Energías renovables

Biocombustibles: llegó al Congreso el proyecto de Ley impulsado por Máximo Kirchner

Fijaría el corte mínimo de bioetanol en 12% y el de biodiésel en 5%. Dudas por los tiempos para tratarlo y las facultades de la Secretaría de Energía.
22 de abril de 2021 - 16:43
14 diputados del Frente de Todos y uno del PRO acompañaron el proyecto que trabajó pero no firmó Máximo Kirchner. 

14 diputados del Frente de Todos y uno del PRO acompañaron el proyecto que trabajó pero no firmó Máximo Kirchner. 

Luego de una larga espera y de muchas idas y vueltas, finalmente un proyecto del Gobierno para regular la producción de Biocombustibles en el país ingresó oficialmente a la Cámara de Diputados. Sin la firma de Máximo Kirchner, pero trabajado por él desde finales de 2020, el texto establece un corte mínimo de bioetanol para las naftas del 12%, y del 5% para el biodiésel y la idea es aprobarlo antes del 12 de mayo, cuando caduca el régimen actual. La oposición sembró las dudas sobre los plazos y por las facultades que se le otorgarían a la Secretaría de Energía.

Si bien el documento de 21 páginas y 25 artículos no contiene la firma de Máximo Kirchner, desde el bloque del Frente de Todos le aseguraron a A24.com Agro que se trata de "un armado del Jefe de la bancada". Y que el trabajo viene a resolver la incertidumbre de productores e industriales acerca de la inseguridad jurídica sobre la que apuntaron en los últimos meses desde varios espacios.

“Lo viene trabajando desde finales del año pasado, lo consensuó con empresarios de la actividad y también con otras fuerzas políticas”, dijeron desde el entorno del diputado, hijo mayor de los expresidentes Néstor Kirchner y Cristina Fernández y principal referente del oficialismo, junto a Sergio Massa, en Diputados.

El proyecto le daría vigencia al nuevo marco regulatorio entre el próximo 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2030, con la posibilidad de que el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) extienda, “por única vez”, su vigencia por cinco años más al finalizar el plazo determinado.

Los impulsores también destacaron que prevé la creación de una comisión especial con la presencia de las provincias productoras, y que dispone que tanto el biodiesel como el bioetanol no estén gravados por el Impuesto a los Combustibles Líquidos (ICL) y por el Impuesto al Dióxido de Carbono (ICO2).

“En el caso de la mezcla, el gravamen recaerá solo sobre el componente fósil”, expresaron.

Los cortes

Los artículos 8 y 9 del texto son los que determinan las cantidades a mezclar de combustible generado en origen agropecuario con el de producción fósil.

El artículo 9 detalla que el corte mínimo obligatorio de bioetanol para las naftas deberá ser del 12%. En tanto que el artículo 8 expresa que el gasoil deberá contener un 5% de biodiésel como corte mínimo. Y que puede elevarse en base “al abastecimiento de la demanda, la balanza comercial, la promoción de inversiones en economías regionales, y/o razones ambientales o técnicas”.

Pero también puede ser reducido hasta un 3%. “Cuando el incremento en los precios de los insumos básicos para la elaboración del biodiesel pudiera distorsionar el precio del combustible fósil en el surtidor por alterar la composición proporcional de aquel sobre este último, o bien ante situaciones de escasez de biodiesel por parte de las empresas elaboradoras autorizadas por la Autoridad de Aplicación para el abastecimiento del mercado”, sostiene el artículo 8.

Una facultad a debatir

“No se puede votar la reducción de los porcentajes de mezcla y la concentración de poder y discrecionalidad en la autoridad de aplicación. Es malo para la Argentina”, sostuvo el diputado Alejandro “Topo” Rodríguez, diputado de Consenso Federal por la provincia de Buenos Aires.

Lo que sostienen desde el espacio comandado por Roberto Lavagna en la cámara baja es que se trata de uno de los puntos más álgidos a debatir. El texto otorgaría a la Secretaría de Energía, que sería la autoridad de aplicación, la función de “establecer y modificar los porcentajes de mezcla mínima obligatoria de los biocombustibles con gasoil y/o nafta y garantizar su cumplimiento, de acuerdo a las condiciones establecidas en la presente ley”, según lo que detalla el artículo 3 inciso F.

