icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
NOVEDADES

RENAULT MORPHOZ

RENAULT MORPHOZ
Renault MORPHOZ

MORPHOZ es un vehículo a medida que se adapta a todos los usos, tanto los del día a día en trayectos cortos como los que requieren un radio de acción mayor. Un vehículo personal que se comparte cuando uno no lo utiliza. Un vehículo pensado para integrarse en ecosistemas variados y favorecer el intercambio. Un vehículo autónomo para conducir y dejarse conducir.

Un vehículo a medida que se adapta a todos los usos, tanto los del día a día en trayectos cortos como los que requieren un radio de acción mayor. Un vehículo personal que se comparte cuando uno no lo utiliza. Un vehículo pensado para integrarse en ecosistemas variados y favorecer el intercambio. Un vehículo autónomo para conducir y dejarse conducir.

Este vehículo futurista, llamado MORPHOZ, representa la visión de Renault de la movilidad eléctrica personal y compartible más allá del año 2025. Aprovecha la futura plataforma modular eléctrica CMF-EV de la Alianza para ofrecer varias configuraciones de potencia, de capacidad y de autonomía, y también de habitabilidad y volumen del baúl.

Fiel a los genes de la marca, el concepto evoca algo más que una visión exploratoria de la movilidad. Su diseño, sus detalles y su presentación interior prefiguran también la nueva familia de modelos eléctricos Renault de los próximos años.

El principal freno a la compra de un vehículo eléctrico sigue siendo la autonomía -real o supuesta- que se le otorga. Sin embargo, esta idea restrictiva de la movilidad desaparecerá muy pronto y el concept es la mejor demostración de ello.

La movilidad eléctrica sin restricciones:

Pionero y líder de la movilidad eléctrica, el Grupo Renault ha lanzado ocho vehículos eléctricos en diez años. Ha hecho que la autonomía y la potencia de su modelo eléctrico emblemático ZOE progresaran para reforzar su polivalencia y permitir que sus usuarios recorrieran cada vez mayores distancias. Al mismo tiempo, el Grupo ha desarrollado Twingo Z.E., que ofrece una autonomía adaptada para un uso urbano. Su cartera de modelos incluye también el pequeño SUV urbano Renault City K-ZE que se comercializa en China y la mayor gama de vehículos comerciales eléctricos en Europa.

Pretende ir aún más lejos en el futuro y esto es lo que representa: un concept car exploratorio, pero no sólo es…prefigura también una futura nueva familia de vehículos eléctricos, con unos modelos que podrán disponer de varias capacidades de batería; unos modelos que se beneficiarán de los últimos avances tecnológicos para optimizar la eficiencia energética de las baterías y de las motorizaciones que los equipan; unos modelos que aprovecharán las mejoras estructurales y de eficiencia de los sistemas de recarga; unos modelos que dispondrán de servicios conectados que optimicen los recorridos y los momentos de recarga.

Una plataforma eléctrica específica

Esta visión de la movilidad eléctrica y los futuros vehículos de la gama Renault que la encarnen no podrían existir sin una base técnica específica. Así pues, Renault MORPHOZ se basa en una nueva plataforma modular 100 % eléctrica denominada CMF-EV.

Esta plataforma, al igual que la nueva plataforma CMF-B estrenada el pasado año en Clio y de la que se beneficia Captur, ha sido desarrollada por la Alianza. Permite diseñar, concebir y fabricar vehículos eléctricos que ofrecen múltiples ventajas con respecto a plataformas diseñadas para las motorizaciones térmicos o para usos mixtos térmico/eléctrico.

En términos de estilo por ejemplo, la arquitectura innovadora de la plataforma permite un vehículo con una larga distancia entre ejes, ruedas llevadas a las cuatro esquinas, voladizos reducidos y un piso plano. De este modo, el vehículo puede lucir nuevas proporciones y ganar en impronta visual. Asociada a una batería más fina, la plataforma CMF-EV permite diseñar vehículos más pegados a la carretera, con un techo menos alto, ganando así una aerodinámica crucial, y ofrecer al mismo tiempo una gran habitabilidad. El capó motor es corto, lo que permite alargar la cabina y obtener una línea más elegante.

