icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ESPECTÁCULOS

Betty la fea, la serie que sigue siendo furor 20 años después

Betty la fea, la serie que sigue siendo furor 20 años después
betty-la-fea-la-serie-que-sigue-siendo-furor-20-anos-despues

Originaria de Colombia, esta novela fue transmitida en casi todos los países latinoamericanos y adaptada en más de 20 países de todo el mundo.

Yo soy Betty, la fea, la novela protagonizada por Ana María Orozco y Jorge Enrique Abello, se estrenó en Colombia el 25 de octubre de 1999. Hoy, a más de 20 años de su estreno y con incorporación del programa en Netflix, la telecomedia latinoamericana está siendo furor nuevamente.

Es que Betty, la fea, no fue solo una novela. En la época en la fue transmitida por primera vez, las protagonistas de las novelas siempre eran un actrices que cumplían con los patrones de la belleza hegemónica y conseguían todo lo que se proponían juntamente por su belleza. Entonces, el creador y productor de esta tira, Fernando Gaitán, decidió romper con ese esquema y escribir una novela que se adaptara a la realidad de cientos de personas. Así nació el personaje de Beatriz Aurora Pinzón Solano, conocida como Betty la Fea, una economista joven que logró obtener un título universitario muy rápido gracias a su inteligencia. Al terminar la universidad, luego de una exhaustiva búsqueda de trabajo, ocupa el puesto de secretaria de presidencia en Ecomoda, una de las compañías de moda más importantes del país.

En poco tiempo, gracias a sus habilidades y a su eficiencia, Betty logra convertirse en la mano derecha de su jefe, Armando Mendoza, y ascender al cargo de asistente de presidencia. Con su ascenso, Betty también se gana la confianza personal de Armando y le ayuda a ocultar sus infidelidades de su futura esposa, Marcela Valencia, protagonizada por Natalia Ramírez, quien también trabaja en la misma empresa.

Sin embargo, aunque la vida profesional de Betty es cada vez mejor y ella logra insertarse en el mercado laboral por sus habilidades y su preparación y desempeño, se enfrenta continuamente a insultos y burlas que llegan de parte de sus otros compañeros de oficina por su aspecto físico. La discriminación que vivió toda su vida fue tan grande, que ella misma se considera una persona “fea” y crea con sus nuevas amigas y compañeras de oficina “el cuartel de las feas”, espacio donde se siente contenida y en confianza.

Pero en esta novela las historias de amor no quedan atrás y junto a los ascensos, llega también el amor a la vida de Betty, que se enamora nada menos que de Armando, su jefe.

Un éxito mundial

Yo soy Betty, la fea, originaria de Colombia, fue un éxito desde el momento en el que se estrenó. El primer capítulo tuvo 36 puntos de rating en la televisión colombiana, y la audiencia fue incrementándose hasta que en uno de los programas se logró un rating del 54,7 %. Según las estadísticas, fue el tercer programa más visto de la televisión colombiana, ubicándose luego de las novelas “A Corazón Abierto” y luego “Pasión de Gavilanes”.

Lo mismo ocurrió en Venezuela, donde se transmitió durante 2000-2001 y se mantuvo como el programa más mirado por la población, incluso al ser transmitido en el horario de las 13 horas.

Pero eso no fue todo: Betty la fea se expandió primero por Latinoamérica, considerándose un éxito en todos los países en los que se transmitió, y después continuó con la expansión siendo adaptada a más de 20 países de todos los continentes. Así, respetando los parámetros culturales y sociales de otros países y adaptando la trama a los propios estándares de belleza de cada lugar del planeta, Betty La Fea fue adaptada en: Alemania, España, Israel, Polonia, Estados Unidos, Bélgica, Brasil, China, Filipinas, India, Grecia, México, Portugal, Países Bajos, República Checa, Serbia, Rusia, Croacia, Vietnam y Turquía.

Además, en el 2017 Betty la Fea llegó también al Teatro. En esa oportunidad, el elenco original se reunió para realizar nuevamente la historia pero sobre un escenario y con un episodio de la novela nunca antes emitido. La obra contó con con el elenco, director, escritor, vestuarista, maquilladora y todos los técnicos originales, teniendo el protagonismo de Ana María Orozco y de Jorge Enrique Abello, y la participación de los demás actores colombianos que fueron partícipes de la tira, como Lorna Paz, Stefanía Gómez, Julio César Herrera, Jorge Herrera, entre otros.

Pero sin dudas la TV y el Teatro le quedaron chicas a esta novela, ya que Betty la Fea obtuvo más de 10 premios en la TV Colombiana, algunos en la TV mexicana y hasta fue nominada a un premio Grammy (Latino) en la categoría “Mejor canción escrita para un medio audiovisual”. La canción Se dice de mí, de Yolanda Rayo, fue una adaptación de la milonga compuesta en 1943 con música del director de orquesta uruguayo Francisco Canaro y letra del poeta argentino Ivo Pelay. Esta canción había sido furor cuando Tita Merello le dio voz para la película Mercado de Abasto, en 1955. Junto con Betty la fea, se revivió esta milonga y la colombiana Yolanda Rayo también fue récord en reproducciones, llevando su canción a muchas radios del mundo.

En esta nota:
SUBIR

Ovación

NWS

Poder