RESPUESTA AL PRESIDENTE

El precio de la carne: en la cadena creen que en diciembre podría haber problemas de abastecimiento

Lo aseguró Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa de Ganados y Carnes, por la baja ocupación en corrales de engorde. Las PASO y las declaraciones del Gobierno.
Aseguran que la alta rotación en los corrales afectaría el consumo de carne a fin de año.

Aseguran que la alta rotación en los corrales afectaría el consumo de carne a fin de año.

La carne, uno de los productos estrella a la hora de las compras de fin de año, según los especialistas podría ser un dolor de cabeza para muchos. Si bien en términos de consumo queda mucho por delante, en el calendario productivo ya hay elementos que siembran dudas. “La información que tenemos es que los corrales se están vaciando y que están al 60% de su ocupación, y a la baja. En diciembre lo vamos a notar”, expresó Dardo Chiesa, coordinador de la Mesa de Ganados y Carnes. Es uno de los efectos que en la cadena de producción alertan como una de las consecuencias de los cupos a la exportación que rigen desde mayo y que el Gobierno extendió hasta fines de octubre.

“Si vos hablás con la gente de los feedlot te van a decir que novillos pesados para la ventana de noviembre ya no hacen más. Hoy el negocio vuelve a ser el novillito liviano, de 330 kilos. Cuando hacés eso acelerás el ritmo de rotación y tenemos menos terneros. Con lo cual va a presionar sobre los terneros y te van a faltar luego”, remarcó el dirigente de la carne durante una entrevista con la radio FM Led.

Precisó que “noviembre lo vamos a pasar, pero sucederá de diciembre para adelante”.

Desde la cadena le atribuyen ese efecto a las medidas oficiales hacia el sector. “Si necesitás crecer y dar empleo para que la gente tenga más plata en el bolsillo, estas ideas son contraproducentes”, sostuvo Chiesa acerca de la prórroga que comunicó la Casa Rosada con respecto a las exportaciones de cortes de carne bovina, a fines de agosto.

Dardo Chiesa.jpg
Para Chiesa,

Para Chiesa, "hay gente en el Gobierno que aún sueña con 70 kilos por persona al año en consumo de carne"

“Nos quieren subir a una contienda”

Pero también le dedicó unas palabras a los dichos del Presidente de la Nación hacia el sector, en el cual habló de una “avaricia” en el sector frigorífico.

“Puede ser que sea una provocación para que reaccionemos. Más allá de las diferencias de opinión, las reuniones con el Gobierno habían sido de absoluto respeto y comprensión, a pesar de las decisiones que luego tomaran. Pero ayer con la palabra “avaricia” se cruzó una línea. Porque además es injusto: el 70% de los ingresos ganaderos se los lleva el Estado”, graficó.

“Todos nos llamamos a la prudencia para que esto no entre como un argumento electoral. A lo mejor nos quieren subir a una contienda a la que no queremos participar”, sostuvo Chiesa.

Desde la Mesa de Ganados y Carnes revelaron que pese a las continuidades de las medidas oficiales, el contacto con los portavoces del Gobierno no tiene la fluidez de otros momentos. Y que no hubo contactos con Luis Basterra ni con Matías Kulfas, ministros de Agricultura, Ganadería y Pesca, y Desarrollo Productivo.

Carne y elecciones

“Cuando se decidió postergar la medida hasta el 31 de octubre, básicamente nos dimos cuenta que se decidió priorizar el lado del mostrador del consumo por encima del de la producción. Evidentemente hay muchísimos más votos del otro lado que del nuestro. Si el objetivo era bajar el precio y cercenando exportaciones porque inundás el mercado de la carne, bueno, sí, lo van a lograr, en el corto plazo sí. Pero en el largo va a faltar la carne”, sostuvo Chiesa.

Y graficó: “Se empieza a romper el sistema de producción. Esto va a pasar y no necesitamos la bola de cristal. Estamos viviendo el camino que transitamos de 2007 en adelante”.

Los especialistas en hábitos de consumo ligados a la Mesa de Ganados y Carnes sostienen que hoy Argentina consume 117 kilos de proteína animal per cápita al año, a comparación de los 100 que ostentan los países más desarrollados. A ese cuadro comparativo hay que agregarle los 165 kilos que produce el complejo productor argentino, lo cual ubica a esa diferencia entre lo consumido localmente y lo producido, como el motor central de la exportación del sector.

“Tenemos 10 millones de cabezas menos que en el 2008 y 10 millones de habitantes más. Podemos seguir jugando a la perinola con la carne, pero no podemos evitar el crecimiento demográfico. Hay que apuntar a una mayor producción. En eso el modelo uruguayo es extraordinario: tienen 12 millones de vacas y son 4 millones de habitantes”, explicó Chiesa.

Y aseguró que en la coalición de Gobierno actual “hay gente que todavía sueña con los 70 kilos de carne vacuna por habitante al año, de los años 70’ y 80’. Eso no va a volver a pasar nunca más”. Entre los factores que explican ese cambio también está, además de lo demográfico, los consumidores que eligen alimentarse sin carnes de ningún tipo, que representan un 7% del mercado.

Se habló de
s