctrico ya es el auto del mañana.

Nuevo Toyota bZ4x

Embed

Primer vehículo eléctrico de batería —Battery Electric Vehicle (BEV)— de diseño y desarrollo de Toyota y primer modelo de la nueva submarca bZ —beyond Zero—.

Fiel en términos de diseño y tecnología al prototipo en el que se inspira, presentado a principios de año, el nuevo bZ4X es el primer modelo eléctrico desarrollado en su totalidad por Toyota.

También se trata del primer vehículo fabricado en la nueva plataforma específica para modelos eléctricos de la compañía. Se basa en la filosofía e-TNGA y ha sido desarrollada en colaboración entre Subaru y Toyota.

La incorporación de la batería como parte integral del chasis, bajo el piso, ofrece ventajas fundamentales, como un bajo centro de gravedad, un excelente equilibrio entre los ejes delantero y trasero y una elevada rigidez de la carrocería, lo que da lugar a una seguridad, un confort de marcha y un tacto de conducción sobresaliente.

El bZ4X es un todo camino eléctrico cómodo y espacioso, disponible con un sistema de tracción total que proporciona un rendimiento y un rendimiento todo terreno líderes en la categoría, con motores eléctricos independientes para cada eje.

Su diseño exterior, limpio y elegante, refleja tanto sus cualidades avanzadas como vehículo eléctrico como su condición de todo camino, y estrena una nueva forma frontal característica, que transmite la firme presencia del nuevo bZ4x.

La larga distancia entre ejes da lugar a una gran amplitud dentro del habitáculo, de cinco plazas, luminoso y abierto, y también a un generoso baúl.

Con la batería totalmente cargada, se espera que la autonomía supere los 450 km —según la versión; los datos finales se confirmarán más—. El bZ4X ofrecerá asimismo características tecnológicas avanzadas, como un panel solar en el techo para ayudar a cargar la batería mientas circula o está estacionado, y la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con prestaciones nuevas y mejoradas de seguridad y asistencia al conductor.

Incluso tras diez años de uso, se espera que la batería funcione aún al 90% de su capacidad original —objetivo durante el desarrollo; se calcula a partir de un periodo de uso de 10 años o un kilometraje de 240.000 km, lo que suceda antes—.

El bZ4X se presentará en Europa el próximo 2 de diciembre, para posteriormente abrirse un proceso de reserva online para aquellos clientes que quieran ser los primeros en poder asegurarse una de las primeras unidades que se fabricarán.

Estreno de la nueva plataforma específica para BEV de Toyota

El bZ4X es el primer vehículo fabricado en la nueva plataforma específica para BEV de Toyota, basada en la filosofía e-TNGA.

Esta plataforma, totalmente nueva, ofrece la flexibilidad de poder utilizarse en posibles futuros modelos bZ y está diseñada para la producción a escala.

Un aspecto crucial es que la batería, muy delgada, está situada totalmente bajo el piso y forma parte del chasis, lo que ayuda a conseguir un bajo centro de gravedad, ideal para el equilibrio delante-detrás y la rigidez de la carrocería.

Estas cualidades se combinan para conferir al bZ4X una gran estabilidad y una gran respuesta dinámica, con una larga distancia entre ejes y un espacio interior excepcional.

Diseño exterior

Toyota ha desarrollado un diseño elegante y robusto para el bZ4X, que se adapta tanto a la vida urbana moderna como al campo, fusionando la imagen avanzada de un modelo eléctrico con las cualidades originales de un todo camino.

La apariencia frontal resulta muy elegante, sin ninguna decoración superflua. Se distingue por una nueva forma de ‘martillo’ en el frontal, con unos finos faros frontales y un énfasis en los extremos que transmite firmeza.

Lateralmente, la silueta resulta limpia, con una reducida altura global, unos esbeltos pilares delanteros y una baja línea de cintura que refleja el bajo centro de gravedad conseguido con la nueva plataforma e-TNGA.

Las molduras de los pasos de ruedas y las grandes llantas de aleación, de hasta 20 pulgadas de diámetro, próximas a las esquinas de la carrocería, expresan el carácter del nuevo bZ4x.

Detrás, el diseño se centra nuevamente en destacar las esquinas, con unas inconfundibles luces de posición que recorren todo el ancho del nuevo SUV eléctrico de Toyota.

