historias

Las mejores comidas para el verano

Las mejores comidas para el verano

La estación del año que alcanza promedios de más de 30º (de acuerdo a cada país) influye en todos los hábitos de vida de las personas. La forma de vestir, la rutina diaria y las mejores comidas para el verano, son algunos de ellos.

Cuando se piensa, entonces, en comidas para el verano, lo ideal es planear recetas livianas, con ingredientes frescos y un alto contenido y aporte de agua y fibras. Algunos platos muy calóricos o que se sirven calientes, quedan descartados para disfrutar en el invierno.

Ventajas, desventajas y aspectos de cuidado para la elaboración de comidas para el verano

Las comidas para el verano presentan la ventajosa característica de ser de simple resolución: se pueden plantear muchas recetas que no requieren de cocción o que solo implican pensar buenas mezclas y combinaciones de ingredientes. Se elaboran de modo más rápido que otras comidas que requieren de cocción lenta, varios elementos y utensilios de cocina, y muchos platos y cubiertos para lavar luego de comer.

A su vez, también se debe tener cuidado con la cadena de frío de los materiales utilizados. Estos platos suelen incluir ingredientes como el queso cremoso o descremado, frutas, yogurt y otros lácteos, etc. Estos productos, si no están bien conservados en el frío se podrían cortar, marchitar o estropear por completo.

Otro dato importante para contemplar es la limpieza de los ingredientes. Las comidas para verano suelen incluir muchas ensaladas, verduras combinadas de hoja y frutas. Es muy importante limpiarlas adecuadamente para evitar que se propaguen bacterias que se asientan en los vegetales, así como lavar los recipientes donde se las elabora.

Trucos para desinfectar verduras y lograr excelentes comidas para el verano

La primera recomendación y la más conocida es lavar bien las manos antes de manipular alimentos. La higiene personal también jugará un papel muy importante para no contaminar las verduras y frutas.

Un truco muy importante es el de lavar las verduras y frutas enteras antes de partirlas o pelarlas. Cuando se lava la fruta o verdura entera, se evita que los patógenos que hay sobre la corteza, se trasladen hasta el interior del alimento. Este truco se debe aplicar independientemente de cuándo se va a consumir la fruta o verdura, con su cáscara (en caso de que exista).

Se deben colocar las piezas de verduras y frutas al menos dos minutos bajo la canilla, o bien, en un recipiente limpio lleno con agua.

Se puede utilizar un cepillo en esos casos en los que las verduras y frutas presenten un exceso de suciedad (tierra u otros). Mientras se lavan con abundante agua, se puede utilizar un cepillo (o esponja limpia y libre de jabones) para retirarla.

Es un factor clave eliminar las hojas externas de algunas frutas y verduras, ya que pueden estar contaminadas.

Para desinfectar las verduras y frutas, hay varios trucos caseros que se pueden tener en cuenta. Una buena opción es usar productos antibacteriales, capaces de combatir las bacterias y disminuir el riesgo que tienen sus patógenos contaminantes.

Ideas de recetas simples y comidas para el verano

El verano es una oportunidad para elegir comidas frescas y livianas, de menor porcentaje calórico. Muchas personas eligen este momento del año para iniciar una nueva dieta y lograr un descenso de peso. Combinado con una adecuada rutina de actividad física, los resultados pueden ser muy notorios y saludables.

Los crepes son una alternativa muy simple de realizar, al igual que los omelettes. Se los puede combinar con distintas verduras, huevo y trozos de jamón. De esta forma se incorporan proteínas y varios nutrientes, en un plato fresco, rápido, simple y de sencilla digestión.

La típica ensalada de frutas es un clásico que nunca debería pasar de moda. Se la puede combinar con distintas semillas, y rociar con jugo de limón para evitar que los trozos cortados se oxiden. Es necesario recordar que no se puede transportar o cortar la cadena de frío, ya que las frutas rápidamente pierden su estado natural y pueden caer mal.

Las ensaladas son las reinas de las comidas para el verano. Pero no solo sus variedades de verduras y vegetales son las ideales, sino que se pueden probar muchas bases de ingredientes como fideos mostacholes, fideos de arroz (los que son muy finitos) o arroz integral.

Sobre esa base, se puede agregar verduras cortadas y salteadas con salsa de soja para lograr un delicioso “chop suey” de estilo oriental. La zanahoria, cebolla morada, morrón amarillo y cubos de zapallo son ingredientes esenciales.

Los sándwichs o bagels son una alternativa ideal dentro de las mejores comidas para el verano. Se puede escoger entre diferentes clases de panes, integral, con salvado, semillas de chía o saborizados con verduras.

Luego, untar con queso descremado, y elegir el relleno: rodajas de salmón ahumado, puré de palta, jugo de limón y tomate picado en trozos muy pequeños, es una opción muy vista en bares y restaurantes servidas en verano.

En cuanto a las bebidas, los licuados y smoothies son la alternativa elegida por mayoría. Las limonadas u otras aguas saborizadas a bases de otros cítricos como naranjas o pomelo, son favoritas. Agregando una cucharada de stevia y varios cubos de hielo se logrará una bebida refrescante, muy liviana y nutritiva.

Se habló de
s