Tips para empresas

Martín Palermo: las pymes deberían aplicar este truco súper motivador que usaba el goleador

Se trata de una excelente herramienta para que lo imaginado pase al plano de la realidad. Cuál es el secreto de Martín Palermo y cómo pueden aprovecharlo las pymes.
Gonzalo Otalora
por Gonzalo Otalora |
Martín Palermo

Martín Palermo, el Titán del Gol, implementaba esta técnica antes de los partidos. 

Nada más frustrante para un emprendedor que concretar una reunión con un prospecto y salir con las manos vacías.

O ir a una rueda de negocios y sentir que nuestra participación no fue brillante, más bien tibia. Lo mismo le pasa a un goleador cuando termina el partido y no abrió el marcador.

Martín Palermo, el ex goleador de Boca, tenía una fórmula para motivarse y aumentar su rendimiento, que es sencilla y fácil de aplicar a cualquier negocio o puesto de trabajo.

Esta técnica la cuenta en su libro autobiográfico publicado hace algunos años, Titán del Gol y de la vida.

Qué hacía Palermo, antes de cada partido

Fabricaba goles. Es decir, visualizaba a los rivales, la cancha, sus compañeros e “inventaba” jugadas, reacciones, que siempre terminaban en Gol!!!

Ese ejercicio de visualización, de programación mental, lo llevaba a reaccionar en la cancha casi de manera idéntica a lo que había soñado.

Los goles más increíbles que convirtió, él, alguna noche, los soñó. Fabuloso, ¿verdad?

Ésa fue, según él, una de las grandes claves de su éxito. Tanto para meter goles, cómo para recuperarse de situaciones dramáticas: sus dos lesiones, en la rodilla y en tobillo y la fatídica noche que erró tres penales y se convirtió en un récord Guinness.

Vos podés y debes aplicar esta misma fórmula antes de cada reunión crucial.

En los entrenamientos de pitch & storytelling aplicado a ventas que realizo para emprendedores, empresarios, empresarias y líderes enseño el método Spa.

Una hora antes de ese encuentro crucial (bueno, todos los son) los obligo a caminar durante una hora SOLO para que sueñen que la rompen con algunas instrucciones precisas.

¿Para qué sirve?

Para que cada palabra, cada silencio, cada demostración de producto, sea como un gol de Palermo

Esto funciona porque lo que pensás genera energía y esa energía se la trasladas al cuerpo y el cuerpo le dan señales a tu voz para que suene con entusiasmo, pasión y convicción.

Es insuficiente mentalizarse unos segundos antes de una reunión. Tienes que soñarlo en tu cabeza, vivenciarlo con tu cuerpo y sentir el éxito para estar programado a crearlo.

Para algunos sonará a “vende humo”, otros lo aplican con éxito, como Palermo.

También puedes pensarlo como un calentamiento precompetitivo, que debes hacer horas antes de una presentación y alinear todo tu ser para brillar.

Está técnica no te vuelve infalible, pero sin duda aumenta de forma exponencial las chances de lograr lo que te propones.

Martín Palermo fabricaba su éxito antes que ocurra. Y vos: ¿Estás esperando para fabricar tus éxitos?

(*) El autor de la nota es especialista en franquicias y autor de "Reinventados".

Se habló de
-

Últimas Noticias

s