Esta nueva plataforma favorece asimismo el dinamismo de conducción con un chasis y una estructura optimizados para el vehículo eléctrico, así como un centro de gravedad más bajo gracias a la implantación de las baterías bajo el piso trasero.

Por último, en el aspecto de la habitabilidad y de la distribución interior, el motor eléctrico implantado en la plataforma CMF-EV es menos voluminoso que un motor térmico y permite afinar y adelantar el puesto de mando, liberando así volumen de almacenamiento y espacio en beneficio de los pasajeros –sobre todo a la altura de las rodillas en la parte trasera. La ausencia del túnel de transmisión ofrece también la posibilidad de un piso plano y deja más espacio para las piernas. Un vehículo de un segmento dado podrá, a partir de ahora, ofrecer una habitabilidad digna del segmento inmediatamente superior.

MORPHOZ, un vehículo personal modular según las necesidades

Renault MORPHOZ es un concept-car de crossover modular 100% eléctrico enchufable por inducción, incluso circulando. Está conectado y cuenta con funciones de conducción autónoma de nivel 3. Al igual que el concept SYMBIOZ desvelado en 2017, se trata de un vehículo personal, dotado en su caso de funciones compartidas específicas.

La modularidad se expresa por la transformación física que se opera entre sus dos versiones: la versión corta «City» y la versión larga «Travel». El vehículo es, de hecho, capaz de adaptarse a los distintos momentos de la vida de sus usuarios, entre usos del día a día y trayectos de vacaciones, por ejemplo.

Para ello, la versión City lleva la capacidad de baterías precisa para responder a las necesidades de la vida diaria mientras que la versión Travel puede recibir una capacidad energética adicional que permite desplazarse en largas distancias a través de la red de autopistas, por ejemplo.

City mode

En su versión corta City, mide 4,40 metros de longitud. Su distancia entre ejes, récord en esta longitud, es de 2,73 metros y le permite alojar sin problemas los 40 kWh de baterías que lleva a bordo por defecto, a la vez que se mantiene «ligero» y sin sobrecoste innecesario. En el interior, la habitabilidad es digna de la de un modelo del segmento superior.

En esta configuración, luce una llamativa firma luminosa específica subrayada por segmentos de LED adicionales. Su estilo es también más marcado, con un capó corto, unos paragolpes esculpidos y sin voladizos, lo que lleva las ruedas a las cuatro esquinas y simboliza la agilidad de un vehículo urbano con motorización eléctrica.

Travel mode

En versión larga Travel, mide 4,80 metros de longitud. Su distancia entre ejes progresa hasta 2,93 metros para que la transformación beneficie tanto a la capacidad para almacenar baterías como al espacio interior. Esto le permite llevar 50 kWh de baterías adicionales (capacidad total de 90 kWh) y ofrecer más espacio para las piernas de los pasajeros, además de espacio para dos equipajes suplementarios. De este modo está listo para afrontar las largas distancias. Además, la transformación aumenta su aerodinamismo gracias a un perfil y una proa más afilados. La versión Travel cuenta con una identidad frontal específica.

Principio del Travel Extender

La capacidad de la batería nominal de 40 kWh en versión City le otorga una autonomía de 400 km ampliamente suficiente para los usos urbanos y periurbanos del día a día. Le ofrece también cierta polivalencia que le permite satisfacer más del 90 % de las necesidades de los usuarios.

Para el 10 % restante que corresponde a las largas distancias, puede recibir un pack de batería adicional de acuerdo con el principio del «Travel Extender». En una estación específica, el vehículo se transforma para pasar a la versión Travel mientras que una tapa situada en el carenado del fondo plano se abre encima de la tapa de la estación. Se instalan 50 kWh de baterías a bordo del vehículo. En unos segundos, puede salir de la estación dotado de una autonomía de 700 km cuando se utiliza en autopista.

