Header-Crypto-Cat-notas
Cripto sustentable

Minería de Bitcoin: un emprendedor argentino construye la primera bio-cripto granja para minar sin dañar el ambiente

Se trata de un proceso sustentable que transforma desechos o excremento de ganado en Bitcoins. Cómo funciona y quién es el argentino detrás del proyecto.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Minería de Bitcoin: el proyecto en la provincia de Córdoba busca convertirse en la primera bio-cryptogranja del mundo y revolucionar la industria de las criptomonedas. 

Minería de Bitcoin: el proyecto en la provincia de Córdoba busca convertirse en la primera bio-cryptogranja del mundo y revolucionar la industria de las criptomonedas. 

José Sarasola es argentino, aunque estudió Business Economics en Australia, donde se graduó en la Universidad Nueva Gales del Sur (UNSW). Allá, justamente, comenzó a dar sus primeros pasos en la minería de Bitcoin, junto con su socio, Kevin Belcher.

Por aquel entonces, comienzos de 2017, compraron en eBay un equipo de minería usado que -puede pasar- no funcionaba. “Tuvimos que abrirlo y desarmarlo por completo; y de esa manera, sin buscarlo casi, terminamos inmersos en la fascinante industria de la criptominería”, recuerda Sarasola en diálogo con A24.com.

Desde ese momento, él y su socio comenzaron a buscar posibles soluciones para cambiar el paradigma. “Queríamos encontrar la fórmula para que minar Bitcoin, en vez de malo, sea bueno para el ambiente y trabajamos mucho tiempo analizando distintas tecnologías, hasta que encontramos el biogás, una forma de generar electricidad a partir del excremento de los animales”, cuenta.

Por eso, ahora, no duda es destacar que su proyecto es una solución a un problema: “Tomamos el residuo que afecta al establecimiento agropecuario y que también es tóxico para el medio ambiente, y lo convertimos en Bitcoin literalmente”.

Minería cripto en Argentina

Lo cierto es que cinco años después de comprar aquel equipo de minería defectuoso, José Sarasola es el CEO de Cryptogranjas, una compañía argentina formada por ingenieros, economistas y expertos en criptomonedas que tiene como objetivo lograr mayor sustentabilidad en la industria cripto.

Bitcoin BIOGRANJA.jpg
Bitcoin: la empresa que encabeza Sarasola tiene como objetivo lograr mayor sustentabilidad en la industria de las criptomonedas.

Bitcoin: la empresa que encabeza Sarasola tiene como objetivo lograr mayor sustentabilidad en la industria de las criptomonedas.

Con su empresa crean alternativas versátiles de inversión en criptomonedas y se dedican a armar, desarrollar, operar y monitorear centros de minería de bitcoins -granjas- en Argentina y Paraguay. A su vez, cuentan con un laboratorio para desarrollar su propia tecnología que sirve para generar más proyectos innovadores y, también, son distribuidores oficiales de máquinas de minería Bitmain y Avalon, dos de las más importantes del mundo.

Para Sarasola, “Argentina es uno de los países con mayor potencial para la minería de Bitcoin porque tenemos una mano de obra altamente calificada, necesaria para el armado de granjas y manejo de equipos de minería”. Además, explica, “la electricidad se paga en pesos y las máquinas de minería generan un producto que cotiza en dólares. Es decir, los costos están pesificados y la facturación dolarizada”.

Según su visión, y la de muchos otros que trabajan en la industria, la minería de Bitcoin no solo beneficia a quienes la ejercen, sino también a la nación que la permite. “Hay quienes piensan que esto es malo para la economía de nuestro país; pero, por el contrario, es buenísimo, ya que se generan divisas, inyectamos dólares en la economía argentina”, reconoce el empresario.

Bio-cryptogranjas: cómo funciona el sistema

El modelo de las bio-cryptogranjas, según sus gestores, involucra un proceso que transforma la basura en riqueza. Para eso, intervienen empresas e individuos que, trabajando en conjunto, extraen del medio ambiente residuos tóxicos y los convierten en cripto-activos. Ese circuito está compuesto por 4 procesos: químico, mecánico, criptográfico y, por último, informático.

Criptogranja 2.jpg
Sarasola: “Va a ser la primera granja de minería de Bitcoin que tenga un efecto positivo para el medioambiente

Sarasola: “Va a ser la primera granja de minería de Bitcoin que tenga un efecto positivo para el medioambiente".

Todo comienza cuando se retiran del medio ambiente los desechos industriales de grandes fábricas o de criaderos intensivos de animales, que pasan a basurales y contaminan. Estos desechos son colocados en galpones redondos, llamados biodigestores, donde mediante un proceso químico, distintas bacterias transforman esa basura en gas metano.

Después, ese gas pasa a ser energía eléctrica que alimenta súper computadoras llamadas mineros. Cada vez que una de estas computadoras logra descifrar un código, se generan nuevas monedas digitales: Bitcoins.

Criptomonedas en un entorno descontaminante

Las bio-cryptogranjas son únicas, asegura Sarasola, porque tienen un efecto descontaminante que el resto no tiene. Quitan la basura del medio ambiente, transformando algo tóxico en algo positivo.

Es decir, existen granjas que utilizan energía solar o eólica, energías renovables que no contaminan el medioambiente, no perjudican. Pero tampoco benefician, sino que son pasivas.

Sin embargo, el factor descontaminante es totalmente revolucionario y posiciona a las bio-cryptogranjas como un modelo ejemplar de minería sustentable.

Bitcoin cayendo.jpg
“Tomamos el residuo que afecta al establecimiento agropecuario y es tóxico para el medio ambiente, y lo convertimos literalmente en Bitcoin”, explica Sarasola.

“Tomamos el residuo que afecta al establecimiento agropecuario y es tóxico para el medio ambiente, y lo convertimos literalmente en Bitcoin”, explica Sarasola.

Cómo es el futuro del proyecto

Actualmente, la empresa de Sarasola tiene varias granjas de minería con energía tradicional en funcionamiento: una en Salta, otra en Trenque Lauquen, y una más pequeña en Tierra del Fuego.

No obstante, toda su atención está puesta en la nueva granja que van a inaugurar en la provincia de Córdoba, la primera Bio-Cryptogranja del mundo.

Va a ser la primera granja de minería de Bitcoin que tenga un efecto positivo para el medioambiente, va a capturar emisiones de carbono. Por eso es tan revolucionaria, porque cambia la ecuación por completo: minar Bitcoins de esta forma será buenísimo para el medioambiente”, asegura el emprendedor argentino.

Y su objetivo es seguir desarrollando y replicando el modelo en toda Latinoamérica, porque, de hecho, al igual que en Argentina, la minería de Bitcoin con biogás y otras energías renovables o limpias se expande en varias partes del mundo.

En definitiva, parece que los críticos de la minería cripto tienen cada vez menos fundamentos para acusar a la industria de dañar el medio ambiente.

s