En comparación con el Toyota RAV4, las dimensiones exteriores ilustran las ventajas de diseño inherentes a la plataforma e-TNGA. Por ejemplo, el bZ4X tiene una altura total 85 mm menor, unos voladizos más cortos y 160 mm más de distancia entre ejes que RAV4. La línea del capo también se ha rebajado 50 mm, y la agilidad general se refleja en un ángulo de giro líder en la categoría, de 5,7 m.

El diseño incorpora elementos aerodinámicos que contribuyen a su generosa autonomía. Es el caso de unas profundas aberturas en las esquinas del paragolpes frontal, la cubierta integral del chasis inferior, un alerón de techo dividido y un alerón trasero en forma de ‘cola de pato’, además del difusor trasero, y una luneta trasera con una inclinación muy precisa.

La fina parrilla delantera cuenta con una persiana que se regula para canalizar el aire para refrigerar la batería y ayuda a reducir la resistencia al viento.

Diseño interior

El tema del diseño interior es ‘lagom’, una palabra sueca que expresa que algo es ‘sencillamente perfecto’. Aquí, se refleja en el confort y la amplitud que confieren al habitáculo el ambiente de una sala de estar, una sensación potenciada por el uso de texturas suaves, tejidos de gran calidad, detalles satinados y la opción de un techo panorámico.

El cuadro de mandos es fino y está situado más abajo, lo que potencia la sensación de amplitud y la visibilidad hacia delante del conductor.

El principio de ‘la vista en la carretera, las manos en el volante’ se refuerza con la cabina centrada en el conductor, en la que una pantalla TFT informativa de 7’’ se sitúa justo enfrente, en su línea de visión, por encima del borde del volante, para que pueda ver los indicadores sin apenas mover los ojos.

La larga distancia entre ejes ofrece un espacio para las piernas sin comparación en la categoría para todos los ocupantes, y una distancia de un metro entre la cintura de los pasajeros delanteros y traseros.

El volumen del baúl también es generoso, con una bandeja ajustable. Con los asientos traseros en posición de uso, el nuevo bZ4x ofrece hasta 452 litros de capacidad.

Rendimiento

El bZ4X con tracción delantera monta un motor eléctrico de 150 kW con una gran respuesta. Desarrolla 204 CV y 265 Nm de par, lo que le sirve para acelerar de 0 a 100 km/h en 8,4 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 160 km/h.

El modelo con tracción total genera una potencia máxima de 217,5 CV, con 336 Nm de par, igual velocidad punta y un 0-100 km/h algo menor: 7,7 segundos —todas las cifras de rendimiento son provisionales hasta la homologación—.

El sistema ofrece la opción de conducción con un único pedal, que potencia la regeneración de energía al frenar y permite al conductor acelerar y ralentizar el vehículo usando solamente el pedal del acelerador.

Autonomía y tecnología de batería

La autonomía es un aspecto crítico para los clientes de vehículos eléctricos. En línea con los objetivos de desarrollo para la batería, no se espera más que una pequeña reducción de su rendimiento, de alrededor del 10%, en 10 años de uso, o 240.000 kilómetros, lo que antes suceda.

La batería de ion de litio de alta densidad tiene una capacidad de 71,4 kWh, con la que es de esperar que disponga de una autonomía de más de 450 km (ciclo WLTP) —las cifras dependerán de la versión y de momento son provisionales, hasta la homologación final—.

Gracias a un sistema de calefacción eficiente y eficaz, que cuenta con una bomba de calor, se mantiene la fiabilidad a temperaturas bajo cero, con apenas una mínima reducción de la autonomía en comparación con los modelos de la competencia.

De modo similar, la batería se puede cargar rápidamente sin poner en riesgo la seguridad ni la vida útil: así, se puede cargar al 80% en unos 30 minutos con un sistema de carga rápida de 150 kW (CCS2). Este modelo contara con cargador trifásico de 11 kW a bordo.

Una de las claves de la calidad y durabilidad de la batería es el control múltiple del voltaje, la intensidad y la temperatura, a nivel de cada celda.