A la vuelta, el usuario pasa por dicha estación para «devolver» las baterías adicionales y recuperar la capacidad inicial de 40 kWh así como la configuración City del vehículo. La estación recargará las baterías para que estén listas para ser usadas. También puede utilizarlas para un uso anexo mientras no se vuelven a poner en circulación para otro vehículo: alimentación de una estación de recarga para bicicletas en autoservicio, almacenamiento de electricidad procedente de energías renovables o iluminación de una infraestructura o de un edificio adyacente, por ejemplo.

Un habitáculo adaptativo para el conductor y sus pasajeros

Al acercarse el conductor, el automóvil activa una animación luminosa para mostrar que ha detectado y reconocido, gracias a sus sensores, a la persona que va a subir a bordo. Un simple gesto con la mano basta entonces para desbloquear el vehículo y abrir sus puertas. Su apertura antagónica combinada con la ausencia de pilar central facilita la subida de los pasajeros a bordo y permite descubrir un acogedor habitáculo iluminado por el amarillo de la tela de los asientos y de la consola central. Al igual que la carrocería, al transformarse el habitáculo se adapta a las necesidades del conductor y de los pasajeros.

Una pantalla LIVINGSCREEN retráctil

El conductor dispone de un volante futurista con, en su centro, una pantalla de 10,2 pulgadas que muestra las principales informaciones de conducción y de seguridad. Detrás de este volante aparece un salpicadero envolvente aparentemente desprovisto del tradicional cuadro de instrumentos y de pantalla multimedia.

A petición del conductor –que puede así optar por liberarse por completo de las pantallas, a menudo numerosas en los vehículos actuales– este salpicadero se abre para dar paso al cuadro de instrumentos LIVINGSCREEN gracias a una cinemática puntera. Esta amplia y única pantalla, que se despliega bajo demanda, combina la visualización de las informaciones de conducción y la del sistema multimedia.

Este cambio de configuración se encuentra disponible tanto en conducción manual como en modo autónomo.

Asiento del pasajero basculante

El habitáculo dispone de un modo «Compartir» que permite a los pasajeros –pero no al conductor, que mantiene la vista en la carretera– situarse frente a frente para charlar y compartir actividades.

Para ello, el asiento del pasajero delantero, de manera totalmente simétrica, báscula de adelante hacia atrás para situarse en sentido opuesto, orientado hacia la parte trasera. Los pasajeros disfrutan entonces de la consola central compartida y su amplia pantalla, como en un salón.

Asientos traseros deslizantes

Cuando el auto pasa del modo City al modo Travel, los asientos de los pasajeros traseros se benefician automáticamente de más espacio interior para llevar sus asientos hacia atrás.

Los pasajeros cuentan así con más espacio para las piernas. Además, pueden sentarse como en un sillón de salón, alrededor de una mesa a la que simboliza la pantalla de la consola central compartida.

Conducción autónoma de nivel 3

El concept está dotado de una conducción autónoma de nivel 3, dentro de los 5 definidos por SAE International. También llamado «Eyes off - Hands off», este nivel permite al conductor soltar el volante y delegar la conducción al vehículo en una serie de situaciones determinadas y en vías autorizadas. Por ejemplo, puede hacerlo en autopista o en los atascos de las vías rápidas.

El vehículo es capaz de gestionar la distancia con el que le precede, de mantenerse en el carril incluso en las curvas y de moverse en los embotellamientos. Ahora bien, el conductor debe ser capaz de retomar el control rápidamente (en unos segundos) según lo solicite el sistema. Esto puede suceder, en particular, en caso de mal tiempo o de ausencia de marcado en el suelo que impiden una buena visibilidad. Por este motivo, el volante se mantiene siempre en su sitio, incluso cuando la gran pantalla del cuadro de instrumentos se reintroduce en el tablero de a bordo.

