Nuevos paradigmas

Las PyMES aceleran la implementación de un modelo híbrido de trabajo

La pandemia profundizó una tendencia que ya se venía manifestando. Los colaboradores prefieren hoy el bienestar. Si bien muchos valoran la sociabilización, también pretenden un tipo de trabajo semipresencial.
Rodrigo Porto
Christian Dátola
por Rodrigo Porto | por Christian Dátola |
Las empresas PyMES están adoptando métodos híbridos de trabajo que combinan presencialidad y home office.

Las empresas PyMES están adoptando métodos híbridos de trabajo que combinan presencialidad y home office.

Como vimos en los últimos meses, la pandemia aceleró los cambios tecnológicos que venían dándose recientemente y surgieron nuevas tendencias orientadas hacia una nueva realidad a la que las empresas PyMES deben adaptarse.

Dentro de este escenario, la transformación digital facilitó el avance del teletrabajo a nivel global y ese fenómeno empieza a replicarse en Argentina, de acuerdo a lo expresado por referentes del rubro a nivel local.

Según un relevamiento de una consultora internacional para Argentina, el 43% de las empresas definió no retornar al lugar de trabajo en el corto o mediano plazo. Y de esta manera, se impuso el modo híbrido de trabajo.

Este escenario trastocó las expectativas de las personas en relación con el lugar desde dónde trabajar.

La pandemia profundizó una tendencia que ya se venía manifestando. Los colaboradores prefieren hoy el bienestar, poder equilibrar su vida laboral y personal. Si bien valoran la sociabilización, también pretenden un tipo de trabajo semipresencial y por proyectos, en donde se resalte el funcionamiento del equipo, a la vez que la responsabilidad individual y grupal.

En ese sentido, la chance de presentar un modelo híbrido es un factor de atracción en un nuevo paradigma de trabajo.

En paralelo también son conocidas las posturas de algunas grandes multinacionales en el mundo que, si bien sostuvieron la productividad, reconocen el plus que la cercanía y el body – language brindan a los procesos de innovación. Por caso, Facebook, Twitter y Google fueron noticia en los últimos días por anunciar el retorno a las oficinas y se encontraron justamente con esa resistencia. Como resultado, las compañías comunicaron una baja en los salarios de aquellos empleados que quieran seguir trabajando a la distancia, alegando la medida a un ajuste en el programa de beneficios

En una entrevista exclusiva para la vertical PyME de A24.com, Daniela Mora, Directora de Personal del Grupo Omint, indicó que “la pandemia vino a acelerar un cambio en el modelo de trabajo, que previamente ya existía en varias organizaciones”.

Daniela Mora Simoes.jpg
Daniela Mora, Directora de Personal del Grupo Omint.

Daniela Mora, Directora de Personal del Grupo Omint.

“Se trata de un modelo híbrido: parte del trabajo en la oficina y la otra parte en la casa o en el lugar que disponga la persona”, aclaró.

Según la experta, “vamos a un modelo híbrido. Nosotros tenemos unidades asistenciales que seguirán siendo presenciales, pero otros servicios asistenciales que se daban de manera presencial, migraron a un modelo virtual, como por ejemplo la telemedicina”.

“Con respecto a los puestos administrativos, ya hemos comunicado que tenemos previsto llevar adelante un modelo híbrido en la pospandemia. La idea es que trabajen 3 días en la oficina y los otros dos en el hogar o en el lugar que la persona quiera trabajar”, señaló Daniela.

Y agregó: “Hicimos cursos para saber si la gente (personal administrativo) quería mantener este sistema híbrido y el 98% nos dijo que sí”.

“Los que hoy nos demandan mantener los espacios de sociabilización son los más jóvenes, que son los que más padecieron el aislamiento, porque las familias agradecieron el modelo híbrido porque así pudieron cuidar a sus niños”, subrayó Daniela.

Por su parte, Edith Pecci, CEO de HR Strategy y co-fundadora de Evolution Simple Payroll, admitió que “la mayoría de las empresas PyMES de servicios no estábamos acostumbrados a trabajar con el modelo virtual, sí quizá las empresas de software. Con lo cual teníamos como un temor a la pérdida de control”.

Edith Pecci.jpg
Edith Pecci, CEO de HR Strategy e integrante del Comité de IDEA PyME

Edith Pecci, CEO de HR Strategy e integrante del Comité de IDEA PyME

“Solo teníamos la posibilidad de teletrabajo para los papás o mamás durante el primer año de nacimiento de sus hijos. O alguien que debería trasladarse a otro lugar”, expresó Edith, que también es integrante del Comité de IDEA PYME.

Al respecto, aseguró que “en la pandemia nos dimos cuenta que ya teníamos todo organizado para trabajar de esa manera. Lo vimos como algo positivo porque la interacción se mantuvo”.

“Obviamente que hay diferencias dentro del rubro industrial. La persona que por ejemplo debe elaborar un alfajor u otra línea productiva, debe estar físicamente porque tiene que utilizar maquinaria y equipamiento que no se pueden manejar de manera remota. Pero la persona que toma pedidos o realiza la facturación puede hacerlo vía online", explicó.

Según Pecci, “no hay vuelta atrás a la hora de trabajar 7x5 de manera presencial para quienes están en oficinas. Muchas empresas están abandonando sus oficinas físicas, fijas, que les demandan un costo alto”.

“Cambian a un sistema de coworking, entre otras modalidades. Las PyMES pueden hacer el modelo remoto”, enfatizó en la charla con la vertical PyME de A24.com.

Finalmente, Diego Ortega, vicepresidente de Pullmen, remarcó que “las empresas están empezando a implementar estos sistemas mixtos, como si fueran burbujas de colegio, con oficinas bien ventiladas y poca gente por turno”.

Diego Ortega Pullmen.jpg
Diego Ortega, Vicepresidente de Pullmen

Diego Ortega, Vicepresidente de Pullmen

“Está sucediendo que los trabajadores están rechazando el regreso a la oficina, porque muchos ya tienen su vida familiar organizada de esa manera, y muchos por miedo al contagio”, ilustró el representante de la firma especializada en recursos humanos.

“Estamos muy preocupados porque vemos esto en varias empresas. Por eso trataremos de mantener el diálogo de manera personal e individual, porque es algo muy particular”, destacó Diego.

“Porque el compañero de la persona que no quiere volver a la oficina, quizá sí quiere volver porque está cansado de estar en la casa”, agregó.

“Nuestra idea es que esta vuelta a la oficina no excluya y obligarlos a una vuelta es un tema muy subjetivo y sensible. Tratamos de acercarnos al individuo”, manifestó el ejecutivo.

-

Últimas Noticias

s