icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
FÚTBOL

Tapia terminó con la grieta en la AFA y todos están adentro

Tapia terminó con la grieta en la AFA y todos están adentro
Tapia juntó a los cinco grandes para seguir como presidente de AFA.

Bien de abajo, como en su vida, donde comenzó de barrendero. Ex futbolista, empezó como dirigente en el club donde jugó al fútbol, Barracas Central. De allí, saltó a la AFA subiendo escalón por escalón y dejando atrás la división de dirigentes paso a paso. Claudio Chiqui Tapia podría ser considerado uno de los políticos más destacados del último lustro. Con su discurso inclusivo, se convirtió en una máquina de aglutinar poder.

Empezó siendo el hombre fuerte de Hugo Moyano, se enamoraron mutuamente con Daniel Angelici por conveniencia (dejar años atrás a Marcelo Tinelli fuera de la AFA). Forjó una amistad con Messi y sus laderos con la blanca y celeste (viajando por el mundo y mimando a las estrellas de la selección). Se hizo fuerte con los dirigentes del ascenso y del interior para ganar las elecciones en la casa madre del fútbol argentino en 2017, aprovechando las esquirlas de aquel 38-38 entre Segura y Tinelli.

Con 3 años como presidente y con uno más de mandato, visualizó que podía darle un golpe letal a la Superliga y no perdió tiempo. Primero sumó a Tinelli, poniéndolo a manejar la futura Liga Profesional de la Argentina y luego convenció a Rodolfo Donofrio con una de las vicepresidencias de la AFA.

Tapia encontró un aliado en Messi.
Tapia encontró un aliado en Messi.

Siempre conversó con Jorge Amor Ameal y también le prometió poder, aunque era necesario correr a su ex socio polìtico, Daniel Angelici. Sin renuncia del ex vicepresidente de Boca a su cargo en la AFA, necesitaba elecciones, con ellas, el ex ladero de Mauricio Macri, estaría afuera de la mesa chica del fútbol argentino.

En resumen, todos adentro. Siempre tuvo el ascenso y el interior. Ahora los cinco clubes grandes tienen responsabilidades importantes en la AFA. De los seis vicepresidentes (antes eran 3), cuatro son de equipos grandes: Ameal (Boca), Donofrio (River), Tinelli (San Lorenzo), Moyano (Independiente), más Guillermo Raed (interior) y Marcelo Achile (Defensores de Belgrano, por el ascenso). Víctor Blanco (Racing) mantuvo el trascendente cargo de secretario general.

La grieta que no que no pudieron o no quisieron terminar en el país ni Cristina Fernandez de Kirchner, ni Macri, pasó a ser historia en la AFA por el manejo político de Tapia. Fueron claves sus laderos históricos, Pablo Toviggino y Daniel Ferreiro, estrategas del voto del interior y del ascenso, del cambio de estatuto, de la modificación de la fecha de las elecciones. Algo insólito, a 10 meses del fin de mandato (expira en marzo de 2021), se vota la reelección hasta 2025. Es decir, quedan, desde ahora, mínimo 5 años más de Tapia presidente. Ni la pandemia pudo detener el objetivo del amigo de Messi, quedarse instalado en el sillón que llevó a Julio Grondona a ser uno de las personas más influyentes del fútbol mundial.

por Darío D'Amore
SUBIR

Show

NWS

Poder