'Rápidos y Furiosos': La historia de Han Lue en 'Tokio Drift' que nunca se supo hasta ahora

Uno de los personajes más queridos de las películas de Rápidos y furiosos tiene una historia que fue revelada recientemente. 
Han aparece en tres de las películas de Rápidos y furiosos

Han aparece en tres de las películas de Rápidos y furiosos

Las películas de Rápidos y Furiosos son una de las franquicias más exitosas del cine. Además de Brian y Dom, uno de los personajes más queridos de la saga ha sido Han Lue que apareció por primera vez en la película Tokyo Drift, donde tristemente falleció pero su regreso según el tráiler de Rápidos y furiosos 9 tiene muy emocionados a los fans de la saga.

Han Lue fue el mentor de Sean Boswell pero muere durante una carrera callejera y Sean busca vengar su muerte. Pero, al parecer, no estaba muerto o según se ve así en una de las películas de la saga.

Sin embargo, Dom y Han tienen historia detrás de los hechos que se registraron en la película de Tokio Drift. La historia del par se exhibió en Fast & Furious V cuando Han ayudó a Dom a robar camiones. En una película que se estrenó cinco años después de Tokio Drift, pero que técnicamente tuvo lugar antes, cronológicamente. Han se unió a Dom y su tripulación para robar $ 100 millones de un empresario corrupto en Brasil.

En una de las películas Han recibió un recorte de aproximadamente $ 10 millones de dólares. Él y su nuevo interés amoroso, Gisele Yashar, tomaron sus ganancias y viajaron por Europa.

Tanto Han como Gisele regresaron para ayudar a Dom y al equipo a enfrentarse a Owen Shaw en Fast and Furious 6. Gisele fue asesinada en el gran enfrentamiento, que llevó a Han de regreso a Tokio, donde abrió su nuevo garaje, vinculando a los eventos de Tokio Drift. La escena posterior a los créditos de Fast and Furious 6 reveló una mejor visión de la muerte de Han de la mano del hermano de Owen, Deckard Shaw, estableciendo el conflicto para Furious 7.

¿De qué va Rápidos y Furiosos: Tokio Drift?

Sean Boswell es un chico que no acaba de encajar en ningún grupo. En el instituto es un solitario, su única conexión con el mundo de indiferencia que le rodea es a través de las carreras ilegales, lo que no le ha convertido en el chico favorito de la policía. Cuando amenazan con encarcelarle, le mandan fuera del país a pasar una temporada con su padre, un militar destinado en Japón, que vive en un diminuto piso en un barrio barato de Tokio.

En el país donde nacieron la mayoría de los coches modificados, las simples carreras en la calle principal han sido sustituidas por el último reto automovilístico que desafía la gravedad, las carreras de "drift", una peligrosa mezcla de velocidad en pistas con curvas muy cerradas y en zigzag. En su primera incursión en el salvaje mundo de las carreras de "drift", Shaun acepta ingenuamente conducir un D.K, el Rey del Drift, que pertenece a los Yakuza, la mafia japonesa. Para pagar su deuda, no tiene más remedio que codearse con el hampa de Tokio y jugarse la vida.

s