Si se detecta una generación anómala de calor, se activan automáticamente los controles oportunos. Se han implantado medidas para mitigar la degradación de los materiales, y el proceso de fabricación cuenta con mecanismos de protección para evitar la entrada de cuerpos extraños en la batería. Además, por primera vez en un Toyota, la batería está refrigerada por agua.

Tracción total

Toyota ha colaborado con Subaru, socio de desarrollo en este proyecto, para el diseño de un nuevo sistema de tracción total para vehículos, a partir de la extensa experiencia en tracción total de ambas compañías.

El resultado es una mayor seguridad al circular en condiciones complicadas, y confiere al bZ4X la capacidad de un auténtico todo terreno, líder en la categoría de todo caminos eléctricos.

El modelo con tracción total monta unos motores de 80 kW independientes en los ejes delantero y trasero. También se puede optar por la función XMODE, con distintos modos de conducción, para adaptarse mejor a las circunstancias con ajustes para nieve/barro, nieve gruesa y barro —por debajo de 20 km/h—, y control del agarre para una conducción todo terreno más dura —por debajo de 10 km/h—.

Sistema de dirección por cable

El bZ4X será el primer modelo de Toyota de producción en ofrecer el sistema de dirección por cable —One Motion Grip—, cuya introducción en Europa está prevista para más adelante.

Este sistema electrónico prescinde de la conexión mecánica entre el volante y las ruedas delanteras, y ajusta el ángulo de los neumáticos con precisión según la intención del conductor.

Además, deja más espacio para las piernas, con lo que da más libertad a la posición de conducción y facilita la entrada y salida.

El volante tradicional se sustituye por el control One Motion Grip, cuyo funcionamiento resulta mucho más fácil y fluido, sin necesidad de cruzar los brazos al girar. Así, se puede llegar de tope a tope con solo girar 150 grados.

Puesto que el sistema no tiene conexiones físicas, se suprimen las posibles vibraciones de los neumáticos en la dirección, pero el conductor sigue pudiendo notar sensaciones como las irregularidades de la superficie por la que se transita.

La sensación de la dirección mejora gracias al control independiente del volante. Además, sus características se pueden modificar en función del modo de conducción seleccionado.

Techo con panel solar

La autonomía del bZ4X se puede ampliar con el uso de un techo con panel solar opcional, que capta la energía solar y genera electricidad sin costo para cargar la batería y así propulsar el vehículo.

Se puede utilizar tanto con el vehículo encendido como apagado. Toyota calcula que puede acumular suficiente energía a lo largo de un año como para circular 1.800 km.

Nueva generación de Toyota Safety Sense

El bZ4X incorporará la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con funciones nuevas y mejoradas que ofrecen protección contra un abanico aún mayor de riesgos habituales de accidente.

Puede funcionar en colaboración con el conductor para hacer posible el objetivo definitivo de la movilidad social que promulga Toyota: “cero muertos y heridos en accidentes de tráfico”.

Al expandir el rango de detección del radar de ondas milimétricas y la cámara, el rendimiento de cada función ha mejorado.

Entre las novedades, destaca una expansión del Sistema de Seguridad Precolisión para detectar vehículos que circulen en sentido contrario e invadan el carril, suprimir la aceleración a baja velocidad y proporcionar asistencia para frenadas de emergencia.

Por otra parte, se podrá instalar un nuevo sistema multimedia con actualizaciones de software inalámbricas.

Beyond Zero

El bZ4X es el primer modelo de la nueva submarca bZ de Toyota.

El nombre lo forman las siglas de ‘beyond Zero’ —más allá de cero— y expresa el liderazgo medioambiental de Toyota desde que fuera pionera de la movilidad electrificada con la primera generación de Prius, el primer híbrido eléctrico de producción en serie, en 1997.

El lanzamiento del bZ4X refuerza el enfoque de Toyota para satisfacer distintas necesidades de movilidad, ofreciendo a los clientes una completa gama de vehículos electrificados, que incluye híbridos (HEV), híbridos enchufables (PHEV), eléctricos de batería (BEV) y eléctricos de pila de combustible (FCEV).

Toyota aspira a reducir las emisiones de CO2 con productos fáciles de usar y que resulten atractivos a los clientes. Conjuntamente, estas tecnologías ayudarán a conseguir el objetivo de la neutralidad de carbono.

Por el momento, no han anunciado su introducción al mercado argentino.

Se habló de
s