icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
NOVEDADES

El asistente de conducción 'Adaptive Cruise Control' aumenta el nivel de comodidad y seguridad

El asistente de conducción 'Adaptive Cruise Control' aumenta el nivel de comodidad y seguridad
El Volkswagen Nivus ofrece mayor seguridad con el Contro Crucero Adaptativo

El ACC (Adaptive Cruise Control) es un elemento muy presente en los modelos premium de Volkswagen, pero ahora también está disponible en un compacto.

El nuevo Nivus es el primer modelo con este sistema en su segmento en Brasil y en la Argentina, lo que refuerza aún más el compromiso de Volkswagen de expandir la aplicación de tecnología y elementos de seguridad a toda la línea, gracias a los beneficios de la Estrategia de la Plataforma Modular MQB.

Lo primero que hay que distinguir es que el Adaptive Cruise Control es una evolución del 'cruise control', que permite al conductor no sólo establecer la velocidad que de su vehículo, sino también ajustar la distancia que quiere mantener en relación con el vehículo de adelante, lo que aumenta la comodidad y confort; su seguridad y la de todos en el tránsito
Lo primero que hay que distinguir es que el Adaptive Cruise Control es una evolución del 'cruise control', que permite al conductor no sólo establecer la velocidad de su vehículo, sino también ajustar la distancia que quiere mantener en relación con el vehículo de adelante, lo que aumenta la comodidad y confort; su seguridad y la de todos en el tránsito", explica Antonio Carnielli Jr., subdirector de carrocería, acabados, seguridad del vehículo y predesarrollo en Volkswagen do Brasil

" Es importante tener en cuenta que ACC es un asistente de conducción, por lo que todas las decisiones al volante quedan bajo responsabilidad del conductor ”, completa el ejecutivo.

Para explicar en detalle cómo funciona el ACC , hemos elaborado una lista completa con 10 informaciones que todo el mundo necesita saber sobre este moderno asistente de conducción.

1 - El ACC tiene 2 funciones básicas

Todo Control de Velocidad Adaptativo tiene dos funciones básicas: mantener, en base a ajustes preestablecidos por el conductor, la velocidad del automóvil y la distancia en relación con el vehículo que circula por delante, controlando automáticamente las aceleraciones y frenadas. De esta manera, ACC brinda una mayor comodidad y seguridad al conductor y con el entorno del vehículo.

2 – Es un asistente de conducción, no es un sistema de manejo autónomo

El ACC no es una función de conducción autónoma, sino una tecnología que ayuda al conductor durante la conducción, haciéndolo más cómodo y seguro.

En otras palabras, la responsabilidad de la toma de decisiones al volante es única y exclusiva del conductor, quien debe mantener el 100% de la atención en la carretera durante todo el viaje.

3 - El ACC no existe sin asistencia delantera

Todos los vehículos Volkswagen (y también de otras marcas en general que cuentan con este equipamiento) con Control de crucero adaptativo están equipados con Asistencia delantera , una tecnología que siempre está activa (a diferencia del ACC ) y que monitorea la aproximación del automóvil de adelante, frenando automáticamente el vehículo en una situación de riesgo inminente, independientemente de la velocidad a la que se encuentre.

Al detectar una aproximación rápida en relación con un automóvil delante, Front Assist emite una advertencia sonora y una advertencia luminosa, y da un "empujón" en el freno, alertando al conductor. Luego, la fuerza de frenado aumenta hasta que el automóvil se detiene por completo.

En el caso de Nivus , cuando el ACC , que se puede activar desde 30 km / h, está funcionando, Front Assist está monitoreando todo el tráfico por delante.

Por debajo de 20 km / h, cuando el ACC no se puede encender o se deshabilita automáticamente, Front Assist permanece encendido, monitoreando la situación del tráfico por delante.

4 – Distancia mínima de seguridad

Además de comodidad, el control de crucero adaptativo también brinda seguridad. Por lo tanto, en el momento en que el conductor está ajustando la distancia a mantener en relación con el vehículo de adelante, el sistema determina automáticamente una distancia de seguridad mínima necesaria.

De esta forma, en una situación de riesgo inminente, el conductor podrá evitar un accidente. Si depende únicamente del ACC, el conductor nunca se 'pega' al automóvil que va delante.

5 - ¿Quién hace la lectura del tránsito?

Respuesta: ¡un radar!

Este equipo tiene la misma finalidad que el utilizado en las aeronaves, realizar el 'escaneo' del tránsito por delante, detectando la presencia de otros vehículos y enviando constantemente información a la central electrónica del sistema, que, a partir de ellos, toma decisiones para frenar o acelerar. .

En el Nivus , este radar se coloca detrás del nuevo logotipo de Volkswagen, en la parrilla delantera.

6 – Desarrollado para el andar de cada día

El radar utilizado en el Control de crucero adaptativo se desarrolló para satisfacer las necesidades de un entorno vial, como calles, avenidas y autopistas, y está diseñado para detectar vehículos estacionados y en movimiento.

7 - ¿Todos los sistemas ACC son iguales?

La respuesta a esta pregunta es "no".

Dentro de Volkswagen , por ejemplo un ACC puede ofrecer más funciones que otro, según el modelo.

El Control de Crucero Adaptativo que equipará el nuevo Taos (recordemos que es fabricado en la Argentina y que estará disponible a partir del próximo año), contará con la función 'Stop & Go', que hace que el coche se detenga por completo, en caso de que el vehículo de delante también se detenga, y retoma la velocidad según el vehículo de adelante para acelerar de nuevo.

En Nivus, el sistema ACC funciona de manera diferente. Cuando el coche de delante empieza a frenar y reducir la velocidad, ACC hará que el Nivus reduzca automáticamente la velocidad a 20 km / h.

A partir de este momento, el sistema alertará al conductor de que debe tomar el control total del vehículo, ya que se desactivará automáticamente y el conductor deberá retomar el control.

8 – El sistema no realiza adelantamientos por la derecha

Para reducir el riesgo de accidente, el sistema no adelanta por la derecha en autopistas y a velocidades superiores a 80 km / h.

En el caso de que un automóvil esté en el carril izquierdo impidiendo que el vehículo que viene detrás (con el ACC activado) adelante, aunque el conductor cambie al carril derecho para intentar la maniobra, el Control de crucero adaptativo lee la situación y no ejecuta adelantamiento por la derecha.

9 – Reasume el control cuando quiera

Incluso con el ACC en funcionamiento, el conductor es responsable de conducir el vehículo, tomando todas las decisiones.

Lo que muchos no saben es que, al tocar el pedal del freno o simplemente presionar el botón 'Cancelar' en el volante multifuncional, el sistema se apagará automáticamente, ya que entiende que el conductor quiere un control total del vehículo o que la situación requiere una intervención humana inmediato.

10 – Pisar el acelerador no apaga el sistema ACC

Al contrario de lo que muchos imaginan, pisar el acelerador “no” desactiva automáticamente el ACC, ya que el sistema entiende que el conductor, por alguna necesidad, se vio obligado a exigir más torque y potencia al motor.

Durante la maniobra, el control de crucero adaptativo está en "espera".

Una vez finalizada la maniobra, el conductor puede volver a quitar el pie del acelerador por completo y el ACC comenzará a funcionar de nuevo a partir de los ajustes preestablecidos de velocidad y distancia en relación con el coche que va delante.

SUBIR