El fin de Sampaoli debe ser el puntapié para una nueva era en la Selección
SelecciónArgentina

El fin de Sampaoli debe ser el puntapié para una nueva era en la Selección

Antes del fin Sampaoli comenzó a escribir su propio destino. El fin no fue Kazan. El fin, para los dirigentes de AFA que lo invitarán a renunciar, estuvo cerca de su llegada. Como un matrimonio que se divorcia en la luna de miel. Y el desencanto cuando advirtieron al técnico fascinado por el cargo.

Ese encantamiento embriagador por estar con Messi, entrevistarse con los mejores entrenadores del mundo y formar parte del ruidoso fútbol argentino, a Sampaoli no le permitió ver la realidad.

El futuro, aseguran en AFA, será sin el cuestionado Sampaoli. Pero tampoco será cuestión de echar a un técnico todos los años. Otra vez estamos sin estructura de juveniles. Deberán tomar nota que en este mundial Bélgica, Francia e Inglaterra han apostado al largo plazo.

Cuando decimos que hay que volver a las fuentes, es recorrer el país con verdaderos maestros que detecten talentos para después hacerlos crecer, implementar un método de acuerdo a los cambios que en el fútbol de hoy se produjeron. Hay que enseñar de verdad a jugar al fútbol.

Con Sampaoli se irá de la selección el grueso de una generación marcada por finales perdidas y un fracaso rotundo en Rusia. Pero sobre todo, se irán jugadores con procedimientos poco claros, que han incidido en la elección de entrenadores pero que luego los abandonaron ante el primer traspié. Un grupo que no supo preguntarle a Messi que le pasaba. Que no se expresan ante la derrota, que no hacen los duelos como corresponde. Demasiado oscuridad hubo en la selección, desde la claridad de procedimientos dejaremos las sospechas que tenemos.