Header-Crypto-Cat-notas
Personajes cripto

La historia del treintañero más rico del mundo y las polémicas por su filosofía de vida

Su empresa de criptomonedas llegó a la Argentina. Sólo Mark Zuckerberg, de Facebook, hizo su fortuna antes que él, a esa edad. Quién es y en qué consiste la filosofía altruista a la que adhiere.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Criptomonedas: Sam Bankman-Fried aseguró que multiplicará su caridad por al menos 900 veces

Criptomonedas: Sam Bankman-Fried aseguró que multiplicará su caridad por al menos 900 veces, si sus finanzas siguen aumentando. (Foto FTX)

Para hablar de Sam Bankman-Fried, el multimillonario más joven del mundo, quizás sea preferible empezar a repasar algunas de sus particularidades. A diferencia de otros empresarios, este prodigio de las criptomonedas, repite cada vez que puede que su deseo es “ganar dinero para darlo”.

De hecho, en febrero, después de que Rusia atacara Ucrania, Bankman-Fried dio dinero en efectivo a todos sus usuarios ucranianos y, personalmente, donó USD 250.000 a ese país en Tether (una de las criptomonedas estables).

Acciones como esta se relacionan con su apego a la filosofía altruista, movimiento que descubrió en su paso por la universidad. Lógicamente, como todo prodigio de las matemáticas, es egresado del prestigioso MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts), en la carrera de Física.

Ahí, durante su primer año, en 2012, adhirió al altruismo efectivo: una filosofía que utiliza cálculos matemáticos para determinar cómo la gente podría hacer el mayor bien con su dinero y su tiempo.

Según contó el propio SBF -como se conoce a Sam Bankman-Fried-, su ingreso al mundo cripto fue, justamente, para llevar adelante la filosofía del altruismo efectivo y ganar tanto como sea posible para donar tanto como pueda.

Actualmente, la fortuna de este ex corredor de Bolsa en Wall Street, se calcula en unos USD 26.500 millones y, como declaró en una entrevista, piensa “regalar el 99% de sus ganancias”.

De momento, con 30 años, se lo puede ver durmiendo en un puff en la oficina, o jugando videojuegos mientras da charlas en Zoom y viviendo con un grupo de amigos en Bahamas.

Como buen millennial, SBF es vegano, fanático de Harry Potter y un destacado jugador del videojuego 'League of Legends'. Contrariamente a lo que se podría esperar, el superdotado de las criptomonedas esquiva cualquier lujo y, para dejarlo claro, maneja un Toyota Corolla.

Pero cuidado, esta actitud displicente, informal o relajada, que recuerda otros “genios” de la industria, no lo distrae ni un poco de sus objetivos.

La llegada casual al negocio de criptomonedas

Sam Bankman-Fried nació en California, en 1992. Sus padres, Joseph Bankman y Barbara Fried, son profesores de derecho en la Universidad de Stanford.

En 2019, con apenas 27 años, fundó la plataforma de criptomonedas FTX y, desde entonces, se lo considera el treintañero más rico del mundo, y el segundo en alcanzar tal fortuna a tan corta edad.

Solamente Mark Zuckerberg, fundador de Facebook y CEO de Meta, logró ganar más dinero siendo tan joven, según lo que refleja un reciente perfil de SBF en la revista Forbes.

Sam Bankman-Fried.jpg
Es habitual encontrar a SBF descansando en su oficina, luego de su trabajo para la plataforma de criptomonedas que dirige. (Foto FTX).

Es habitual encontrar a SBF descansando en su oficina, luego de su trabajo para la plataforma de criptomonedas que dirige. (Foto FTX).

Me involucré en las criptomonedas sin tener idea de lo que eran las criptomonedas, aunque parecía que había muchas buenas operaciones por hacer”, admite cada vez que lo consultan por sus inicios en la industria.

Sin embargo, de inmediato se sintió frustrado por la poca calidad que tenían los exchanges y, entonces, decidió crear uno propio. Apenas 3 años después, FTX -de quién es CEO y cofundador junto a Gary Wang- ocupa el podio entre las plataformas cripto más importantes del planeta.

Hace apenas unas semanas, la compañía también anunció su desembarco en Argentina, motivados por el crecimiento que el mercado de criptomonedas presenta en el país y en la región.

Qué es la filosofía del altruismo efectivo

En su paso por el MIT, Bankman-Fried adhirió a la noción de “ganar para dar”. Aunque la inspiración le llegó mucho antes, cuando era adolescente y vivía en Berkeley (Califormia). Ahí descubrió la obra del filósofo utilitarista Peter Singer, profesor de Princeton y defensor de los derechos de los animales.

Siguiendo ese enfoque, luego de la universidad, SBF trabajó en Wall Street durante tres años y regaló el 50% de su salario cada año para donarlo a la protección de los animales.

El concepto detrás del altruismo efectivo sostiene usar la razón para hacer el mayor bien posible; y Bankman-Fried lo pone en práctica como miembro de Giving What We Can, una de las comunidades de donaciones más grandes del mundo.

Al respecto, en una revista de negocios, declaró que quiere seguir ganando mucho dinero para repartirlo y planea donar la gran mayoría de su riqueza a organizaciones benéficas efectivas en todo el mundo. Su compañía cripto, de hecho, tiene una política de donar el 1% de sus ingresos a diferentes entidades benéficas sin fines de lucro.

Sam Bankman-Fried y las polémicas por sus donaciones

Pese a su apoyo a distintas causas, algunos críticos lo señalan como integrante de la estructura de poder que causa los problemas que busca solucionar. Es decir, como parte del mercado, realiza contribuciones políticas e impulsa la agenda de su empresa en Washington.

Además, contrariamente a lo que promulga en sus declaraciones públicas, los números indican que, por ejemplo, ha donado menos a la caridad de lo que gastó en los derechos para colocarle el nombre de su plataforma al estadio de los Miami Heat (USD 135 millones por 19 años). O en un anuncio para el Super Bowl (USD 30 millones).

Por supuesto, como empresario, no habría ninguna incoherencia en estas acciones porque se trata de inversiones para su negocio. Incluso, desde el lado de su filosofía, se podría decir que sirven para maximizar la cantidad de bien que puede hacer luego con sus donaciones.

Sin embargo, lo contradictorio hasta el momento es que, según los registros, el millonario ha donado solamente el 0,1% de su fortuna, unos USD $25 millones. Esto, además, lo ubica en el último lugar entre los millonarios más generosos de Forbes 400.

De cualquier manera, Sam Bankman-Fried, aseguró que multiplicará su caridad por, al menos, 900 veces, si sus finanzas siguen aumentando. “Las donaciones no son una meta a corto plazo, sino un camino a largo plazo”, declaró.

Por el momento, SBF incrementa su fortuna en el mercado de las criptomonedas y pelea por superar a Zuckerberg como el multimillonario más joven de la historia o, al menos, el más generoso.

Se habló de
s