Con el nivel 3 de conducción autónoma, el conductor puede mover libremente la vista y las manos mientras dura la delegación. Puede utilizar el sistema multimedia del coche para dictar sus mails, sus SMS o leer contenidos multimedia, por ejemplo.

En la actualidad, Renault propone en sus vehículos más recientes (Clio, nuevo Captur, nuevo Espace, nuevo Mégane y nuevo Talisman…lamentablemente ninguno de ellos disponible en la Argentina) el Asistente para Autopista y Tránsito. Éste, combina el regulador de velocidad adaptativo (con Stop & Go) y la asistencia de centrado en el carril para proporcionar una prestación de autonomía de nivel 2. A finales de 2020, Renault propondrá el Asistente para Autopista y Tráfico en 16 configuraciones de vehículos diferentes en Europa, en Corea y en China.

Cuando la reglamentación lo autorice y las evoluciones tecnológicas que permiten llegar al nivel 3 se hayan democratizado, los modelos Renault estarán dotados de una tecnología autónoma de nivel 3. Mientras tanto, las ayudas a la conducción como el Asistente para Autopista y Tráfico se beneficiarán de evoluciones, añadiéndoles, sobre todo, una conectividad hacia otros vehículos y hacia las infraestructuras.

Un diseño eléctrico al servicio de la eficiencia y de la personalidad

Con 4,40 o 4,80 metros de largo según los modos (con una anchura de 2 metros y una altura de 1,55 metros), su diseño mezcla detalles de berlina, de SUV y de coupé. Este estilo inédito se debe a la utilización de una nueva plataforma modular CMF-EV específica para las motorizaciones eléctricas. La carrocería se viste de un elegante color metálico Ivory Gold mientras que los detalles de color amarillo eléctrico contrastan con el negro lacado de la cabina.

Los retrovisores laterales han sido sustituidos por cámaras digitales HD. Las imágenes captadas son proyectadas en pantallas interiores y son alimentadas por la inteligencia artificial. Mezcladas con los datos de los distintos captadores exteriores, permiten señalar cualquier peligro potencial al conductor.

El ecosistema eléctrico

El vehículo eléctrico desempeña una función importante en la transición energética al integrarse en un ecosistema eléctrico cada vez más completo e inteligente. Y lo hace hasta tal punto que su papel desborda el marco de la carretera e incluso del domicilio donde se recarga, como lo demuestra el ejemplo del ecosistema experimental de Porto Santo.

En el centro de este funcionamiento se encuentran por supuesto las baterías. El Grupo Renault lleva mucho tiempo trabajando en dar una segunda vida a sus baterías, como con, por ejemplo, el proyecto «Advanced Battery Storage» o el barco eléctrico Black Swan. En la actualidad, se interesa también por otro aspecto: el doble uso de las baterías.

Así pues, cuando no se utilizan para circular, las baterías que se quedan en el coche pueden alimentar equipamientos de la casa o del barrio por medio de dispositivos de recarga inteligentes y de la tecnología bidireccional V2G (Vehicle to Grid). Las baterías del modo Travel que se retiran del vehículo son almacenadas para servir a otros vehículos o para alimentar equipamientos como estaciones de recarga de bicicletas en autoservicio o alumbrado público.

Con su sistema de baterías compartidas, no es necesario producir baterías para que cada vehículo esté dotado de una capacidad nominal de 90 kWh. Esta limitación de la producción beneficia a la huella de carbono y al medioambiente.

El concept car simboliza la movilidad eléctrica más allá de 2025 y se inscribe de pleno en la transformación de las ciudades en Smart Cities, en las que las tecnologías conectadas, los datos inteligentes y abiertos, los elementos del “Internet de las Cosas”, las redes inteligentes, los nuevos materiales y las energías limpias pueden ser utilizados para construir e inventar un futuro positivo. Estas son tres pruebas tangibles de ello:

- circula por ciudad en armonía con otros usuarios. Sus funciones de conducción autónoma de nivel 3 mejoran la seguridad de todos haciendo que desaparezca el origen humano en cerca del 90 % de los accidentes de tránsito. Además, sus captadores detectan a los peatones y a los ciclistas, señalándolos al conductor de manera activa cuando este tiene el control, para evitar los accidentes.