“La ley establecería un corte mínimo y por otro lado facultarían al secretario de Energía para que modifique a su criterio esos porcentajes”, planteó un diputado ante que apunta a la prórroga del régimen actual, ante la consulta de este medio.

Topo-Rodriguez-03-07-19-2-810x552.jpg
Alejandro "Topo" Rodríguez, del lavagnismo, apuntó contra "el poder y la discrecionalidad" que otorgaría la nueva ley de Biocombustibles.

Alejandro "Topo" Rodríguez, del lavagnismo, apuntó contra "el poder y la discrecionalidad" que otorgaría la nueva ley de Biocombustibles.

El marco regulatorio vigente vence en menos de un mes: el 12 de mayo concluirá la normativa actual, que justamente había sido votada por el propio oficialismo en Senadores, a finales del año pasado. A darle la media sanción restante a esa prórroga es hacia donde apuntaban desde varios espacios en Diputados, y sobre todo desde las provincias más relacionadas a la producción de combustible proveniente del agro.

Córdoba, Santa Fe y Tucumán son las provincias en las más había calado este debate.

Lo que dicen desde el Frente de Todos

El diputado por Santa Fe Marcos Cleri atendió el llamado de A24.com Agro y defendió la presentación en Diputados, y remarcó el espíritu de unidad en el Frente de Todos en relación a este nuevo proyecto.

“Lo que pasó en Senadores ya está. En un momento los senadores contemplaron la posibilidad de la prórroga, pero ahora entre diputados y los propios senadores hemos podido construir un nuevo marco normativo muy positivo para el sector y la Argentina”, manifestó Cleri.

Marcos-Cleri-768x512.jpg
Cleri defendió el proyecto de Ley sobre biocombustibles que presentó el oficialismo en Diputados, de la mano de Máximo Kirchner.

Cleri defendió el proyecto de Ley sobre biocombustibles que presentó el oficialismo en Diputados, de la mano de Máximo Kirchner.

Su firma y la de otros 13 diputados más del Frente de Todos fueron las que acompañaron el proyecto. Se trata también de Omar Felix (Mendoza), Pablo Yedlin (Tucumán), Mabel Carrizo (Tucumán), Mario Leito (Tucumán), Carlos Cisneros (Tucumán), María Carolina Moisés (Jujuy), Gabriela Estevez (Córdoba), Eduardo Fernández (Córdoba), Pablo Carro (Córdoba), Alejandra Obeid (Santa Fe), Pedro Martínez (Santa Fe), Alcira Figueroa (Salta) y Marcelo Casaretto (Entre Ríos).

Y se sumó un diputado del PRO: Domingo Amaya, de Tucumán, donde la producción azucarera de la provincia sigue muy de cerca los pormenores en el tema.

“Se ha logrado un consenso en base a que el proyecto de Ley representa las necesidades de cada una de las provincias y lo referido al sector. Se ha dialogado con todos y cada uno de los espacios para construir esta muy buena ley, que tiene un gran consenso y que acompaña el modelo de desarrollo productivo nacional”, expresó Cleri.

En relación al contrapunto sobre las facultades que se le otorgarían al secretario de Energía, Cleri sostuvo que la ley “debe ser tomada manera integral y tiene un capítulo sobre sustitución de importaciones. Cuando se pueda poder en práctica ese capítulo para limitar la importación de combustibles fósiles, que se pueden reemplazar por biocombustibles, entonces el corte establecido puede elevarse sin techo. Y asimismo se aplica un criterio que es el que hoy está vigente y consensuado entre la Secretaría y las Cámaras del sector: reducir el corte para poder “darle precio” a la industria pero que no tenga un impacto en el precio del gasoil y las naftas al ciudadano”, explicó Cleri.

“Se trata de una herramienta que tiene la autoridad de aplicación para poder ir acompañando un modelo productivo, que las plantas funcionen pero que a la vez que no haya un impacto en la micro y la macro economía”, concluyó el diputado.