“Sueños Compartidos” y la hora de las definiciones en la Cámara Federal
ComodoroPy

“Sueños Compartidos” y la hora de las definiciones en la Cámara Federal

Qué pasó. Sergio Schoklender, el empresario que cumplió una condena por parricidio, reapareció hoy en los tribunales de Comodoro Py 2002 para dar su versión de los hechos en una causa que generó varios dolores de cabeza al kirchnerismo referida a la construcción de viviendas sociales.

Qué se decide. La Cámara Federal está por definir el futuro del caso “Sueños Compartidos”, la causa en la que él está procesado junto a Hebe de Bonafini, la titular de Madres de Plaza de Mayo, la mujer que lo acogió cuando salió de la cárcel y de la que está distanciado desde el inicio del expediente.

Quiénes están procesados. En esa investigación, el juez Marcelo Martínez De Giorgi procesó, además de Schoklender y Bonafini, al ex secretario de Obras Públicas José López y su segundo, Abel Fatala, pero decidió dictarle falta de mérito al ex ministro de Planificación, Julio De Vido.

Aquel fallo se dictó en mayo de 2017, cuando el entonces diputado todavía no habían comenzado a lloverle pedidos de desafuero y detenciones. También se le dictó la falta de mérito a varios ex funcionarios como Jorge Capitanich, gobernadores e intendentes.

Por qué es importante esta causa. Se trata de una de las causas que más incomodó puso al kirchnerismo cuando empezaban a despertarse las investigaciones en su contra: la justicia investiga los fondos que salieron desde el Ministerio de Planificación y que fueron entregados a la fundación de las Madres para la construcción de viviendas sociales.

La Fundación Madres de Plaza de Mayo recibió 748.719.414,64 pesos para llevar adelante la construcción de viviendas sociales y centros sanitarios, pero -según se estableció en la causa- se desviaron 206.438.454,05 pesos.

Qué puede pasar. Ahora, la decisión de ratificar o no esos procesamientos o de revocar la falta de mérito de los ex funcionarios la tienen los jueces Leopoldo Bruglia y Martín Irurzun, los dos únicos integrantes que tiene ahora la Cámara Federal.

Precisamente,  Irurzun -convocado especialmente a resolver- presenció hoy la audiencia en la que Sergio Schoklender apareció en persona para dar sus versión de los hechos, defender las construcciones que hacían y culpar a los entonces funcionarios si es que existió malversación de dinero.

Un detalle. Fue un escándalo cuando Bonafini fue llamada a declarar tiempo atrás y se negó a presentarse a tribunales. El juez tuvo que ir días después a interrogarla. Ahora la Cámara no necesitará revisar el procesamiento de Bonafini porque la defensa no presentó sus argumentos en la apelación y se interpretó por desistido el recurso.