- Su motorización eléctrica contribuye a la mejora de la calidad del aire y le permite circular en zonas prohibidas para las motorizaciones térmicas. Su formato más corto en versión City está adaptado para una circulación en ciudad: limitación de la huella en el suelo y de los acondicionamientos correspondientes, vías mejor compartidas entre usuarios, etc.

- Gracias a su sistema de estaciones de baterías, puede desempeñar una función en la creación de una autosuficiencia energética en los barrios. Las baterías sin utilizar almacenadas en las estaciones alimentan infraestructuras, edificios, servicios, etc. Almacenan energía renovable y sirven para atenuar los picos de demanda, restituyendo dicha energía de manera oportuna. Además, compartir las baterías permite reducir su producción.

Una presencia sumamente agradable

Bienvenida a bordo

Activa ya en el exterior del vehículo, la inteligencia artificial utiliza sus sensores para detectar y reconocer al conductor cuando se aproxima. Se enciende entonces una animación luminosa en las puertas que simboliza dicho reconocimiento. El conductor solo tiene que mover la mano para activar la secuencia de bienvenida: desbloqueo y apertura de las puertas, posicionamiento automático del asiento y adaptación de la luminosidad interior acorde con sus preferencias y estado de ánimo. El conductor también es recibido por la voz de la inteligencia artificial.

Columna vertebral

El habitáculo está atravesado por una consola central sobreelevada que hace las veces de cerebro de la inteligencia artificial. Un emplazamiento específico en esta auténtica columna vertebral permite al conductor colocar su smartphone: este desaparece entonces, «absorbido» por la madera de la consola y será utilizado por la inteligencia artificial como principal fuente de datos –con autorización solamente–, obteniendo así la información necesaria para realizar sus diversas tareas.

Visualización

La inteligencia artificial ayuda al conductor a visualizar el entorno gracias al tratamiento en tiempo real de los datos de los captadores exteriores y de las imágenes de las cámaras del vehículo, especialmente las que sustituyen a los retrovisores exteriores. Las animaciones luminosas de las contrapuertas y las ventanas señalan por ejemplo la presencia de un peatón o de un ciclista en el ángulo muerto.

Asistente personal virtual proactivo

Tres modos de activación

Como si se tratara de un asistente personal virtual proactivo, la inteligencia artificial del concept Renault MORPHOZ se activa y controla de tres maneras: táctil desde la pantalla o la consola, gestual con la mano, o con la voz.

Planificación

En modo City, para los trayectos de la vida diaria, la inteligencia artificial transforma la agenda del conductor en un viaje eficiente gracias a la optimización del recorrido y del tiempo entre dos obligaciones o citas. En modo Travel, camino de las vacaciones por ejemplo, propone descubrir lugares teniendo en cuenta el horario de llegada deseado y la autonomía restante, al igual que el planificador del trayecto eléctrico, ya disponible en la aplicación MY Renault para los vehículos eléctricos Renault. En ambos casos, se propone una visualización 3D del trayecto en la gran pantalla del cuadro de instrumentos.

Continuidad

Al subirse a bordo de MORPHOZ, ni el conductor ni los pasajeros pierden el hilo de su vida digital. Pueden incluso seguir escuchando música de manera individual gracias a la detección personalizada de su smartphone y a los altavoces integrados en los asientos. Un trayecto preparado en casa será automáticamente retomado por el sistema de navegación que enviará al smartphone del conductor los últimos metros que haya que recorrer a pie una vez que el vehículo esté estacionado cerca de su destino.

