voluntad

El contador de los Kirchner declara ante Bonadio, que debe definir si lo acepta como arrepentido

El contador de los Kirchner declara ante Bonadio, que debe definir si lo acepta como arrepentido

Qué pasa. Víctor Manzanares fue llevado hoy nuevamente al despacho del juez federal Claudio Bonadio, ante quien ya declaró con anterioridad varias veces, mientras se espera si el magistrado lo acepta como arrepentido en la causa de los cuadernos.

Manzanares, ex contador de los ex presidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández, llegó a los tribunales esposado, con chaleco antibalas y custodiado por personal de seguridad.

Manzanares ya había declarado ante el fiscal Carlos Stornelli, a quién proporcionó datos sobre el pago de "retornos", en la obra pública, en línea con las revelaciones del chofer Oscar Centeno, caso conocido como "los cuadernos de la corrupción".

La intención de Manzanares es que Bonadio lo acepte en el Programa de Imputados Colaboradores del Ministerio de Justicia, para mejorar su situación procesal, en la causa en la que se investigan los presuntos delitos de asociación ilícita, lavado de activos y cohecho.

En el sumario la ex presidenta Cristina Fernández está procesada con prisión preventiva, confirmada por la Cámara Federal, pero no fue detenida por los fueros como senadora nacional.

En cambio, el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido (que fue sometido a desafuero) está en prisión, al igual que el ex secretario de esa cartera, Roberto Baratta, ambos procesados con prisión preventiva.

Centeno era chofer de Baratta y escribió en sus "cuadernos" los detalles de las supuestas entregas de dinero a cambio contratos de obra pública.
En la causa también fueron procesados decenas de empresarios, algunos de los cuales evitaron ir a prisión luego que se homologaran las declaraciones que hicieron como "arrepentidos". Ante Bonadio, Manzanares era asistido por sus abogados Alejandro Baldini y Roberto Herrera.

s