La guerra fría de la AFA: las razones de la grieta entre Tapia y Angelici
SelecciónArgentina

La guerra fría de la AFA: las razones de la grieta entre Tapia y Angelici

La grieta llegó a la AFA y se profundiza a partir del fracaso en el campeonato del mundo. Tapia-Angelici representan el poder de la AFA, y sus gustos por un técnico u otro, exhiben sus diferencias. Lo que decantó por la selección, ya se advertía en cuestiones de menor exposición mediática.

Mientras el presidente de la AFA plantea un lapso de hasta 6 meses para elegir al técnico de la selección, su vicepresidente con poderes supremos instala a Alejandro Sabella como manager.

Esta claro que los gustos de Tapia pasan por seducir a Mauricio Pochettino. Casi un imposible. Hoy los técnicos de la élite (Pochettino desestimó un ofrecimiento del Real Madrid), no dirigen selecciones.

Entonces hay que apuntar a lo terrenal. Y dentro de esa búsqueda no están convencidos de nada ni de ninguno. Y entonces ahí se entiende por qué no tienen apuro.

Por su parte, Angelici cree necesaria la figura del manager. Tapia la considera estéril. Prefiere que se elija antes a un coordinador de las selecciones juveniles. Y luego al entrenador de la mayor.

Hasta el predio de Marbella es objeto de visibles discrepancias: mientras Tapia lo justifica desde la presencia de casi 1000 pibes argentinos jugando en las juveniles de los clubes europeos, al presidente de Boca le parece un absurdo.

Aquella alianza para llegar al poder de la AFA se intuía forzada y oportunista. Los estilos de conducción son diferentes. Ambos en este tiempo jugaron una pulseada silenciosa. La salida de Sampaoli y el incierto rumbo de la selección se encargará de mostrar sus vanidades y sus miserias.