Creador de afinidades y de intercambio

Autorización

Aunque la inteligencia artificial del prototipo detecta automáticamente para cada pasajero los dispositivos, como el smartphone, en los que poder buscar los datos, en ningún caso podrá utilizarlos sin autorización. De este modo, la intimidad y la vida privada de un amigo que suba a bordo o de una persona que utilice el vehículo en el marco de sus funciones compartidas se preservan automáticamente.

Pantalla compartida

La inteligencia artificial pretende atender también las afinidades. Esto se manifiesta a través de la pantalla compartida situada en la consola central, entre los asientos. En ella, los pasajeros pueden por ejemplo explorar la biblioteca musical disponible a bordo gracias al smartphone de cada uno de ellos o enfrentarse en los vídeojuegos. Desde esta pantalla, se accede a los mandos de bienestar del habitáculo a través de los ajustes MULTI-SENSE.

Propuestas

La inteligencia artificial no espera a que los pasajeros creen interacciones para proponerles alguna. Por ejemplo, puede sugerir la playlist del viaje en función del estado de ánimo y de las preferencias de cada uno. Se adapta a la situación a partir de elementos pragmáticos (las agendas personales por ejemplo) y detecta oportunidades en función de las preferencias y de los gustos.

El espíritu Renault en 7 características

En el habitáculo del concept Renault MORPHOZ, muchos elementos se hacen eco de la filosofía «Easy Life» de Renault y de su historia… e incluso de su futuro.

Volante

El cristal salpicado de líneas luminosas que compone el interior del volante futurista acoge botones de mando sensitivos con retorno háptico. Entre estos botones, uno permite al conductor acceder a los ajustes MULTI SENSE.

Puesto de mando

El puesto de mando flotante del concept Renault MORPHOZ enmarca la parte delantera del habitáculo hasta la altura de los medallones de puerta, rodeando así a los ocupantes.

Táctil

La tradicional palanca de selección de los modos de conducción de un vehículo eléctrico se ha sustituido por cuatro botones táctiles (P, R, N y D) situados en la parte delantera de la consola para liberar espacio y facilitar los movimientos del conductor y de su pasajero.

LIVINGSCREEN

La pantalla LIVINGSCREEN del concept MORPHOZ simboliza la inteligencia presente en el corazón de la vida a bordo del vehículo. La pantalla OLED esculpida reagrupa en sus 80 centímetros de ancho informaciones de conducción, de navegación y de entretenimiento. Los concept-car TreZor de 2016 y SYMBIOZ de 2017 ya disfrutaban de estas premisas.

Reciclaje

Al igual que la tela de los asientos de nuevo ZOE, el habitáculo del concept MORPHOZ recurre a numerosos materiales reciclados: madera del piso, plástico de las contrapuertas, tela de los asientos, etc., diseñados o confeccionados por empresas responsables como Aggebo & Henriksen (Dinamarca), Gudbrandsdalens Uldvarefabrik AS (Noruega) y Plasticiet (Holanda).

Almacenamiento

Los aspectos prácticos no se quedan atrás para los pasajeros que se benefician de un espacio de almacenamiento situado en la consola central.

Báscula

El asiento del pasajero delantero bascula para posicionar a su ocupante frente a los pasajeros traseros en modo compartido. Esta modularidad recuerda de algún modo lo que ya era posible a bordo del Espace de primera generación de los años 80.

Ficha técnica concept-car Renault MORPHOZ

Longitud: 4,40 m (versión City) / 4,80 m (versión Travel)

Ancho: 2 m

Altura: 1,55 m

Distancia entre ejes: 2,73 m (versión City) / 2,93 m (versión Travel)

Motorización: 1 motor eléctrico

Baterías: 40 kWh (versión City) / 90 kWh (versión Travel)

Potencia: 100 kW (versión City) / 160 kW (versión Travel)

Recarga: inducción estática y dinámica

Ruedas motrices: delanteras

Conectividad interna: 5G

Conectividad infraestructuras: Wi-Fi G5

SUBIR